Vidal despliega a sus legisladores para reivindicar 1300 obras públicas

Vidal despliega a sus legisladores para reivindicar 1300 obras públicas

Busca que los votantes las identifiquen con su gestión; apuntarán a los intendentes que se las "apropian"

Mientras Cambiemos regula las apariciones de sus figuras estelares para enfriar la campaña y dejar que la oposición haga el desgaste, la gobernadora María Eugenia Vidal envió a los 46 legisladores oficialistas de la provincia de Buenos Aires a multiplicar sus recorridas por el territorio. Pero con una meta precisa: mostrar y reclamar la autoría política sobre más de mil obras que se están ejecutando con fondos provinciales y nacionales. Especialmente, aquellas que, cartel mediante, los intendentes opositores presentan como propias.

El esquema de recorridas, ordenado y sistematizado en planillas al mejor estilo Pro, se propone como objetivo que los 30 diputados y 16 senadores bonaerenses visiten 10 obras por día, unas 60 cada semana, de aquí hasta octubre, para alcanzar unas 1300 antes de las elecciones generales del 22 de octubre.

La prioridad estará puesta en 1075 obras declaradas por la provincia: 180 de vialidad, 270 de hidráulica, 220 de agua y saneamiento, 200 de arquitectura (hospitales, comisarías, escuelas, teatros), 80 de energía y 77 de viviendas.

La estrategia desnuda una fortaleza y una debilidad de Cambiemos. La primera es obvia: con el control de los gobiernos nacional y provincial y 69 intendencias bonaerenses, el oficialismo puede estar en todas partes, todo el tiempo. Desde las intervenciones públicas de Vidal o el presidente Mauricio Macri, que siempre encuentran eco en medios, hasta las recorridas de funcionarios nacionales y provinciales.

Los legisladores se sumarán ahora a ese trabajo "hormiga", con su propio esquema, para colaborar con una preocupación que aparece en varios despachos: que Vidal puso a la obra pública como norte de su gestión, pero ese activo no termina de descollar como atributo de su gobierno entre los bonaerenses.

"Se trata de una campaña capilar de comunicación. Nuestra tarea será visibilizar obras que la gobernación está encarando en toda la provincia y lograr que sean reconocidas por los vecinos", señaló a LA NACION Daniel Ivoskus, diputado provincial y encargado de la comunicación de la mesa que organiza las travesías de los legisladores.

Esa mesa es coordinada por el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, y el vicegobernador Daniel Salvador, y está integrada por los senadores Gabriel Monzó y la ex massista Malena Baro, y los diputados María José Tedeschi y César "Tuta" Torres.

Cuatro patas netamente políticas: Monzó es hermano de Emilio, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación; Baro, ex massista, viene de la UCR; Tedeschi reporta al ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, otro ex massista; y Torres integra la tropa de Jorge Macri.

El equipo del secretario de Comunicación, Federico Suárez, se encarga del "libreto" que llevarán bajo el brazo los legisladores: una ficha técnica de cada obra, con su impacto regional, costos y plazos, provista por el Ministerio de Infraestructura. Antes de cada visita, que incluirá timbreos, se lanzarán avisos telefónicos grabados (IVR) para invitar a los vecinos y, en los días posteriores, se difundirán videos en las redes y medios locales. En cada región se convocará a los candidatos a la Legislatura, concejales y concejeros escolares. Un paquete cerrado.

Ayer se hizo una prueba piloto, en la nueva ruta 8, a la altura de José C. Paz. Hoy, Mosca llevará el esquema a San Pedro, Ramallo y San Nicolás. El lunes se lanzará el esquema, con diez visitas simultáneas.

"Ahora que la provincia sí hace obras, buscamos visibilizarlas", insistió Ivoskus, en relación a la escasa inversión en cemento del gobierno de Daniel Scioli. "Pero también vamos a salir a pujar en los lugares donde se trata de ocultar la obra pública provincial", completó.

Ese podría ser el capítulo más entretenido del raid: los legisladores harán especial hincapié en las obras provinciales y nacionales que hoy están decoradas con carteles de los intendentes de la oposición. Algunas con razón, porque el municipio ejecuta las obras o porque aporta fondos. Otras, por picardía, aprovechando los espacios vacantes. Vidal quiere tapar cada agujero.

Comentá la nota