Se acelera la rosca por los espacios de poder en la Legislatura

En una discusión tan intensa como hermética y subterránea, en la Legislatura bonaerense se negocia por estas horas el reparto de los principales espacios de poder, con el sillón de la presidencia de la Cámara de Diputados en el centro de la pulseada. La rosca, que tiene como principales protagonistas a los distintos sectores del Frente de Todos, al radicalismo y a las huestes del PRO, entró en la recta final.

Según informaron fuentes parlamentarias, el 4 y 5 de diciembre la Cámara de Diputados y el Senado bonaerenses realizarán las sesiones preparatorias, en las que jurarán los nuevos miembros y se designarán las autoridades.

Se trata de una definición que terminará de configurar el mapa del reparto del poder político en la nueva etapa que se abre con la asunción de Axel Kicillof. El electo gobernador se sumó el jueves a la tarde a un encuentro con la vice Verónica Magario (que comandará el Senado) y a sus dos principales espadas legislativas, la presidenta del bloque de senadores de Todos Teresa García, y el diputado Carlos “Cuto” Moreno. El objetivo: comenzar a delinear la estrategia para avanzar con las definiciones.

La presidencia de Diputados es el centro de toda la negociación y dependerá de cómo se ordene la interna del Frente de Todos. En el entorno de Kicillof no dan señales sobre ningún movimiento para posicionar a un “elegido” en la mesa de discusión. Por ahora, la pulseada parece planteada entre las aspiraciones del sector de los intendentes del PJ bonaerense y el posible movimiento que hagan Máximo Kirchner y La Cámpora.

Entre los jefes comunales, el que asoma como posible candidato es Federico Otermín, diputado de Lomas de Zamora que ingresó a la Cámara baja en 2017 y que responde políticamente al intendente de Lomas Martín Insaurralde y con buena sintonía con La Cámpora. El esquema que se piensa contempla ceder la vice “con firma” al PRO. Ya hubo, de hecho, algunas conversaciones entre los alcaldes del PJ y del macrismo.

El que también tiene aspiraciones de quedarse con ese “premio mayor” es Sergio Massa. El tigrense, dicen, tiene diálogo permanente con Máximo Kirchner. Y en un momento se había especulado con que la que podría desembarcar como sucesora de Mosca era su esposa, Malena Galmarini, electa legisladora. Pero el hecho de que él mismo suene casi como “número puesto” en la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación le quitó fuerza a esta hipótesis.

Quienes conocen de cerca la pulseada dicen que Máximo Kirchner quiere la presidencia de Diputados para La Cámpora. Hay varios nombres en danza, pero el que hoy asoma con más fuerza es el de Santiago Révora, primo de Wado De Pedro. También se menciona a Facundo Tignanelli, un diputado matancero cercano al “Cuervo” Larroque.

Hay finalmente otra opción en el horizonte. Que Kicillof logre colocar a una de sus espadas legislativas en la Presidencia. En ese marco, algunos mencionan a Carlos “Cuto” Moreno.

Coment� la nota