Arroyo no se va, la mugre como postal y soñando con el petróleo

Arroyo no se va, la mugre como postal y soñando con el petróleo

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

Demasiados brindis. Demasiada “info”. Hubo numerosos festejos en las últimas horas, y en la mayoría de ellos, los periodistas de este diario recolectaron valiosa “data”. En carpas junto al mar, quinchos, agasajos en restaurantes y hasta en un cumpleaños, se coincidió en señalar que en Mar del Plata la campaña electoral con vistas a la intendencia ya arrancó. Los entretelones del “yo me voy” del intendente Arroyo del acto de la gobernadora, la reacción de Vidal y su entorno, el enojo y los celos de algunos radicales por el papel protagónico que le cupo al diputado nacional Guillermo Montenegro, precandidato a intendente de Cambiemos, la intimidad del festejo del cumpleaños de este último, con la presencia de la gobernadora y ministros, la mugre de las plazas y calles de la ciudad, el conflicto de los municipales y su probable solución el jueves en La Plata, lo que se dijeron el intendente y los concejales sin el secretario de Economía Hernán Mourelle en el encuentro, la caída de las causas contra el ex intendente Gustavo Pulti y los elogios a la gestión de este pronunciados por el actual “lord mayor” y las posibilidades que se abren para la ciudad con la explotación petrolera frente a nuestras costas, fueron algunos de los temas que se charlaron entre brindis con vino, champagne, cerveza y hasta clericó de los últimos días. Pasen y lean…

Arroyo no se va. Si bien se fue de la playa pública de Constitución enojado antes de que llegara la gobernadora María Eugenia Vidal en un hecho que mereció cobertura en todos los medios locales y nacionales dejando al descubierto la tensa y fría relación que existe entre ambos, contrariamente a lo que puede especularse, aseguran en Cambiemos que el intendente, quien según las encuestas se encuentra con el más alto nivel de rechazo en lo que lleva de su gestión, no sacará los pies del plato en 2019, año en el que, dice, intentará la reelección. Dos operadores políticos de la gobernación y hombres de la política local hablaban en una larga mesa de la Fonte del Museo MAR, minutos después de que culminara el acto en la playa con la intempestiva salida de Arroyo acompañado por “Mou” (así llaman a Mourelle en el gabinete, donde cada vez tiene más enemigos) y tras criticar al Ceremonial de la comuna (“no pueden no saber hasta que llega el intendente qué lugar va a ocupar. Son ellos los que tienen que evitar estos papelones de última avisándole a Arroyo que no vaya sino están de acuerdo”), se dialogó sobre el futuro político del titular del Ejecutivo.

.-.-.-.-.-.-..-

“No se va a ir de Cambiemos. Olvídense. Si le garantizan una diputación provincial para el hijo y se comprometen a no tocarle a toda la parentela que ubicó en la Municipalidad, como compañera, hijos, hijastros, esposas y esposos de estos, y otros integrantes del árbol genealógico no va a jugar por afuera. Va a tener mucho baile con el Tribunal de Cuentas y con la justicia con los despelotes que le dejará Mourelle, por lo que acuérdense lo que les digo hoy: se va a quedar en Cambiemos, juegue o no”, decía con total convicción el fanático de River que para muchos, acostumbrado a su anterior trabajo en CABA, hila demasiado finito en el plano local. “Se está subiendo un poco el precio. El sabe que su 8 o 10 por ciento de votos puede generar algún dolor interno si se va de Cambiemos, y los quiere hacer valer”, refería en tanto uno de los secretarios del gabinete que no se sumó a la retirada a la que luego sí se sumaron los radicales cuando vieron a Guillermo Montenegro, diputado nacional y precandidato a intendente, secundando a la gobernadora y sus ministros en la recorrida junto al mar. En algo coincidieron todos: el viernes en las playas de Constitución arrancó la interna de Cambiemos.

Por ahora hay tres candidatos definidos claramente en la coalición gobernante. El actual intendente, la radical Vilma Baragiola y Guillermo Montenegro, al parecer, el candidato de la gobernadora, quien no obstante se apresura en aclarar que siempre es buena la competencia interna para dirimir candidaturas. Algunos sectores del PRO alentaban en secreto una candidatura a intendente de Franco Bagnato, pero sacándolo a la cancha a último momento, aunque esos planes, al parecer, ya se hicieron trizas. El hombre que hizo muchos años radio en Mar del Plata ya fue notificado de que lo esperan con algunos “carpetazos” en estos pagos, a sacar a relucir por los mismos “amarillos” del PRO enemistados con quienes lo postulaban. Bagnato, senador provincial, lejos está de querer meterse en el barro político de las chicanas y enfrentamientos, dicen quienes lo conocen. “Lleva tres años de perfil bajo, no se le escuchó la voz hasta ahora”, refieren quienes le desaconsejan luchar por la sucesión de Arroyo. “Los periodistas siguen hablando de tres precandidatos pero son cinco. Se están olvidando del diputado Castello y del que no para nunca, Maxi Abad, un pícaro que no por casualidad es el presidente del bloque en la Cámara”, apuntó con su tercer gin-tonic en mano el hombre cercano a la gobernadora que conoce al dedillo la interna local.

“Mientras miro las nuevas olas…”. La gobernadora María Eugenia Vidal, junto a sus hijos, María José, Camila y Pedro, sus padres y un par de amigas, disfruta de unos días de descanso junto al mar, en la residencia de Chapadmalal. Pese a las promesas que hizo de apagar su celular, el mismo se recarga un par de veces al día, porque los contactos con sus ministros, operadores y hasta los máximos popes del PRO son constantes. Febrero, sabe, será un mes duro. Entonces se definirá su futuro político -90 por ciento de que vaya por la reelección en la gobernación aventuran sus colaboradores- y se definirá, con el presidente, si se adelantan los comicios en la Provincia. “Habrá que analizar con cuidado los pro y los contra de esa medida”, refería uno de sus operadores. “Donde sea que pueda aportar dentro del marco de Cambiemos voy a estar, y eso lo veremos con el presidente en febrero”, aseguró Vidal en una entrevista exclusiva que concedió en la mañana del sábado al programa La Contratapa, de FM Atlántica, que luego fue replicada por todos los medios nacionales. Vidal apuesta a una gran temporada en Mar del Plata, ciudad que recorre en estas horas junto a los suyos.

En la entrevista también se refirió la gobernadora al incidente con el jefe comunal, quien se retiró del acto porque le tocaba un lugar bajo el sol, según explicó el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente. Ciertamente Vidal minimizó el hecho. “A mí nunca me importó ni el protocolo ni el lugar que me tocaba ocupar en el acto. Cuando hacemos estas cosas los protagonistas son los marplatenses, son los argentinos que vienen a la ciudad, la protagonista es la ciudad. Ningún político ni ningún funcionario, incluyéndome a mí también”, dijo. Lo sucedido el viernes en la playa puso en primer plano lo que siempre se dijo en Mar del Plata: las relaciones entre municipio y provincial son malas. “Vamos a seguir trabajando y apoyando a Mar del Plata hasta el final del mandato del intendente”, aclaran empero desde La Plata.

En la noche del domingo, en el SUM del edificio de San Lorenzo 50, se celebró un cumpleaños que también dejó lecturas políticas. El diputado nacional y precandidato a intendente por Cambiemos, Guillermo Montenegro, cumplió 56 años, y la oportunidad fue propicia para festejar con familiares, amigos y ex compañeros de la promoción ’80 del Instituto Peralta Ramos. Hubo una invitada de lujo, tal el caso de la gobernadora María Eugenia Vidal, quien le regaló un pulóver al agasajado, padre de tres hijos, con mellizos en camino. Un menú sencillo, con empanadas, sándwiches, helados y torta -catering de una emprendedora marplatense-, en una noche agradable, donde Montenegro compartió su alegría junto a miembros de las familias Cabrales, Otero y Miconi, y ministros bonaerenses, como el de Cultura, Alejandro Gómez, el secretario general de la gobernación, Fabián Perechodnik, el de Medios, Mariano Mohadeb y otros representantes de la política.

“Gracias a todos. Están acá todos los que quería que estén, y estoy en la ciudad donde quiero estar”, brindó emocionado Montenegro, quien recibió como regalos bebidas varias, remeras, pulóveres y hasta un carrito de helados. No se habló mucho de política, ni siquiera se sacaron fotos pese a que se encontraba la gobernadora, aunque hubo algún brindis por el “futuro intendente de Mar del Plata”. En algunas mesas se coincidía en las quejas por el estado que hoy ofrece la ciudad, con las playas, calles y paseos abarrotadas de basura mientras arriban miles de visitantes a la ciudad. Este incluso era uno de los temas que más atención registró en las redes sociales, con fotos y videos subidas por los vecinos con plazas convertidas en baldíos abandonados. “El intendente ya empezó a gobernar en su cuarto año y sigue echándole la culpa de todo a la herencia recibida. Admito que lo voté pero estoy arrepentido”, se quejaba en voz alta uno de los empresarios presentes en el cumpleaños, quien dijo soñar con una ciudad “como nos merecemos todos los que la amamos”.

Con respecto a la basura y la mugre que se visualiza en Mar del Plata, como consecuencia del quite de colaboración de los trabajadores municipales, cabe recordar que el intendente convocó a ONG, entidades religiosas y sociales locales para realizar un operativo de limpieza al menos de las plazas. El fracaso fue total. Ni los scouts, “siempre listos”, se prestaron a realizar el trabajo correspondiente a quienes están reclamando por sus salarios. En uno de los “operativos” dos funcionarios, el intendente y cinco o seis personas -en realidad parecía un picado de básquet en la plaza, y de hecho uno de ellos portaba una pelota de básquet- se sacaron una foto que fue difundida por la comuna para informar sobre una de las áreas realizadas. Eduardo Leitao incluso barrió la plaza Colón con una hoja de palmera, lo cual evidenció también la unidad de los municipales en el reclamo ya que no pudo lograr que ni siquiera una cuadrilla de trabajadores pudiera realizar esa tarea. Finalmente, se habría decidido contratar a una cooperativa, por estos días, para intentar hacer variar este triste panorama. También la falta de controles de Inspección General se hacen visibles en estas horas. Un puesto de venta de choripán frente a la Catedral, a metros de la Peatonal, y carros de venta de comida en lugares prohibidos fueron una postal reiterada en la principal ciudad turística argentina.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

A propósito de los municipales, envalentonados por la unidad que registran, rechazaron la oferta salarial del municipio en el encuentro convocado por las autoridades bonaerenses en La Plata. El jueves próximo volverán a reunirse y todo parece indicar que si el Ejecutivo mejora la oferta, volverán a trabajar. “El conflicto no puede ser eterno y no queremos perjudicar ni a los marplatenses ni a los turistas, pero nuestro reclamo es justo”, dicen cerca del titular del STM. El gobierno local mejoró la oferta, con un retroactivo del 10% a octubre y un 4% en diciembre, al tiempo que se prometió que no se descontarían los días de paro y medidas de fuerza, aunque el lunes en una radio el intendente dijo lo contrario. De todos modos, confió uno de los hombres que tomó parte de las negociaciones, si el Ejecutivo el jueves oferta un incremento del 6 por ciento para diciembre (dos puntos más que la propuesta de la semana anterior), el conflicto llegaría a su fin. “Ninguna de las partes tiene más margen”, explicaba la fuente de la Provincia que de todos modos se preguntó por qué no se cerró este acuerdo meses antes y no ahora en plena temporada. “Si mejoran la oferta el jueves significa que antes lo podrían haber hecho también”, razonó.

El secretario de Economía, Hernán Mourelle, no participa de las negociaciones. Tampoco estuvo en la reunión que el intendente mantuvo con los presidentes de bloques en su despacho, intentando “aplacar” la bronca de los ediles, quienes venían de denunciar la última bravuconada del titular de Hacienda, que se presentó con un escribano al desértico recinto de sesiones a una inexistente audiencia pública por el tema del presupuesto. “Este tipo que solo tiene el respaldo del intendente y el rechazo de todo el gabinete viene del conurbano y nos quiere mojar la oreja a los marplatenses. Ya provocan risas sus actitudes, sus manotazos de ahogado. ¿Cree que así le vamos a votar su presupuesto y la ley fiscal impositiva?”, se preguntaba un concejal de la oposición antes de la caliente reunión realizada en la oficina del intendente

.-.-.-.-.–.–.-

El vicepresidente del Concejo, Balut Tarifa Arenas (el presidente, Guillermo Sáenz Saralegui se encuentra de vacaciones), y los concejales Vilma Baragiola, Cristina Coria, Ariel Ciano, Angélica González, Guillermo Volponi, Santiago Bonifatti, Daniel Rodríguez, Claudia Rodríguez y Guillermo Arroyo, fueron recibidos por el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, el de Legal y Técnica, Gustavo Gil de Muro, y el de la privada, Hernán Tillous, y, claro está, el intendente municipal. “No vamos a permitir que Mourelle siga avasallando el Concejo. Se terminó. No más abuso de poder y menos amenazas como no pagarle a los trabajadores del cuerpo deliberativo”, dijeron los ediles. Arroyo aclaró que se le pagaría a los trabajadores y asesores del Concejo, desautorizando a su secretario preferido, aunque le recordaron que la firma que tiene la notificación era justamente la del jefe comunal. Los representantes de Unidad Ciudadana y de Acción Marplatense se solidarizaron con el lord mayor por los sucesos de la playa -había sucedido una hora antes- y reclamaron encontrarle una solución urgente al conflicto con los trabajadores municipales.

El momento más áspero se registró durante un diálogo picante entre el concejal Ariel Ciano y el intendente.

-Usted es responsable señor intendente de la crisis que genera este tipo de conflictos. La ciudad es una mugre. Hay basura por todos lados. Usted no se deja ayudar, disparó el concejal.

-Usted no tiene idea de lo que es estar sentado acá. No es fácil. No tiene idea, respondió Arroyo.

-No sólo puedo saberlo sino que voy a hacer todo el esfuerzo para, el año que viene, estar sentado yo en ese lugar, replicó Ciano,

-Quédese tranquilo que eso no va a suceder. Usted vive criticándome, especialmente en los últimos tiempos, le saltó a la yugular el jefe comunal.

La discusión fue creciendo y el representante de Sergio Massa en el Concejo amenazó con retirarse. Finalmente lo convencieron y volvió a sentarse. Minutos más tarde el incidente Arroyo lo tuvo con la concejal Vilma Baragiola, quien aspira a sucederlo. Le levantó la voz en una crítica y la radical lo detuvo-.

-¡A mí no me levantes la voz!, le reclamó Vilma

-Yo soy muy enfático, se excusó el intendente…

La concejal radical Cristina Coria, como lo hace habitualmente a través de sus redes sociales, le apuntó al secretario de Hacienda por todos los males en el encuentro mantenido con Arroyo en el despacho principal. “Lo de Mourelle ya es patético”, comentó la edil. El intendente no se quedó atrás y se lamentó de que el Concejo no aprueba las ordenanzas que él eleva, lo que dio pie nuevamente al lanzamiento de dardos contra Mourelle por parte de los concejales. Sin embargo, la nota de color que sorprendió a todos se dio casi al final del encuentro.

Fue concretamente cuando, dirigiéndose a la concejal de Acción Marplatense, Claudia Rodríguez, el intendente dijo sentirse arrepentido de haber sido tan crítico con la gestión de su antecesor Gustavo Pulti. ¿Sabe cómo me acuerdo de ustedes siempre? El gobierno de Pulti hizo muchas cosas que me sirvieron para continuar”, aseguró textualmente el intendente Arroyo, con lágrimas en sus ojos… Claudia Rodríguez no disimulaba su sorpresa ante esos dichos. Otros ediles sentían lo mismo. De todos modos, unas horas más tarde, el doctor Arroyo volvía a responsabilizar a Pulti y a Acción Marplatense, ya en el último año de su gestión, de todos los males que vive Mar del Plata y la zona… En coincidencia, a través de su cuenta de Facebook, el ex intendente -cada vez más entusiasmado con la posibilidad de ser candidato en los próximos comicios- hacía saber que ya se habían caído cinco de las seis denuncias que contra él había presentado la actual gestión.

.-.-.-.-.-.-.-

“En todo este tiempo, Arroyo permanentemente ha hecho muchas cosas para generar diferencias o enojos, y sin embargo, se sigue colaborando con él en todos los problemas de gestión que tiene. En este año que termina sufrieron el ataque de su gobierno los clubes de Mar del Plata, los productores frutihortícolas, o las empresas exportadoras de nuestro Puerto”, dijo tras el encuentro el concejal Ariel Ciano, quien recordó que lejos quedó aquella promesa de Arroyo de ofrecer una ciudad más limpia, más segura y más ordenada. “Las plazas y los espacios públicos están desbordados de basura, no hay controles de inspección general en las calles, el tránsito está absolutamente desmadrados, y mientras tanto, recibimos a miles de turistas en la principal ciudad turística del país”, cerró su charla con la prensa el concejal que también pretende ser intendente.

Los concejales creen que ya se dijo todo lo que había que decir. Ahora es el turno de los hechos. Si el Ejecutivo insiste, a través del plan de Mourelle, de presionar con la amenaza del no pago a los asesores de los ediles, estos ya tienen un ancho de espada escondido bajo la manga. “Si Mourelle insiste con las chicanas no te sorprendas si el Concejo les deroga los artículos 71, 72, 73, 74 y 75 de la complementaria, que hace referencia a las transferencias. Después tendrán que volver a contratar un estudio de abogados para hacer una presentación ante la Corte”, avisó el funcionario de carrera que conoce como pocos la interna del Concejo Deliberante, cuerpo que ha tenido una unidad pocas veces vista a la hora de defender la institucionalidad y la autonomía de los poderes.

En otro brindis, en la bodega exclusiva ubicada en el subsuelo de la mansión de un empresario local, se hablaba de la renuncia del secretario de Energía, Javier Iguacel, ya reemplazado por Gustavo Lopetegui, ex número dos de la Jefatura de Gabinete. De hecho, se esperaba con ansiedad la información que traería uno de los presentes de su encuentro mantenido horas antes con Lopetegui, en Buenos Aires. “Lo del petróleo no sólo sigue en pie sino que se le pondrán todas las fichas”, explicó para alivio de los hombres que brindaban con un cabernet que se podría calificar como elixir. El periodista solo escuchaba e intentaba memorizar. Es que en Mar del Plata se ha hablado muy poco del tema, pero hay mucha gente en la ciudad que está muy centrada en lo que puede llegar a suceder cuando el 19 de marzo se abran precisamente en esta ciudad los sobres de la licitación internacional para buscar petróleo en el mar. Ese día se sabrá cuantas empresas internacionales se postularán para la explotación de petróleo y gas “off shore” costa afuera.

Los permisos de exploración, pudo saberse, abarcan alrededor de 200 mil kilómetros cuadrados, y representan un total de 38 bloques a adjudicar, y conciernen a las cuentas Austral Marina, Malvinas Oeste y Argentina Norte. “No es descabellado para nada pensar que se pueda encontrar petróleo y gas a 200 kilómetros de la costa marplatense. Van a venir los monstruos del mundo a explorar. Si hallan petróleo o gas allí, lo cual es más que factible, te aseguro que para Mar del Plata puede ser una revolución”, confesó entusiasmado uno de los presentes, en breve diálogo con el periodista. “Hace diez años se realizaron estudios y se detectaron potencialidades. Es un tema para seguir con mucha atención porque, objetivamente, es una oportunidad para el país y para Mar del Plata en particular”, sostuvo por su parte el empresario que no esconde su simpatía por el kirchnerismo, con lo cual cobra aún más fuerza la medida dispuesta por el actual gobierno. “Venite a la oficina que tengo mucha información que te puede servir”, cerró el diálogo con el periodista, también entusiasmado con el tema del cual poco se ha hablado. Ninguno de los presentes rechazó una nueva cata de otras de las joyas atesoradas en esa cava de película.

Coment� la nota