El desdoblamiento, en el limbo: un guiño a Massa jurídicamente fallado

El desdoblamiento, en el limbo: un guiño a Massa jurídicamente fallado

El proyecto massista para separar los comicios municipales de los provinciales choca con la Constitución. A cambio de favores legislativos, Vidal habilitó la creación de una bicameral sin facultades. 

Para que la gobernadora María Eugenia Vidal consiguiera los votos necesarios para habilitar el endeudamiento 2019 de parte del espacio de Sergio Massa, Cambiemos se metió en un vericueto resbaladizo por el que transitará todo el verano: la creación de una comisión bicameral que estudie la factibilidad de desenganchar las elecciones municipales de la provincial, a pesar de que la Constitución de la provincia de Buenos Aires establece que ambos actos deben celebrarse en forma simultánea. Además, lo que determine ese cuerpo no tendrá implicancia alguna: su dictamen no será vinculante y su funcionamiento está peleado con el reglamento interno del Senado. 

Massa había puesto como condición para acompañar el endeudamiento que requería la gestión de Vidal que se tratase y se aprobase el proyecto de su bloque para desenganchar las elecciones municipales, de manera que los intendentes puediesen definir cuándo serían los comicios locales en pos de la autonomía municipal. Con ese proyecto insistió hasta último momento. Cambiemos avanzó en negociaciones paralelas para asegurarse otros votos y, cuando los consiguió, le propuso al massismo la creación de una comisión bicameral para estudiar la factibildiad de separar elecciones a través de los proyectos de ley que había al respecto. Los de los diputados massistas Rubén Eslaiman, por un lado, y Pablo Garate, por el otro.

La resolución que crea la comisión bicameral establece que, “para dictaminar sobre la factibilidad de los proyectos de ley”, se reunirá “entre el 1º de enero y el 28 de febrero de 2019”. Es decir, durante el receso. Ahí está el primer foco de conflicto, aunque no el más grave en términos jurídicos. 

El propio reglamento interno del Senado bonaerense explica en su artículo 200que “las comisiones están autorizadas para estudiar, durante el receso, los asuntos de sus respectivas carteras y competencias, pero sin facultad para producir dictámenes”. La actividad vuelve el 1 de marzo. Es decir que no podría emitir ningún dictamen: solo estudiar los casos. 

“La comisión va regirse por su propio reglamento”, explica un legislador oficialista que la integrará. 

Pero la posibilidad de desenganchar elecciones entraerá en un limbo, fundamentalmente, cuando los legisladores lean la Constitución bonaerense. En su artículo 190, establece que “la administración de los intereses y servicios locales en la Capital y cada uno de los partidos que formen la Provincia, estará a cargo de una Municipalidad, compuesta de un departamento ejecutivo unipersonal y un departamento deliberativo, cuyos miembros, que no podrán ser menos de seis ni más de veinticuatro, durarán cuatro años en sus funciones, renovándose cada dos años por mitad y serán elegidos en el mismo acto que se elijan los senadores y diputados, en la forma que determine la ley”.

DICE LA CONSTITUCIÓN BONAERENSE Artículo 190. La administración de los intereses y servicios locales en la Capital y cada uno de los partidos que formen la Provincia, estará a cargo de una Municipalidad, compuesta de un departamento ejecutivo unipersonal y un departamento deliberativo, cuyos miembros, que no podrán ser menos de seis ni más de veinticuatro, durarán cuatro años en sus funciones, renovándose cada dos años por mitad y serán elegidos en el mismo acto que se elijan los senadores y diputados, en la forma que determine la ley.

El tercer párrafo del artículo 1 del proyecto del massismo establece que modifica el artículo 66 de la ley 5109 y que “el Departamento Ejecutivo Municipal podrá convocar a elecciones locales anticipadas de intendente, concejales y consejeros escolares separadamente y con antelación a la convocatoria general. Dicha convocatoria deberá efectuarse con no menos de 90 días de anticipación de la fecha fijada para el comicio en el que se elegirán el resto de los cargos provinciales”. 

En lo formal, lo que se está proponiendo es desenganchar también las elecciones de diputados y senadores de las de los concejales, justamente, lo que la Constitución provincial no permite.

En el oficialismo entienden que la bicameral no tendrá mucho vuelo. Aunque sí hay expectativa por la discusión sobre el sistema de votación, que también se contempla entre las funciones que debe llevar adelante el cuerpo. Cambiemos quiere avanzar con un sistema de boleta electrónica. Por el momento, no corre con esa suerte ni en la Provincia ni en la Nación. 

La bicameral estará integrada por 16 miembros. Ocho por el Senado y ocho por Diputados. Los nombres que trascendieron son Aldana AhumadaDalton JaureguiEmiliano ReparazWalter Lanaro (Cambiemos), Gervasio Bozzano(Unidad Ciudadana), Fernando Carballo (Frente Renovador) y Darío Díaz Pérez(PJ Unidad y Renovación) por el Senado

En Diputados, los postulantes hasta el momento son Manuel MoscaGabriela BesanaLaura AprileDaniel Ivoskus (Cambiemos), Alejandra Martínez (Frente Amplio Justicialista), Julio Pereyra (PJ Unidad y Renovación), Ricardo Lissalde (Frente Renovador) y resta definir la representación por Unidad Ciudadana. 

Coment� la nota