María Eugenia Vidal ya tiene el Presupuesto y la Ley Impositiva 2017

María Eugenia Vidal ya tiene el Presupuesto y la Ley Impositiva 2017

Tras una maratónica jornada, en la madrugada de este jueves 22 de diciembre la Legislatura aprobó el Presupuesto y la Ley Impositiva 2017, además de otras sanciones importantes como el Procurador y el Defensor del Pueblo. Hubo división en la postura del Frente para la Victoria, y todos los diputados del sur votaron en contra de un artículo de la Ley Impositiva que no contempla los beneficios para la región del Sudoeste.

Luego de la votación en el Senado, el debut de Manuel Mosca como presidente de la Cámara de Diputados fue con la aprobación del Presupuesto y la Ley Impositiva 2017. 

Ya entrada la madrugada, y luego de haber avalado a Guido Lorenzino como Defensor del Pueblo y creado las adjuntarías de la Defensoría con sus respectivos ocupantes, la Cámara baja cerró el año legislativo con la votación del Presupuesto y la Ley Impositiva 2017. 

El ejecutivo contará con una estimación de gastos de 522.600 millones de pesos, de los cuales 52.000 millones podrá conseguirlos a través de empréstitos. El endeudamiento también contempla 8.500 millones que serán destinados al Fondo de Infraestructura Municipal, punto clave en la negociación con los intendentes del peronismo.

El 30 por ciento de este fondo deberá ser destinado a las comunas antes del 31 de marzo, mientras que el resto se irá cubriendo con el 11 por ciento del monto que consiga el gobierno cada vez que tome un préstamo. 

En Diputados, la defensa de ambos proyectos estuvo a cargo del presidente de la Comisión de Presupuesto, Marcelo Daletto, quien argumentó que “hay mayores fondos para obra pública, mayores fondos para asistencia social, y mayor responsabilidad fiscal”

También destacó el acompañamiento de la oposición y sostuvo que quería agradecer a la Gobernadora y al Gabinete, “en especial a los ministros que trabajaron mucho como el Jefe de Gabinete Federico Salvai, al ministro de Gobierno Joaquín De la Torre, y al minsitro de Economía (presente enel recinto) Hernán Lacunza; y quiero agradecer también a todos los bloques opositores por este acompañamiento y el trabajo de estos dos meses” con el Presupuesto.

Antes de entrar en detalles sobre los números, Daletto hizo un repaso sobre “la herencia recibida” el 10 de diciembred e 2015, tras lo cual destacó la labor de Cambiemos en este año de gobierno.

Recordó que hubo una baja del endeudamiento a pedido de la oposición, y que el monto a pedir es de 52.000 millones de pesos. También destacó que las erogaciones del Presupuesto 2017 destina el 23 por ciento a gastos corrientes y el 70 por ciento los gastos de capital, que son los destinados a obra pública. 

El gasto para personal, detalló es de 243.753 millones de pesos, es decir 48.000 millones más que el corriente. Y prometió que la Provincia tendrá déficit 0 en 2017. 

En cuanto a la recaudación, se espera que haya un incremento del 27 por ciento respecto a este año. 144.800 millones de pesos se piensa recaudar por Ingresos Brutos, implicando un 71 por ciento de la torta total de la recaudación propia, cuando en 2015 fue del 75 por ciento y en 2016 del 73 por ciento.

Hizo hincapié en que cada en el impuesto ibnmobiliario urbano, “solo pagará 14 pesos más cada viovienda en 2017 respecto al año actual”. 

Pablo Garate, del Frente Renovador, adelantó su voto negativo sobre el artículo 197 de la Lay Impositiva, porque no se contemplan los beneficios de años anteriores para la región del sudoeste. En el mismo sentido adelantó su voto negativo el peronista Marcelo Feliú (FpV-PJ). Luego, el diputado del FAP, Rubén Grenada, extendió las explicaciones de por qué los legisladores del sur de la Provincia no acompañaron esta modificación que quita la Ley del Sudoeste. Seguidamente, y para expresar también el rechazo negativo se refirieron Gustavo Moccero (FpV-PJ), Marcelo Di Pacuale (FR), Luis Oliver (Cambiemos), María Marta Corrado (FR), Marisol Mequel (FpV-PJ) María del Huerto Ratto (FR), quien además pidió votación nominal.

El bloque del Peronismo para la Victoria-FpV adelantó el voto negativo a dicho artículo, y se sumaron los legisladores Daniel Monfasani y Marcelo Torres, quien también pidió votación nominal. Esto obligó al presidente de la Cámara a pedir un cuarto intermedio en las bancas, donde se consensuó que pese a las negativas, el resto de los legisladores votaran a favor cuando al final de la discusión se pusiera en votación en general y particular.

Luego del cuarto intermedio, el presidente del bloque de Cambiemos pidió votar el presupuesto en general, pero el debate continuó y obtuvo la palabra Juan José Mussi. El ex intendente de Berazategui dejó al descubierto una fisura interna en el bloque del Frente para la Victoria. 

Mussi sostuvo que “en tantos años de política nunca tuve tantas controversias internas como las que padecí en estos días”. Se quejó por la baja nominal en los presupuestos de salud y de educación, y dijo que “el endeudamiento le va a costar a la Provincia muchos años para pagarlo”; aunque reconoció que los intendentes necesitan los recursos que plantea el Presupuesto y adelantó su voto positivo al Presupuesto y el endeudamiento, y dijo que lo acompañarían Marisol Merquel, Karina Nazábal, Marcelo Torres y Aníbal Regueiro, a la vez que anunció que el resto de la bancada kirchnerista votaría en contra.

Continuó Andrés Quinteros (FpV-PJ), quien dijo que el Presupuesto no prevé más camas en los hospitales, aunque destacó como interesante la mayor disponibilidad de recursos para los municipios. 

Desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, la nueva legisladora Mónica Schlotthauer, arrancó sonrisas en el recinto cuando se refirió al diputado Daletto como “el señor presentador”. En su argumento dejó muy en claro por qué votaba en contra de ambas leyes en tratamiento, manteniendo la postura que a lo largo de los años ha tenido el Frente de Izquierda sobre estos temas.

Ante los embates y críticas de Schlotthauer a quienes “acompañan este Presupuesto”, el legislador Mario Giacobbe (Peronismo Bonaerense) mostró números de los últimos años para concluir que “el Presupuesto es muy rígido, inelástico, con un margen muy escaso para hacer modificaciones”.

“Este es un buen Presupuesto, que seguramente tiene cosas para mejorar, pero espero que el año que viene podamos discutir cuestiones de fondo”, dijo Giacobbe, para concluir que el año que viene se debe discutir la forma del gasto.

Marcelo Díaz, titular de la bancada del FAP, sostuvo que “es necesario para el Poder ejecutivo que cuente con esta herramienta”. De todos modos, discrepó con Marcelo Daletto, y aunque reconoció que está mejor hecho “en términos técnicos”, consideró que “es un mal presupuesto”.

“Si se gasta más en servicio de deuda que en salud y servicios sociales no es un presupuesto bueno”, argumentó. Y sostuvo que “no vamos a poder votar más presupuestos con estos niveles de endeudamiento”.

Desde el Frente Renovador, Juan Amondarain destacó la exposición de Marcelo Díaz en cuanto a “la falacia de decir que algo está bien cuando algo está mal”. Y chicaneó al diputado Daletto al manifestar que “ha caído en duranbarbismo conceptual pese a ser amigo de Monzó”.

Habló de los problemas estructurales de la Provincia, y destacó que el ministro lacunza ha advertido una matriz conceptual equivocada en materia impositiva porque la recaudación está basada en un impuesto regresivo como Ingresos Brutos. Y adelantó que Lacunza anticipó que el próximo año va a hacer un cambio en la matriz tributaria.

Amondarain también señaló críticas, pero como la mayoría de los bloques anticipó el voto afirmativo del Frente Renovador.

Para cerrar el debate, a las 2.15 de la mañana el presidente del bloque de Cambiemos, Jorge Silvestre pidió la votación en general del proyecto, que fue aprobado por más de dos tercios al igual que la Ley Impositiva.

Otro de los temas que aprobaron fue el presupuesto de ambas Cámaras 

En la sesión también se aprobó la nueva Ley de Bosques de la Provincia, a la que no acompañaron el bloque del Peronismo para la Victoria-FpV y la legisladora de izquierda Mónica Schlotthauer.

Coment� la nota