Así quedó todo rumbo a octubre en Mar del Plata

Así quedó todo rumbo a octubre en Mar del Plata
Escrutado un 97% de las mesas, Ferro superó a Baragiola por 2 mil votos y de las 21 listas presentadas, trece quedaron en el camino, mientras que el kichnerismo tendría que unificar las dos listas que sacaron mayor cantidad de sufragios. ¿Qué pasó con los senadores y diputados en General Pueyrredon?
La madrugada de este lunes 12 de agosto encontró a dos de las múltiples fuerzas políticas de General Pueyrredon peleando cuerpo a cuerpo por consagrarse como la ganadora de estas primeras elecciones primarias legislativas (las P.A.S.O. del 2011 fueron para elegir representantes ejecutivos). La lista que encabeza el actual secretario de Salud, Alejandro Ferro, por Acción Marplatense, y la liderada por la radical Vilma Baragiola, del Frente Progresista Cívico y Social, se encontraban a última hora del domingo en un empate tácito, a pesar de que en sus discursos ambos se proclamaron vencedores.

Según las estadísticas finales, de las 21 listas en competencia en General Pueyrredon, sólo 7 seguirían en carrera para las generales, aunque en la interna kirchnerista podría haber una integración entre la nómina ganadora y la de minoría y de esta manera sumar 8 opciones de votación para octubre.

Tanto la lista que encabeza Alejandro Ferro, por Acción Marplatense, como la opositora de Vilma Baragiola se ubican en un porcentaje cercano al 17% y con el 98% de las mesas escrutadas.

Más allá de esta situación particular, Baragiola se erigió como la ganadora indiscutida de la interna del Frente Progresista Cívico y Social, con casi un 65% entre cinco listas disponibles. No es menor mencionar que, entre todas las líneas, este frente se ubicó en primer lugar con poco menos del 25% de los sufragios totales, superando entonces por un 8% al candidato oficialista, Alejandro Ferro.

En el tercer lugar y finalmente no muy lejos de sus contrincantes se mantuvo la Agrupación Atlántica, con el actual concejal Carlos Arroyo a la cabeza, seguido de Emiliano Giri por el sector denarvaeísta, quien obtuvo un porcentaje muy cercano a los 11 puntos al frente del partido Unión por la Libertad y el Trabajo (10,92%).

Siempre de acuerdo a los datos oficiales, la quinta posición fue para el Frente Renovador liderado por Cristian Azcona, con un índice muy cerano al de Giri (10,71%). lo que evidenció un gran corte de boleta, ya que Sergio Massa logró en Mar del Plata poco más del 21%.

Por el lado del FpV, si bien el kirchnerista Daniel Rodríguez se consagró en la interna (con el 53,05%), el porcentaje individual posicionó a la lista 2 en un sexto lugar general (6,96%) frente a una pésima elección. El movimiento identificado con Carlos Cheppi no supo mantener el 21% de los sufragios conseguidos en las generales de 2011 y posiblemente tenga que compartir lista con la referente del Enapo, Stella Casasola, ya que con casi la totalidad de las mesas escrutadas, la dirigente conseguía el 25% de los sufragios de la interna kirchnerista, lo que la habilitaría a pelear un cuarto lugar en la nómina ganadora, de cara a octubre.

La séptima y última lista en conseguir los votos necesarios para competir en octubre es la del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, con el militante del PO Alejandro Martínez a la cabeza, aunque apenas con un 2,78%.

LAS INTERNAS

Un análisis detallado merecen, en esta oportunidad, los números de las internas en General Pueyrredon. Es que dos situaciones muy similares obtuvieron resultados diametralmente opuestos.

Durante los meses previos a los comicios, los integrantes de la lista que lidera Baragiola no dejaron pasar oportunidad de transmitir su descontento con los líderes partidarios y los que sellaron y acompañaron el acuerdo Alfonsín-Stolbizer. De hecho, la radical fue con “boleta corta” y sin el apoyo de los mandos a nivel nacional y provincial, que se inclinaron por la nómina de Alberto Rodríguez y Gustavo “Tato” Serebrinsky.

Así que, sin aparato político, pero con un trabajo territorial notorio y el reconocimiento de la gente, Baragiola hizo una de las mejores elecciones de los últimos tiempos y peleó el primer lugar con Ferro.

En el camino quedaron no sólo Rodríguez y Serebrinsky (con el 12,99%), sino también Victoria Vuoto y Guillermo Schütrumpf (8,52%); la socialista Betty Vázquez y Carmen Martínez (3,24%) y Oscar Pagni junto a Guillermo Ciancio (10,73%).

Lo opuesto sucedió con el Frente para la Victoria. Identificados con el cheppismo, la lista de Daniel Rodríguez no levantó cabeza y su caudal de votantes se desvió, ante la falta de acompañamiento de los candidatos nacionales y provinciales.

Martín Insaurralde y Juan Curuchet dieron un apoyo explícito a la lista del intendente Gustavo Pulti, imponiéndola como la nómina del proyecto nacional y popular.

Esta postura le salió cara al kirchnerismo marplatense, que sin aparato y con escasa labor en el territorio vecinal no consiguió que el electorado se congracie con la propuesta. Es más, el bajo porcentaje obtenido por la lista de Rodríguez –y del FpV en general- facilitó que la dirigente del Enapo, Stella Casasola, pueda pelear el cuarto lugar al conseguir un 25% del total de la interna.

Por el lado del kirchnerismo, la lista de Carina Ponce quedó sin oportunidad de avanzar a las generales, al igual que las nóminas de Pablo Galarreta y la joven Antonela Etchechuri.

Por último, poco pudo hacer en General Pueyrredon el movimiento “Compromiso Federal”: ninguna de las 3 listas logró superar el piso.

SIN CHANCES

La tendencia prácticamente irreversible indica que 6 de las 21 nóminas no alcanzan el piso mínimo para llegar a las elecciones de octubre.

Así, la lista que encabeza la precandidata del Frente Popular Democrático y Social (Podemos) Alicia Reyley no será de la partida, como tampoco la liderada por Guido Pernia del partido Lealtad y Dignidad.

Como ya se ha mencionado, ninguna de las 3 listas que competía en la interna de “Compromiso Federal” logró obtener el 1,5% del padrón, ni siquiera al sumarlas. Así, las propuestas de María Fabiana Lynch, Carlos Pampillón y Leonardo Anglada, no tendrán representación en octubre.

En última instancia, vale mencionar que la nómina de Mónica Felices por la línea “Unión con fe”, de Gerónimo “Momo” Venegas, se estancó en un porcentaje del 1,27% y tampoco podrá acceder a las generales-.

NACIONAL Y PROVINCIAL

A diferencia de lo acontecido a nivel local, la elección de diputados nacionales y senadores provinciales tuvo una tendencia clara desde el cierre de los comicios.

Si bien en términos generales la victoria fue del massismo, en el partido de General Pueyrredon, el precandidato Martín Insaurralde le sacó 6 puntos a su rival del Frente Renovador, Sergio Massa. El postulante del Frente para la Victoria cuenta con un 28% de los sufragios a su favor, mientras que el intendente de Tigre no alcanza, por pocas centésimas, el 22%.

En tercer lugar, quedó el diputado Francisco De Narváez, con un 18,37% y el cuarto puesto fue para la fórmula Alfonsín-Stolbizer.

En cuanto a los senadores provinciales por la quinta sección electoral, el gran ganador, en General Pueyrredon, fue el marplatense Juan Curuchet, quien por el FpV obtuvo un porcentaje del 30%, seguido del candidato massista Patricio Hogan, que no llegó a los 18 puntos.

En una gran elección en su debut como candidato y la ardua tarea de encabezar la lista del FpV por la quinta sección, el ciclista se impuso con cierta comodidad. Dejó en el camino a Hogan y también a José “Pepe” Scioli, que lider la nómina por “Unidos por la Libertad y el Trabajo”, de Francisco De Narváez y le pis´´o los talones al miramarense con poco más del 17,5%.

Coment� la nota