Expectativa vs. preocupación, el duelo entre la Casa Rosada y la provincia

Expectativa vs. preocupación, el duelo entre la Casa Rosada y la provincia

Un duelo se juega bajo el radar en la cúpula del oficialismo: optimismo vs. preocupación. La aceitada maquinaria electoral que puso en funcionamientoJuntos por el Cambio, en busca de las reelecciones de Mauricio Macri,María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, muestra solo una fisura discursiva, la presentación en la provincia de Buenos Aires.

En el distrito más importante del país, el entusiasmo que emana desde la Casa Rosada contrasta con la inquietud que surge de las filas de la gobernadora.

En el comando de campaña nacional, que lidera el jefe de Gabinete, Marcos Peña, hablan de una elección pareja. Pero cerca del jefe de campaña provincial y mano derecha de Vidal, Federico Salvai, el registro diario que reciben marca una diferencia de, al menos, 4 por ciento. ¿Quién miente? ¿Quién exagera? Todos miran al costado.

En la sede porteña del gobierno bonaerense se esfuerzan por bajar las expectativas. "No veo una diferencia de menos de cuatro", confió uno de los principales asesores de la mandataria provincial, que ayer cerró la campaña con un acto con el Presidente en Vicente López.

La secuencia se repite en cada diálogo y el eje siempre son los números. A la pregunta y la respuesta le sigue el pedido de aclaración. Durante las últimas dos semanas, LA NACION mantuvo la misma conversación con funcionarios de primera línea de las dos administraciones y, como si fuera una parodia, siempre todo vuelve al mismo lugar.

-¿Qué números tienen?

Ads by 

-Estamos abajo, si perdemos por cuatro festejamos.

-En la Casa Rosada hablan de paridad...

-[Silencio]...

Cerca de Vidal no quieren saber nada con el optimismo -a veces señalado como "irracional"- que fluye desde la Casa de Gobierno. "Ojalá fuera así", reconoció otro de los hombres de consulta de la gobernadora, aunque ya no existe esa mezcla de ansiedad y desazón que tenían los funcionarios bonaerenses hace unas semanas. Hoy es todo nerviosismo, con ánimo contenido.

Lo que nadie se atreve a definir es cómo impactará la imagen de Vidal en el cuarto oscuro. "No se puede medir", explicó uno de los responsables de la campaña. Tampoco cómo impactará la figura de Cristina Kirchner en la boleta de Axel Kicillof.

Ahora en el Gobierno se prepara la instalación del clima posvotación. La noche de las PASO es el acontecimiento político de campaña más importante, es lo que suele repetir Jaime Durán Barba, quien en los últimos días recuperó la sonrisa, dicen los que lo trataron, por efecto de las últimas encuestas que recibió.

Coment� la nota