Rodríguez Saá propone ampliar la Corte a 9 miembros con cupos por género y región

Rodríguez Saá propone ampliar la Corte a 9 miembros con cupos por género y región

El senador cercano a Cristina presentó su proyecto para la discusión del funcionamiento judicial que abrirá Alberto con un consejo de expertos.

El senador Adolfo Rodríguez Saá, que integra el bloque del frente de Todos y se referencia con Cristina Kirchner, anunció este lunes que presentará un proyecto de ley para ampliar la Corte Suprema a nueve miembros y establecer cupos de género, especialidades y representación regional.

La propuesta fue pensada para debatirla en el consejo de juristas para diseñar reformas al sistema judicial, que según anunció Alberto Fernández llegará junto al proyecto de ley para reformar la justicia federal anunciado en la apertura de sesiones ordinarias.

En una entrevista televisiva, el presidente anticipó hace veinte días que no estaba de acuerdo con ampliar el máximo tribunal, pero escucharía propuestas si las hubiera y el ex gobernador puntano presentó la suya.

El peronismo armó su agenda en el Congreso sin la reforma judicial que anunció Alberto 

Los tiempos del Adolfo antikirchnerista quedaron muy lejos. Se sumó a la reconstrucción del PJ junto a la ex presidenta cuando dejó la Casa Rosada y luego entablaron un vínculo cercano en el Senado, con las bancas casi pegadas, separadas por un pasillo.

Adolfo se reencontró con Cristina en 2016 y se sumó a su bloque en noviembre. Propone ampliar la Corte a 9, con cupos regionales, de género y áreas temáticas. Alberto dijo que no está de acuerdo pero dará la discusión.  

En diciembre anunció que se sumaría al bloque del frente de Todos y presentó otros proyectos de ley muy cercanos a las proclamas de la vicepresidenta. En febrero, propuso uno para restringir la tomar de deuda externa similar al prometido por Cristina en la campaña.

El viernes presentó otro para cambiar el nombre del Senado a "Honorable Cámara de Senadoras y Senadores de la Nación", un reclamo de las capacitaciones en perspectiva de género.

Su idea de ampliar la Corte Suprema no es nueva: la planteó en 2016, cuando llegaron los pliegos de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti; y tenía apoyo del peronismo de ese año, conducido por Miguel Pichetto y con el kirchnerismo duro adentro.

En el Senado aquel año se hablaba de que el propio rionegrino quería sumarse al máximo Tribunal y el puntano incorporar a su coterránea Liliana Negre de Alonso, que en 2017 dejó su banca en la Cámara alta tras 16 años. 

El nuevo proyecto propone que la Corte sea de nueva miembros, no más de 5 del mismo género; y que al menos haya uno con especialidades en derecho civil, comercial, penal, trabajo, seguridad social, constitucional, contencioso administrativo y "cualquier otra rama del derecho público y/o privado".

Rodríguez Saá propone que la Corte sea de nueva miembros, no más de cinco del mismo género, que haya jueces con distintas especialidades y uno por cada una de las cinco zonas geográficas definidas en el proyecto: patagónica, cuyo, centro, norte grande y Buenos Aires.

Además, debería haber al menos un juez por cada una de las cinco zonas geográficas definidas en el proyecto: patagónica, cuyo, centro, norte grande y Buenos Aires. "Las regiones argentinas tienen poca representación en la Corte, la cual está limitada a los sectores más poblados", se quejó el puntano en el proyecto. Con la composición actual, los nuevos juristas serían de casi todos de zonas alejadas al centro del país lo que haría más sencillo obtener los votos para aprobar la ampliación. 

Se necesitan dos tercios del Senado para nombrar un juez de la Corte, al igual que para definir el nuevo procurador general, el jefe de los fiscales federales. Alberto propuso a Daniel Rafecas, pero aún no tiene garantías de llegar al número necesario porque hay resistencia en la conducción de Cambiemos. Apuestan a los votos de los referentes de los gobernadores y los más cercanos a Enrique "Coti" Nosiglia, pero por ahora no se animan a confirmarlos. 

Una nueva composición de la Corte cambiaría por completo el tablero jurídico del país, sobre todo por Cristina demostró que está dispuesta a pedirle explicaciones, como cuando pidió una declaración de certeza sobre la posibilidad de sesionar por sistema remoto. Sólo Rosenkrantz se negó a responder y los demás, según su interpretación, le dieron vía libre para aprobar leyes por internet. 

Comentá la nota