Bianco y Costa tendrían ministerios designados en un eventual gabinete de Kicillof

Bianco y Costa tendrían ministerios designados en un eventual gabinete de Kicillof

Bianco se quedaría con Gobierno para construir con los intendentes. Costa ocuparía el sillón de Economía.

Carlos Bianco y Augusto Costa ya tendrían lugar designado en un eventual gabinete de Axel Kicillof. El primero, mano derecha del candidato a gobernador, ocuparía el ministerio de Gobierno. El segundo, se prepara para administrar las siempre complicadas cuentas de la provincia.

Kicillof mantiene los nombres de un posible gabinete bajo cuatro llaves. El candidato apenas conversa del tema con su círculo íntimo de confianza y resiste incluso la presión de los intendentes para negociar espacios.

Sin embargo, hay dos personas cercanas a Kicillof que parecen tener escritorio designado. 'Carli' Bianco es el jefe de campaña y dueño del castigado Clio gris con el que recorrieron -en muchos casos por primera vez- el verde y extenso territorio bonaerense.

De perfil bajo, Bianco mantendrá el contacto directo con los intendentes, una área que el candidato considera clave en caso de ocupar el sillón de Dardo Rocha.

Conoce a Kicillof desde fines de los '90 cuando el futuro ministro de Economía pasó por la Universidad de Quilmes. Bianco estudiaba allí comercio exterior y Kicillof llegó para dar un seminario.

Carlos Bianco.

Desde entonces comenzaron un vínculo que se potenció en 2004 cuando se sumó integró al Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino (Cenda), un 'think tank' que lideraba Kicillof y que le marcaba la cancha por izquierda a los primeros años de gobierno de Cristina Kirchner. El Cenda fue perdiendo fuerza (y críticas) a medida que sus miembros ingresaban al gobierno. Allí estaban además de Kicillof y Bianco, el propio Augusto Costa, Emanuel Álvarez Agis, Nicolás Arceo, Cecilia Nahón, Javier Rodríguez, entre otros.

En 2013, Bianco ocupó la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería en reemplazo -justamente- de Augusto Costa que dejaba ese sillón para asumir al frente de la secretaría de Comercio Exterior. Un dato curioso: en la foto de portada de su cuenta de Twitter se puede ver a Kicillof en el centro, Bianco a su derecha y a Costa del lado izquierdo.

En cuanto a Costa, se sabe que podría quedar al frente de la cartera que en los últimos tres años manejó Hernán Lacunza. Costa conoce a Kicillof desde los años de militancia en la Universidad de Buenos Aires. Juntos integraban la agrupación TNT que enfrentaba el poder de la Franja Morada.

Curiosamente fue el primero del grupo en sumarse al gobierno de Cristina Kirchner como parte del equipo de Martín Lousteau, en su efímera gestión como ministro de Economía.

En diciembre de 2011, apenas Cristina asume su segundo mandato, Kicillof asume como número dos en Economía y lleva a Costa a la subsecretaría de Competitividad, un área que sería clave para apuntalar lo que Cristina llamó "sintonía fina", un eufemismo para esquivar la palabra ajuste.

Costa se iría luego a Cancillería y en noviembre de 2013 llegó a la secretaría de Comercio para reemplazar al explosivo Guillermo Moreno.

Esta semana, Costa tuvo un protagonismo importante en el backstage del discurso de Kicillof en el congreso de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba). El propio equipo de comunicación del candidato a la gobernación subió algunas fotos de Costa acompañado por Paula Español. Ambos ocuparon la primera fila para escuchar al candidato que en las PASO de agosto alcanzó el 53% de los votos. Incluso comentaron a empresarios que la semana próxima, el propio Costa mantendrá reuniones con entidades empresarias en La Plata.

Paula Español y Augusto Costa escuchando a Axel Kicillof.

Kicillof resiste la presión de todos los sectores del peronismo y se niega a conversar sobre su eventual equipo de gobierno. Por lo pronto, trascendió que el ex ministro de Economía les envió un emisario con el mensaje de que no piensa lotear su gabinete.

Pero a la puja política intra peronismo se suma otro factor. Kicillof no quiere cometer los errores de Aníbal Fernández en 2015, cuando apuntaló su campaña a gobernador presentando a miembros de lo que sería su futuro gabinete en coloridos actos en el Teatro Argentino de La Plata.

Una de las incógnitas más importantes pasa por saber cuántos ministerios serán para La Cámpora. Desde el peronismo analizan que no serán ser más de dos, aunque eso parece una aspiración de deseo. Como sea, destacan que que Desarrollo Social será uno de los espacios para la agrupación de Cristina. Allí suenan dos nombres: el de Fernanda Raverta en caso de que no gane la intendencia en Mar del Plata y el de Mercedes Gallarreta, la esposa del Cuervo Larroque.

Sin embargo, un rumor que cobra fuerza en la capital provincial es que La Cámpora apuesta en esta nueva etapa a fortalecer el desarrollo territorial, más que a ocupar cargos en el gobierno de la provincia.

En esa línea, se sabe que en la agrupación están concentrados en redoblar esfuerzos para ganar los distritos donde hicieron una buena elección en las PASO de agosto. Tienen chances en las tres ciudades más importantes del interior: Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca. También en algunos del Conurbano como Quilmes y Tres de Febrero.

Coment� la nota