PUZZLE POLÍTICO MARPLATENSE: EL ESCENARIO PREVIO A LAS PASO

PUZZLE POLÍTICO MARPLATENSE: EL ESCENARIO PREVIO A LAS PASO
Por: Jorge Penín.

Este domingo hablarán las urnas. Los ciudadanos emitirán su voto y perfilarán una encuesta calificada con vistas a los comicios generales de octubre. El domingo habrá ganadores y perdedores, pero la batalla final será en octubre.

En Mar del Plata y desde el punto de vista de las listas para concejales no hay mayor suspenso sobre los resultados. En donde hay una sola lista será un trámite, para algunas fuerzas el piso del 1.5% puede llegar a ser insalvable, pero en la mayoría de los casos no será problema. En el Frente Progresista Cívico y Social y en el Frente para la Victoria la lucha es por el segundo puesto. No hay dudas de que Vilma Baragiola y Daniel Rodríguez prevalecerán en sus internas respectivas. El segundo puesto encierra cierto nivel de incertidumbre en cada uno de los casos, y según la magnitud de los votos conseguidos podrán o no intercalar espacios en la lista ganadora.

En realidad el gran tema es el de ver quien obtiene mayor cantidad de votos, porque eso puede generar un escenario diferente en la carrera hacia octubre. Es de esperar que Alejandro Ferro, el primero en la lista de ediles de Acción Marplatense, sea el más favorecido en las urnas. Si las cosas salieran así, y con una buena distancia del segundo, no habría mayores sorpresas. En el escenario marplatense, con el nivel de fragmentación, cualquier candidato que pase el 30% podría ganar la elección, de hecho con algo menos también.

El peligro para Acción Marplatense puede ser que muchos de los votantes que en octubre se inclinen por la boleta armada por el intendente, este domingo decidan terciar en la interna del Frente para la Victoria, que presenta cinco variantes. Es porque saben que Ferro no compite con nadie y por la tentación de darle un voto a Etchechuri, a Casasola o a Ponce, por ejemplo, sólo para llevarle la contra a Cheppi podría ser muy tentadora en el votante kichnerista, o bien por darle un voto a la lista del embajador para fortalecer el perfil. Esto debilitaría el caudal de votos que llegue a la lista de Ferro. Eso es lo que marcan algunas encuestas y ese es el temor hoy en el bunker de Acción Marplatense. El intendente salió a enumerar obras que no hubieran podido hacerse si Acción Marplatense no hubiera tenido mayoría en el deliberativo. La construcción del centro cultural y comercial en la antigua terminal es un ejemplo que puso el intendente. Otro signo de que la campaña apretó el acelerador para evitar la fuga de votos kirchneristas a la interna del FPV es el spot de campaña grabado por Scioli pidiendo el voto a Acción Marplatense.

El peor escenario para Gustavo Pulti sería un caudal de votos inferior al 20% con derrota o aún con victoria pírrica. Tal situación podría presentar como un catalizador de los votantes que aseguran que no sufragarían por el kirchnerismo en ninguno de sus ropajes. Hay que aclarar que un escenario de polarización se genera cuando los dos candidatos con mayor intención de votos están muy cerca uno de otro. Si el candidato del partido A tuviera 30% de votos el del partido B 27% y los partidos C y D se situaran en 12% cada uno, lo que ocurriría con el efecto polarización sería que algunos votantes de los partidos C y D migrarían a los candidatos de vanguardia, para que gane “el menos malo”, o en otras palabras para que no gane al que consideran “el más malo”. En otro escenario si el triunfo del partido A estuviera asegurado, en una relación 35% contra 20% del partido B, los partidos C y D tendrían más posibilidades de retener y hasta incrementar levemente la intención de voto. En las Primarias se diluye algo de ese efecto polarización, pues quien obtenga más cantidad de votos entre todos los partidos no ganará ninguna banca. Bastará con superar a las listas rivales en caso de que las haya, o simplemente superar el piso electoral del 1.5%. Sólo será un efecto que configure el escenario con vistas a octubre.

Con esta explicación podemos inferir un escenario complejo para Acción Marplatense si el votante genuino de ese partido no lo acompaña desde el domingo. Lo mismo ocurre para Carlos Cheppi. En las elecciones para intendente consolidó al FPV como segunda fuerza, obteniendo el 21 por ciento de los votos, mientras que Pulti llegó al 40%. Eran otras épocas, pues la presidenta sacó en Mar del plata el 56% y el gobernador Scioli el 59%. En aquella oportunidad Pulti y Cheppi repartieron 2% más de lo que había obtenido la lista más votada del FPV, que fue la de Scioli. Hoy el escenario es diferente. La lista más votada del FPV (Insaurralde), apenas alcanza el entre el 27 y el 30%, según las últimas encuestas. Esto significa que de mantenerse la relación de reparto de votos Acción Marplatense llegaría al 20% y el FPV local al 10%. En ambos casos se verificaría una reducción del 50% de votos.

Ahora, quedaría poco menos del 70% del electorado marplatense que votaría por otras listas y que podría arrojar un ganador diferente al de Acción Marplatense. Una de las claves estará dada en el nivel de corte de boletas de la lista del Frente Renovador. Sergio Massa, según las encuestas de distintas fuentes y pagadas por distintos partidos, sería el candidato más votado en Mar del Plata. Estaría levemente por encima del 30%, mientras que De Narváez llegaría al 15 o 16% y el FPCyS se situaría en torno del 12%.

Si el corte de boleta en la lista del Frente Renovador fuera del 50%, Cristian Azcona orillaría el 16% con lo que estaría muy cerca del candidato de Pulti, si el corte fuera menor podría desplazar a Ferro al segundo lugar. La lista del Frente renovador indefectiblemente sufrirá un alto nivel de corte de boleta, pues votantes de Vilma Baragiola o de Arroyo, es posible que apoyen a Massa, con lo que indefectiblemente deben remplazar el tramo local. Además es importante recordar que en el 2007 Elisa Carrió fue la candidata más votada en General Pueyrredon, sin embargo sólo uno de cada tres votos que sufragó por ella lo hizo también por sus candidatos locales. Igualmente en ese escenario, el peor para los candidatos locales del FR, está asegurada la presencia de dos representantes en el futuro concejo.

En el Frente Progresista Cívico y Social la incidencia de la sábana sobre el resultado final no parece ser tan definitorio. Con el 12% que mide Stolbizer- Alfonsín, no es mucho lo que queda para repartir entre cinco listas. Allí aparece como clara favorita Vilma Baragiola, que aparece más madura y con una imagen más cuidada en su campaña de comunicación. También es, después de Pulti, la que tiene mayor nivel de conocimiento en el electorado, sin embargo eso también puede jugar en contra por el cansancio que puede provocar que en las últimas cuatro elecciones haya sido la principal espada del radicalismo, con resultados tan dispares como el de 13,5% en 2011 y 24% en 2009. Las encuestas la sitúan cerca del 20% y eventualmente podría ser la más votada entre todos los candidatos, más allá de la interna del FPCyS. Baragiola no dispone de la sábana, pero lejos de perjudicarla, complica a los candidatos seccionales y a diputados nacionales, pues evita el arrastre hacia “arriba”.

El segundo puesto en el Frente Progresista es impredecible. Las vertientes socialistas hicieron jugar a sus comodines en la última semana de campaña. Albertito Rodríguez se sentó con Hermes Binner, en donde el ex candidato presidencial (que salió segundo en 2011, aunque a 40 puntos de distancia de la actual presidenta) llamó a los electores a sufragar por la lista de “Unidad Progresista. Unos días antes, Gustavo Tato Serebrinsky había traído a su “jocker”, Ricardo Alfonsín para bendecir la lista también. Betty Vázquez logró que el senador Rubén Giustiniani hiciera lo propio con ella, y además que criticara a los dirigentes del FPCyS por “hacer lo mismo que le critican al gobierno” al evitar prestarle la sábana a la socialista de Mar del Plata. Oscar Pagni hizo una campaña corta y ordenada. Lanzó ejes de debates y críticas cuidadosamente meditadas, aunque su campaña fue más bien fría. Busca reposicionarse para enfrentar a Vilma en las internas del 2015 para pelear por la candidatura a intendente. Y por último Victoria Vuoto y Guillermo Schutrumpf plantearon diversos ejes de debate, y protagonizaron algunos actos coloridos y en algún caso novedosos para promover su lista. Hicieron una conferencia vía Twitcam, por ejemplo. El final es incierto. La repartija de cargos se realizará mediante el sistema dhont, aunque es muy probable que al menos dos de las listas logren intercalar puestos en la ganadora, pero según el número final se verá en qué puestos.

El caso de Emiliano Giri puede tener más capacidad de retención de votos que vayan a Francisco de Narváez. El voto del “colorado” es más compacto y consolidado. La postulación de Massa lo perjudicó notablemente, pues de no haber estado el hombre de Tigre, él sería el encargado de polarizar con Insaurralde, o mejor dicho con la lista de la Presidenta. Giri es un empresario que logró construir su precandidatura contra viento y marea. Desde el PROA se había acercado al Pro de Macri, sin embargo logró tejer la alianza con De Narvaez y el PRO marplatense de Hernán Alcolea y Guillermo Volponi. Si se hubiera quedado con Macri le hubieran bajado la candidatura como hicieron después con Lalo Ramos y Jorge Zanier, quienes no pudieron presentar su lista en el Frente Renovador, tras el acuerdo entre Massa y el Jefe de Gobierno porteño.

Por último habrá que seguir con atención lo que suceda con Carlos Fernando Arroyo. El líder de la Agrupación Atlántica ganó dos concejales en las dos últimas elecciones. Esta vez va acompañado por Reinaldo Cano, que tuvo origen en la militancia de la UCR, donde fue secretario de hacienda y frustrado candidato a intendente en 1991. Después pasó por Acción Marplatense en donde fue concejal y secretario de hacienda primero y luego de descentralización. También pasó por el GEN, en donde fue candidato a intendente y ahora recaló en la lista del arroyismo.

En el cuarto oscuro habrá boletas del Momo Venegas que se postula para diputado nacional y lleva como candidata local a Mónica Felices y a Luis Ignoto como aspirante a senador provincial. Esta semana la otra lista, que encabezaba Lobato anunció que “la habían bajado por orden del Momo”. Compromiso Federal tuvo la deserción de su principal candidato, Eduardo Amadeo, que hizo las valijas y se fue con Massa. En el orden local se disputan Fabiana Lynch, Leonardo Anglada y Carlos Pampillón (del partido UNIR de Asseff). Completan la nómina Alejandro Martínez por el Frente de Izquierda y Guido Pernía, del Partido Lealtad y Dignidad, que orienta el ex hombre fuerte del gobierno de Menem, Alberto Kohan.

Este puzzle es descriptivo. Es un panorama, con algunas hipótesis. Una simple lectura que surge de la hablar con todos y no tomar partido por nadie. El domingo terminarán todas estas especulaciones, pero con la radiografía de las urnas se montarán nuevos escenarios con vistas a los comicios de octubre. A votar bien el domingo, para luego analizar los resultados.

Coment� la nota