Las críticas de Dujovne a Lavagna, Kicillof y Cavallo

Las críticas de Dujovne a Lavagna, Kicillof y Cavallo

- Nicolás Dujovne no ahorró críticas para ninguno de sus antecesores directos. Acusó a Axel Kicillof de timonear un "homicidio macroeconómico" al imponer el cepo cambiario, le achacó a Roberto Lavagnaparte de la responsabilidad por la herencia kirchnerista, y dijo que Domingo Cavallo ha sido "parte del fracaso" de la Argentina.

Con la temperatura de la campaña en ascenso, Dujovne descargó munición gruesa para los rivales políticos del presidente Mauricio Macri, defendió con uñas y dientes el proyecto político de Cambiemos y dijo que la gente "va a valorar" las reformas del Gobierno y a respaldarlo en las urnas, pese a la crisis.

Uno de sus blancos directos fue Roberto Lavagna, cuya eventual candidatura presidencial ha sido uno de los temas salientes del verano. Dujovne dijo que parte de los problemas de hoy vienen de la gestión de quien fuera ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, y criticó la reestructuración de la deuda de 2005, a la que tildó de "muy poco exitosa".

"Recuerden que la Argentina tuvo las tarifas congeladas durante toda la gestión de Roberto Lavagna. Durante su gestión el resultado fiscal, en vez de mejorar, empeoró", indicó Dujovne. "En buena medida, parte de los problemas que tuvimos que enfrentar también vienen de aquella gestión", agregó.

Al hablar de Domingo Cavallo, quien estaría trabajando junto a otros economistas en un plan para el próximo presidente, Dujovne dijo que hay "una generación de economistas en la Argentina que han sido parte del fracaso" de la Argentina. También fue muy crítico con la convertibilidad, y lamentó que el país no hubiera seguido el mismo camino de reformas que otros países de la región durante los 90.

-¿Qué opina del plan de Cavallo?

-Los argentinos hemos visto esas propuestas mágicas de fijar el tipo de cambio. Hay una generación de economistas en la Argentina que han sido parte del fracaso que hemos vivido los argentinos, que han interpretado que un programa económico se basa en el tipo de cambio o en atrasar las tarifas, o ambas cosas a la vez. Fíjense qué hubiera pasado si en los 90, en vez de tener la convertibilidad, la Argentina hubiera hecho lo mismo que Perú y Brasil, e invertir en construir una moneda sana, con tipo de cambio flotante, un Banco Central creíble. No hubiéramos tenido la crisis de 2001 y el corralito, todas herencias de Cavallo, que ahora está preparando un programa que no sabemos si será similar al anterior o distinto. Nosotros proponemos algo distinto, tener una moneda sana, que flote y que reduzca la volatilidad real de la economía argentina. La Argentina y Venezuela son las dos economías más volátiles de América Latina. Nunca intentamos hacer lo que estamos intentando hacer nosotros: tener una economía sana, no creemos en la magia.

-¿Qué opina de la gestión de Lavagna?

-Creo que parte de los problemas que estamos viviendo hoy vienen de esa gestión. Recuerden que la Argentina tuvo las tarifas congeladas durante toda la gestión de Roberto Lavagna. Durante su gestión el resultado fiscal, en vez de mejorar, empeoró, se fueron consumiendo las mejoras que había logrado inicialmente [Jorge] Remes Lenicov, y creo que también parte de los problemas que hemos vivido con nuestra deuda fueron generados por una reestructuración muy poca exitosa, donde hubo un nivel de rechazo del 26% que es atípico para reestructuraciones soberanas y eso fue generando una cuenta de intereses que también tuvimos que pagar nosotros. En buena medida, parte de los problemas que tuvimos que enfrentar también vienen de aquella gestión.

-¿Lavagna tiene culpa de la herencia kirchnerista?

-Creo que estamos hablando de una economía populista, de Kicillof, y lo que estamos proponiendo nosotros, que es sanear la economía sobre bases sólidas y permanentes.

-La economía en octubre, ¿va a jugar a favor del Gobierno o en contra?

-No lo sé. No soy un analista político. Estoy convencido de que estamos haciendo lo correcto, que estamos haciendo lo que la Argentina necesita, que finalmente después de décadas, en las que la Argentina le escapó a la solución estructural de los problemas, este gobierno lo está encarando. Pensamos que la sociedad lo va a valorar, aun cuando sabemos que estos años han sido difíciles para una buena porción de los argentinos. Pero también sabemos que no podemos subestimar a los argentinos, que saben del esfuerzo que se está llevando adelante y no quieren rifar todo lo que hemos hecho.

-Si el año que viene sigue siendo Ministro de Hacienda, ¿habrá que pedirle más plata al Fondo?

-De ninguna manera.

-José Luis Espert dijo que sí...

-Espert está en campaña y quizá sea parte de su plan. Nosotros planeamos tener superávit primario el año próximo, vamos a tener necesidades financieras muy, muy bajas, vamos a tener un programa financiero muy manejable, vamos a estar prefinanciados y no pensamos modificar el actual programa que tenemos con el Fondo.

-¿Van a impulsar una reforma previsional?

-La cuestión previsional es un tema que debe ser abordado por la sociedad argentina en su conjunto. Las reformas previsionales afectan la vida de las sociedades por décadas. Exceden lo que puede proponer un partido. Creo que es un debate que se tiene que dar dentro de toda la sociedad. Tiene que haber un consenso muy amplio. De ninguna manera sirve avanzar sin un consenso muy, muy amplio de la sociedad. Creo que es un tema que hay que conversarlo, pero no está definido de ninguna manera si va a haber una acción legislativa el año próximo.

Coment� la nota