AM quiere picar en punta y Artime suena fuerte

AM quiere picar en punta y Artime suena fuerte

En Acción Marplatense no se quieren equivocar. Piensan que han hecho un buen gobierno y creen tener la certeza que el de Carlos Arroyo junto al radicalismo es malo, “van para atrás”, dicen. Creen que podrán generar un propuesta de futuro que resulte convocante para todos los marplatenses que no están conformes con el rumbo actual de las ciudad. 

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

Por eso se propusieron en 2016 mitigar los daños de la derrota pasada y rebatir los ataques que desde Cambiemos les propinaron sin asco. “Hay que trabajar, proyectar y fortalecer equipos, porque si no, con tres años mas así, vamos a tener que clonar a Peralta Ramos y a Pedro Luro para una nueva fundación que reconstruya lo que van a dejar”, suelen exagerar ante los militantes y afiliados que en la reunión abierta de los miércoles cargan tanques para las caminatas de los fines de semana repartiendo plantas e invitando a las capacitaciones en oficios.

Les gusta hablar de los cursos de la fundación y de los 3.000 alumnos que este años pasaron por ellos. Prefieren hacer un detalle de cada capacitación ofertada antes que descubrir en público sus cuitas y tácticas electorales. Pero tienen de ambas.

De las primeras, algunas se presentan en forma de factura para Pulti. “El fue el inventor de Bonifatti, fue su delfín y el elegido para la primera candidatura a concejal del año pasado, muchos tuvieron que postergar aspiraciones legítimas para no cuestionar una decisión en medio de la batalla electoral, pero resulta que ahora el Petiso además de ingrato se ha convertido en un soberbio intratable, ni siquiera aparece por el partido que preside y no hay forma de que se haga responsable de trabajar en la formalidad”, dicen, agrios, quienes siguen pensando que Pulti es el líder histórico de AM pero que callar ante los errores no sirve. Según pudo saberse, de los 18 miembros de la mesa de Acción Marplatense 15 no responden al presidente ausente. Los 15 sesionan, deciden y administran el partido en medio de la rareza que supone el retaceo de la presencia con que el otrora delfín retribuye el esfuerzo que todos hicieron para que ocupara una banca.

En cuanto a la táctica, la cosa es diferente: Deliberan con pasión. “No la vamos a dejar pasar”, (a la próxima instancia electoral) dicen entusiasmados. La inmensa mayoría del Partido de la Ciudad está lanzada a la construcción de la alternativa para la legislativa. Artime suena fuerte para encabezar la lista de concejales de 2017. Laserna, Aiello, Tacone y Alveolite junto a Pulti y la “rama femenina” encabezada por Claudia Rodríguez ( y que tiene cada vez más fuerza y predicamento en la vida de AM) han constituido un bloque homogéneo de decisión. “Será uno de ellos”, aseguran “nuestro primer candidato a concejal”, habrá también militantes de la juventud y acuerdos con otras fuerzas con las que están elaborando coincidencias sobre el desarrollo futuro de la ciudad.

Conversan con todo el mundo, se mueven por diferentes andariveles y tratan de fortalecer la identidad del partido vecinal. “Vamos a hacer lo que resulte mejor, tenemos visión de futuro, experiencia, proyectos y legitimidad para renovar Acción Marplatense de verdad; nuestras propuestas serán la mejor arma para crecer y volver a gobernar. El partido demostró ser útil para los vecinos, porque Arroyo con los radicales atrasan, caminan hacia el pasado, y cuando terminen no creemos que nadie tenga ganas improvisar”. Todo lo dicen con la esperanza sobredesplegada con que los políticos invitan a la épica que ellos, antes que nadie, se tienen que creer.

Empezó el precalentamiento

Hasta hoy la interna del “pultismo” había sido celosamente resguardada del acoso periodístico, pero es la primera vez que voces internas hablan, si bien oficiosamente dado el off the record respetado, son “ellos” los que hacen las revelaciones largamente detalladas más arriba. Estas abren, a la vez, el espacio a las especulaciones referidas a los otros partidos y espacios políticos. Curiosamente, éstas apuntan más a las candidaturas eventuales a la intendencia de 2019 que, a las listas de concejales para el año próximo. Esto se advierte más claramente en el Frente Renovador o por lo menos la profusión de la pintada en los muros por parte de Lucas Fiorini lo hace presumir.

En el mismo ámbito partidario se advierte el inicio de campaña del diputado nacional Facundo Moyano, a veces compartiendo la escena con el jefe del bloque de concejales. Pero, el hijo de Hugo, ya cuenta con una agrupación presidida por Ariel Grecco y sus familiares de la rama de los Cortez de larga militancia peronista barrial. Y vaya saber quién es el “Abel, el mejor”, (sobre todo comparado con Caín) que según lo comenta en los muros, sin abrir diálogo y guardando el secreto, algo quiere ser, pero sin lograr despertar el mínimo interés. Intrigantes y presuntuosos de conocer todos los arcanos aseguran que sería “una jugada de Juan Garivoto”.

En el PJ pareciera que la muy activa diputada nacional Fernanda Raverta aspira a la jugada local máxima en el 2019. Activa como nunca lo hiciera nadie defendiendo y peleando las inquietudes marplatenses en el Congreso y se abre a todas militancias peronistas acortando tradicionales diferencias etarias, de matices y de orígenes. Coincidiendo en el campo con Juan Manuel Rapacioli también buscan activar constantemente el fuego y la mística peronista por excelencia. Y sin diferencia porque el periodista sólo habla de la jefatura partidaria. Pero ya surgió alguien que si bien cerca de él sólo se ocupa de la primera concejalía, todos adivinan que detrás de ese paso está el sillón de Luro e Yrigoyen para el 2019. Es decir, hablamos de Carlos Cheppi con Pablo Vacante, Susana Salerno, quizás “los Descas”, el compadre Retamoza y otros. La aspiración a senador provincial registraría con todavía no abierta manifestación a un viejo militante muy conocido en tiempos de reinado garivotista. Y ya llegará el tiempo en que hablen uno o dos de los nombrados en renglones anteriores que, sospechosamente, hacen como que no les interesa la banca. Los radicales que tienden a parir en cualquier momento conflictos de órdago, sólo observan la bronca desatada de Vilma Baragiola, la autoerigida candidata a senadora, orgánica como siempre, amenazando “con o sin el apoyo del partido”. En tanto Maxi Abad sólo quiere que ni le hablen de la Municipalidad.

Tampoco nadie quiere hablar de un “frente”, pero todos saben que cabría perfectamente en un escenario tan voluble como el actual, máxime si se acuerda quién va por la senaduría y quién por las concejalías.

Casi como disimulando aparece desde el lado del Puerto un hombre de ese sector tan poderoso, tan agredido con malas políticas y tan harto de las incumplidas promesas, un hombre del palo. Creó un partido, hace reuniones constantes con todos los sectores, -empresariales, sindicales, vecinales y deportivos-, pero del amplio barrio de Juan B.Justo para allá y pinta las paredes por su “Mar del Plata Puerto Región” y ahora ya se le anima a atacar a las indefensas paredes con su solo nombre “MPR-Daniel Sosa”, pero tiene todas las afiliaciones que exige la ley.

Más blindaje para Arroyo

Muy clarito está para María Eugenia Vidal que Arroyo debe ser blindado para seguir sosteniendo para el crecimiento del PRO la gestión del municipio más grande ganado por “Cambiemos”. Esta necesidad se refuerza por sí sola cada vez que se conoce una nueva encuesta, como la que emanó ayer nomás del estudio de Julio Aurelio. Y ahora ya conoce esa preocupación y esa exigencia toda la familia del jefe comunal. Un nuevo paso hacia el acompañamiento, además de todo tipo de asistencia, obras y aportes, vendrá del campo político.

El anunciado inminente ministro de Gobierno Joaquín de la Torre, hombre de la política, peronista que se abrió de Massa, será el encargado directo del contacto señalado. Precisamente el sábado almorzaron en restaurante céntrico De la Torre y Arroyo. Hubo una larga sobremesa con la incorporación, en calidad de oyente, de un voluminoso, pero activo integrante de elenco del intendente, también con paso massista. Se asegura que el ministro hará el seguimiento de la problemática de la economía y de la producción, ya anduvo hace un tiempo interiorizándose de la pesca.

Nos sacan 500 palos verdes

Precisamente hablando de la pesca hasta la dirigencia sindical que leía y escuchaba cómo era la cuestión no pudo menos que poner el grito en el cielo en las últimas horas. El subsecretario nacional de la pesca Matías Gerpe con el increíble apoyo del marplatense Di Leva decidió en el Consejo Federal Pesquero imponer restricciones a la pesca de calamares. Pero dejó la actividad prácticamente al arbitrio de los “poteros”, casi es decir de los chinos. El despropósito apenas si encontró la resistencia mediática del titular del MPR, Daniel Sosa.

Ahora se sumaron los sindicalistas Carlos Mezzánico del SUPA y Pablo Trueba de Simape, por supuesto que los empresarios hace rato bramaban. No sólo es una medida absolutamente irracional para ellos, se habla de una pérdida multimillonaria que oscilaría entre 500 a 700 millones de dólares. El impacto al sector tanto de los patrones como de los trabajadores “es de un mazazo en la nuca”, dijo un anonadado empresario. Parecería que recién el puerto en su conjunto en estas horas comienza a tomar conciencia de la profunda gravedad de la cuestión para toda la actividad y para toda Mar del Plata. Sosa, con experiencia en el tema, desde sus años en la actividad pesquera, como político y como ex funcionario, advirtió la gravedad. Y consecuentemente ha alertado que el problema amerita que el intendente Arroyo se ponga al frente de la defensa de los marplatenses. Pocas veces una millonada de tal magnitud y el trabajo y la vida misma de la gente se ha jugado tan vilmente, vaya a saberse por qué motivo.

¿El cuarteto de oro?

De tan activo, dicen que a veces Maxi Abad se sale de rosca… y hablando de roscas, las exitosas se suelen amasar discreta y disimuladamente. Pero…, Abad reunió a unos 60 franjimoradistas en la Villa Marista para estudiar la política, pero las horas por ahí fueran matizadas con futbolito y fotógrafos listos y rápidos “afanaron” unas fotitos que los hombres grandes y serios de la política regalaron, sin quererlo para la posteridad… y qué hombres: Emiliano Giri, ya con las manos sueltas, Diego Garciarena todavía con las manos sueltas y dos de espíritus sueltos y deportivos Maxi Abad y Tato Serebrinsky. Dicen que después del futbolito -donde Garciarena y Giri, exhibieron sólo habilidad para la defensa- se habría formalizado un truco de seis.

Por un lado Maxi Abad, Tato y Carlos Katz, que estuvo, pero no en las fotos y por el otro los ganadores, robaron todo y con revancha, Giri, Garciarena y el Ruso Katz… El fotógrafo fue corrido a tiempo y no lo registró al Ruso. Los mal pensados se preguntan ¿ahí no se habrá negociado la futura conducción de un organismo autárquico?….

Coment� la nota