"No es saludable que los cancilleres estén contestándose por medio de la prensa"

El presidente uruguayo, José Mujica, afirmó que "no es saludable" el intercambio de comunicados que se ha dado en los últimos días entre las Cancillerías de Argentina y Uruguay por supuestas irregularidades en la licitación del canal Martín García, de administración compartida.

"No es saludable que los cancilleres estén contestándose por medio de la prensa", afirmó Mujica en declaraciones exclusivas que publica hoy el diario La República.

El mandatario ratificó que espera reunirse con la presidente Cristina de Kirchner, para "conversar directamente del tema".

El presidente uruguayo viajará esta tarde hacia Brasilia para participar en la cumbre extraordinaria del Mercosur que ratificará el ingreso de Venezuela al bloque regional.

En el encuentro participarán además Cristina y los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff, y Venezuela, Hugo Chávez.

Del encuentro está excluido Paraguay, el cuarto miembro del bloque regional, que está temporalmente suspendido, desde el 29 de junio, debido a la destitución una semana antes del presidente Fernando Lugo por parte del Senado de su país.

Mujica prefirió mantener reserva sobre el planteo que le hará a la mandataria.

Los gobiernos de Uruguay y Argentina están en medio de una polémica con intercambio de comunicados y notas por el tema del canal Martín García.

Como parte del mismo, la Cancillería uruguaya advirtió a la Argentina que será la única responsable por la exclusión de la empresa holandesa Riovía en la licitación para las obras de dragado en medio de especulaciones por supuestas irregularidades.

El ministro uruguayo de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, envió el viernes una escueta carta a su par argentino, Héctor Timerman, en la que afirma que "corresponde advertir" que "los efectos jurídicos y económicos" de esa decisión serán "de exclusiva responsabilidad de su parte".

Horas antes, el Gobierno argentino comunicó al uruguayo que resolvió excluir a la holandesa Riovía "de toda nueva participación" en obras del canal Martín García, de administración compartida, en medio de una polémica por supuestas irregularidades en un contrato con la empresa.

Timerman indicó en una carta a Almagro, que ha dado instrucción para excluir a Riovía "de la lista de empresas pre-calificadas para la licitación pública internacional para la profundización del canal".

"He instruido a la delegación de Argentina ante la Comisión Administradora del Río de La Plata (Carp) desestimar, bajo todo concepto, la eventual presentación de dicha empresa en el concurso de precios para el mantenimiento del canal, cuya apertura de sobres de realizará el 30 de julio", en Buenos Aires, señala la carta divulgada por la Cancillería argentina.

La oposición uruguaya denunció en mayo que fue ofrecida un soborno de 1 millón de dólares a funcionarios de la Carp para apoyar en el proceso de licitación a Riovía, que desde hace dos décadas draga el canal.

En otro comunicado, el Gobierno argentino dijo que "no ha logrado la colaboración" de Uruguay para hallar a los responsables de las supuestas irregularidades.

La Cancillería advirtió además sobre la existencia de "una campaña mediática en Uruguay" centrada en "supuestos intentos de sobornos" al embajador uruguayo Francisco Bustillo, presidente de la Carp, para favorecer a Riovía.

Coment� la nota