Nuevo Cambia Jujuy y Jaque a Jaque

Nuevo Cambia Jujuy y Jaque a Jaque

La realidad argentina nos va hartando a todos con el festival de denuncias y contradenuncias y la competencia feroz de nuevos hechos de corrupción, ninguno de los bandos involucrados da explicaciones, ni deslinda responsabilidades ni mucho menos acepta culpas.

Cada uno trata de mostrar que el de enfrente es mucho más corrupto todavía, como si eso los exculpara de los vicios propios. Ninguno parece comprender que ese torneo de supuestos corruptos y delincuentes sólo está consiguiendo destruir nuestra imagen como República, y licuar la autoestima de los argentinos. El último ejemplo: el gobierno de Mauricio Macri condonó una multimillonaria deuda del CORREO ARGENTINO de cuando su padre, Franco Macri era el dueño de la organización postal privatizada.

Se ganó la repulsa de la oposición, de los que no lo votaron y de muchísimos que si lo votaron. La respuesta fue que la Justicia imputó a los exfuncionarios Julio De Vido, Carlos Zannini, Oscar Parrilli y Angelina Abbona por sus roles en el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA. La imputación lleva tiros de mortero hacia Luis D´Elía, Andrés Larroque, Héctor Timmerman y la mismísima Cristina Elisabet Fernández de Kirchner. P

arece concidencia, pero ya casi nadie cree en este tipo de coincidencias. Además está desmadrado el deporte y la difusión de las escuchas que despreciando a la justicia recalan directamente en los medios: si a CEFK se la escuchó con lenguaje zafio y estilo ramplón contrastando con su ultraproducida imagen de modelo top de Prada y de Dior, Louis Vuitton y Christian Louboutin; no podía faltar el ultrapro boquense Daniel Angelici poniendo en evidencia las miserias y negociados del futbol, los árbitros y la AFA. Y ojo que las escuchas también estarían intoxicando teléfonos en Jujuy, por razones legales o ilegales, de ambiciosos recolectores de datos de inconfesables objetivos. Y el derrape del macrismo pretendiendo jubilar de la Corte Suprema a la jueza Elena Highton a los 75 años dándose de patadas con su anterior posición cuando celebraba que el juez Carlos Fayt la hubiese integrado hasta los 99. Y así vamos, sintiendo que en un país de altos pijoteros, los que van por derecha terminan siendo los imbéciles de la película. Ojalá que un día esto se acabe, aunque parece improbable. De todos modos, el lado amable es el que aporta elementos al pasatiempo de los analistas urbanos.

Jaque a Celso

El peronismo se recalentó en la semana pasada. Tras conocerse en el juzgado federal con competencia electoral de María Romilda Servini, la consolidación legal de la intervención al distrito Jujuy por parte de la mesa nacional del PJ, el haquimismo que aún habita formalmente la sede partidaria de avenida 19 de Abril apuró una convocatoria elecciones internas, que algunos calificados dirigentes del sector atribuyen a la inspiración del abogado Riad Quintar, para cargos electivos y de congresales, para el 9 de Abril. La noticia causó profundo desagrado entre en el resto del peronismo jujeño, e inmediatamente los analistas urbanos recogieron las críticas –de tipo legal- acerca de que no estarían respetados los plazos que establece la carta orgánica del PJ, y otros -de una reprobación formal-, porque ese domingo se encuentra dentro de las importantes ceremonias de los Días Santos de la cristiandad, por lo que, aseguran, no es momento ideal para una participación plena en una contienda política. Más allá de esas disquisiciones legales y formales, la cosa es política. Así se lo hicieron saber al interventor CELSO JAQUE, el resto de los peronistas, durante un asado de muy buena mano invitado por el intendente de Perico, Rolando Pascual Ficoseco. Allí estuvieron junto al dueño de casa, Rubén Armando Rivarola, Liliana Fellner, Guillermito Eugenio Snopek, Carolina Moisés (de todos ellos se asegura que verían con agrado competir por una senaduría nacional este año), Miguel Tito, Alfredo Gerry, José Carlos Ficoseco, Julito Moisés, Adrián Mendieta, Alberto Miguel Matuk, Lito Torres, José Luis Martiarena, Alejandra Cejas, Lorenzo Guerra, entre otros. A la hora de los postres, todos hicieron uso de la palabra, y se manifestaron en forma unánime por buscar la unidad encaminada a elecciones internas abiertas que reposicionen al partido en la consideración popular.

Pero más allá de los buenos deseos, hubo definiciones fuertes que se deben considerar. La nota de simpática definición, la dio el ex intendente de La Mendieta, el reconocido luchador peronista y fanático hincha de Boca, don Lorenzo Guerra, cuando en medio del asado se calzó una gorrita con la leyenda "Rivarola Senador 2017" entre las entusiastas palmadas de unos y las sonrisas incómodas de otros. A la hora de los discursos, hubo algunos aplausos fogosos, otros tibios, a algún orador se le redujo el auditorio, y en algún momento una voz anónima ensayó un grito de "traidor" sin mayores consecuencias, pero todos se pudieron expresar.

El analista urbano que conoció detalles de los discursos definió: "todos contaban cuentos de salón, pero Rivarola se animó con los cuentos verdes". Así quiso definir cuando el corpulento diputado provincial pidió en primer lugar que más allá de bromas y aprontes, nadie hable de candidaturas en este momento. "Lo primero es recuperar nuestro partido, recuperar la sede usurpada por el massismo". Y allí en la primera movida concreta del delicado ajedrez del peronismo, le cantó el primer jaque a Jaque, cuando le exigió asumir la obligación de recuperar la casa peronista y la documentación allí existente, especialmente los padrones de afiliados.

Es más: le dijo que si bien es comprensible que el interventor se tome un tiempo para dialogar con todos, (y le falta hablar con muchos todavía), no más allá de veinte días, es un plazo razonable para que se instale en la sede oficial, y comience la difícil tarea de esa convocatoria a internas que el PJ necesita imperiosamente para salir de terapia intensiva. Jaque, sabe que nadie lo llevará hasta el jaque mate, pero sabe también que su misión en Jujuy no tiene ni retorno, ni otra salida que no sea entregar el partido normalizado, antes de regresar a Mendoza a pelear su propia campaña 2017. "La única autoridad soy yo", dijo, antes de irse, "y yo convocaré a elecciones oportunamente. Y no hablaré de otros actos, porque son inexistentes". "Son manotazos de ahogado" agregó convencido un dirigente del interior, mientras se despedía entre fuertes abrazos peronistas.

Coment� la nota