Larreta cierra su campaña concentrado en evitar el ballottage

Larreta cierra su campaña concentrado en evitar el ballottage

El oficialismo quiere evitar cuatro semanas más de campaña electoral

Horacio Rodríguez Larreta cerrará hoy la campaña por su reelección en la ciudad con una preocupación excluyente: la necesidad de alcanzar el 50% de los votos para evitar un eventual ballottage contra el candidato del Frente de Todos, Matías Lammens.

Tal como ocurrió en la previa de las PASO, en la que alcanzó el ansiado porcentaje descontando el voto en blanco, el jefe de gobierno porteño cerrará su campaña en Barrancas de Belgrano, junto con su compañero de fórmula, Diego Santilli; Martín Lousteau, cabeza de lista de senadores, y los postulantes a diputados que encabeza el "lilito" Maximiliano Ferraro.

Habrá, sin embargo, una larga recorrida previa por la ciudad: durante todo el día los candidatos se dividirán en cinco grupos para "barrer" las quince comunas.

A mediodía, se cruzarán todos en Caballito, a modo de cierre previo, y volverán al caer la tarde al mismo sitio en el que el presidente Mauricio Macri comenzó las marchas del "Sí se puede", a fines del mes pasado.

Cerca del candidato, que ayer recorrió Balvanera, reunió a su gabinete y se mostró en la zona de los teatros de la calle Corrientes junto al productor teatral Carlos Rottemberg y el actor Arnaldo André, afirman que el objetivo de ganar sin necesidad de una segunda vuelta está allí, al alcance de la mano, pero de ninguna forma se encuentra garantizado.

"Estamos entre 48,5 y 48,8, por ahora no nos alcanza. Va a estar muy finita la diferencia", afirmaban ayer desde el gobierno porteño, con altas dosis de prudencia y la tranquilidad de haber "pasado" el partido Boca-River en la Bombonera sin que se registraran incidentes.

Ads by 

Les preocupa la idea de un ballottage con Matías Lammens, aunque los números que manejan en el edificio de Parque Patricios también los favorecerían en esa instancia.

"Nos preocupan, más que ganar, las cuatro semanas que habrá que pasar si gana Alberto Fernández y nosotros no llegamos al 50%", afirmó otro miembro del gabinete, que imagina manifestaciones, protestas sindicales y un "bombardeo" mediático del kirchnerismo en contra del oficialismo porteño en el período que desembocaría en el 24 de noviembre, fecha de una eventual segunda vuelta.

"De todos modos, si sacamos 49 puntos, será una gran elección", puntualizan desde el comando de campaña que encabezan Eduardo Macchiavelli y Facundo Carrillo.

Martín Lousteau también llevó a cabo una "campaña" en busca de fidelizar el voto radical en la ciudad.

Ayer, Ricardo Alfonsín -con quien compartió un acto la semana pasada- pidió el voto para su correligionario en la ciudad de Buenos Aires a través de un video.

Coment� la nota