En medio de la pelea de Cristina con el FMI, Martín Guzmán recibió a los funcionarios de la misión para hablar de la refinanciación de la deuda

En medio de la pelea de Cristina con el FMI, Martín Guzmán recibió a los funcionarios de la misión para hablar de la refinanciación de la deuda

Los técnicos del organismo se vieron con los equipos de las secretarias de Hacienda y de Finanzas. En simultáneo, la vicepresidenta redobló su embestida contra el organismo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya tomó contacto con la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el país. El funcionario participó este jueves de un encuentro con el organismo multilateral y junto al secretario de Finanzas, Diego Bastourre.

En simultáneo con que los funcionarios de segunda línea empezaban un diálogo directo, el presidente Alberto Fernández convalidaba la posición de la vice Cristina Kirchner, quien desde Cuba le recriminó al organismo tener, a su juicio, una aplicación discrecional de sus normas. Según la ex mandataria, al gobierno de Mauricio Macri se le otorgó un préstamo que terminó financiando la fuga de capitales -algo prohibido por estatutos- y a la actual administración se le niega una quita en la deuda a refinanciar, también vedada por las mismas regulaciones.

Más allá de ese paisaje de fondo, al que se sumaron declaraciones más belicosas de Máximo Kirchner, los enviados del FMI hicieron preguntas sobre la deuda privada que tiene el país, más allá de los compromisos con el organismo multilateral y otros. Aunque esos datos ya fueron hablados en encuentros anteriores entre Guzmán y el FMI, hubo una presentación más técnica, con números.

Luis Cubeddu jefe de la misión del FMI con Julie Kozak directora adjunta departamento para el Hemisferio Occidental despues reunión ministro Economía Martín Guzman en consulado argentino Nueva York. 28/1/20 - (foto Clarín)

El FMI se vio el miércoles con Raúl Rigo, secretario de Hacienda. El funcionario y su equipo contestaron preguntas sobre las cuentas públicas, según explicaron fuentes que no son parte del Gobierno. El Ministerio de Economía no informó sobre la agenda del FMI en el país ni la actividad del ministro con el organismo multilateral.

Guzmán ya estuvo dos veces con el FMI en Buenos Aires. El encuentro del miércoles fue más breve, porque el funcionario tenía que dirigirse al Congreso. En cambio, la reunión del jueves tomó más tiempo, según reconstruyó Clarín de fuentes no oficiales. El próximo paso del FMI es un encuentro con Miguel Pesce, presidente del Banco Central.

El equipo del FMI -encabezado por Luis Cubeduu, jefe de la misión, con Julie Kozack, directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental del FMI- escuchó proyecciones de Guzmán sobre el estado de las cuentas públicas y la capacidad de repago del país frente a una reestructuración de deuda. El anuncio de que el país alcanzará el equilibrio fiscal en 2023 no generó la mejor respuesta en los mercados.

El FMI tampoco quiere brindar detalles sobre lo qué hara en el país. Algunos economistas que no forman parte del oficialismo dicen que fueron contactados para reuniones "técnicas", pero que aún no fueron confirmadas.

La preocupación del FMI es sobre el programa financiero de este año para la Argentina, que afronta vencimientos por más de US$ 25.000 millones con acreedores privados -unos US$ 8.000 millones son intereses-. Esta cuenta excluye a los organismos multilaterales (como el propio FMI o el Cub de París) y la deuda intra-sector público, es decir con los mismos organismos del Estado.

Hay más de US$ 16.000 millones que tienen que cobrar los privados, cuya moneda de emisión son pesos, según datos del ministerio de Economía con cálculos al 30 de octubre de 2019. El Poder Ejecutivo cree que tiene margen de maniobra para ir logrando refinanciación o "rolleo" de esas obligaciones.

La mayor preocupación es sobre los más de US$ 8.000 millones que se deben en moneda extranjera. Esa deuda está mayormente emitida bajo legislación de Estados Unidos. Cualquier modificación requiere la aprobación de tres cuartas partes de los acreedores, bajo el riesgo que haya pleitos judiciales.

Luis Cubeddu jefe de la misión del FMI y (atrás) Julie Kozak directora adjunta departamento para el Hemisferio Occidental ya se reunió con el ministro Economía Martín Guzman en consulado argentino Nueva York.(Foto Adriana Groisman)

El FMI aprobó un préstamo para la Argentina de US$ 57.000 millones. Sin embargo, tras el cambio de Gobierno, se decidió no aceptar el último tramo del mismo. El país recibió US$ 44.000 millones del organismo multilateral.

Sobre la deuda con privados, el reciente episodio del bono "Dual", que el Gobierno decidió "reperfilar" y posterga su amortización de $ 96.000 millones para septiembre de 2019 abrió dudas en el mercado. En el ministerio de Economía entienden que se le debe dar tratamiento como si fuera en dólares, ya que los suscriptores del bono aportaron en esa moneda. Los analistas de deuda entienden, en cambio, que fueron emitidos bajo legislación argentina y en pesos.

Fuentes oficiales entienden que ese "reperfilamiento" del Dual o AF20 responde a una situación puntual. Que no se trata de una señal hacia el resto de la deuda nominada en pesos. El inconveniente con el AF20, según describen fuentes oficiales, es que fue suscripto mayormente por fondos de inversión extranjeros, como Templeton y Blackrock. Esas firmas no aceptaron un canje propuesto por el Gobierno argentina, que implicaba una quita de entre 19% y 40%, según estimaciones de analistas.

Comentá la nota