El PJ de Lanús iría hacia un cuerpo colegiado por falta de un líder

El PJ de Lanús iría hacia un cuerpo colegiado por falta de un líder

Díaz Pérez y Julián Álvarez hoy no convocan al conjunto de peronismo local. Empieza a sonar el nombre de Edgardo Depetris. Desde el PRO pretendería impulsar la figura de NoelíaQuindimil. De Lanús a Provincia ven a Insaurralde como el posible titular del PJ bonaerense y esperan el despegue de Scioli y no se atreven aún a pensar mucho en Randazzo.

Por Ricardo Carossino

Luego de una tremenda derrota en Lanús (un Municipio peronista desde siempre), el Justicialismo local quedó en ruinas, pero sobre todo quedó huérfano. No tiene un líder. Muerto Manuel Quindimil, perdido José Pepe Pampuro, desgastado Darío Díaz Pérez y derrotado Julián Álvarez, las tropas peronistas del distrito buscan un norte que por el momento no aparece, lo cual hace que el 2017 sea un horizonte nublado para el espacio.

Política del Sur indagó entre los referentes que aún quedaron de pie, pero no tienen chances de liderar el espacio y todos coincidieron en esta lectura, incluso en la necesidad, casi urgente de rearmar el partido para la elección  de autoridades en 2017, cuando también se elegirá al presidente del Justicialismo de la Provincia de Buenos Aires.

Todo está unido y todo tiene que ver con todo. Dicen que el peronismo está en todo el país, pero atienen de la mayor de las provincias, y aquí se definirá la madre de las batallas que quizás ponga el perfil del próximo candidato a gobernador en 2019.

En tanto, en Lanús, están mirando por supuesto para arriba, pero las definiciones aún no llegan. Falta poco tiempo para 2017 en términos macro, pero en realidad, considerando la argentinidad al palo falta una eternidad porque en este país todo puede cambiar en cuestión de horas (caso Niembro, caso Nisman, caso Panamá Papers, caso López).

Los tradicionales nombres del PJ local

Casi todos los nombres de la tradicional estructura del Justicialismo de Lanús, están calentando motores para la rosca que se viene. Hablamos de Héctor Bonfiglio, Omar López, Roberto Crovella, Juan Carlos Viscelino, Jorge García, Darío Díaz Pérez y quizás Julián Álvarez, que en realidad, hoy está muy ocupado en el equipo de abogados que representan a Cristina Fernández de Kirchner y desde allí, según una fuente de La Cámpora, podría pelear una diputación para 2017 y no pisar por un tiempo Lanús.

Darío Díaz Pérez

Hoy, las dos máximas autoridades del PJ no parecen tener chances ciertas de liderar. Díaz Pérez, hoy senador provincial, dijo a Política del Sur que “las autoridades están constituidas y se verá cómos se sigue”, cuando se le preguntó si él era el líder del Justicialismo local.

Quienes oyeron sus palabras en Política del Sur radio por AM 1470, le reconocieron una actitud humilde y acorde a la situación que se vive en el peronismo. Rescataron que el senador y ex intendente “fue coherente” al decir lo que dijo. Por otra parte, la imagen de Díaz Pérez no es la mejor en el distrito. Muchas cosas quedaron por hacerse en su gestión y la gente puso el acento en otra opción como fue el PRO con Néstor Grindetti, que aún tampoco arrancó la gestión con Obras Públicas, aunque prepara un plan ambicioso que debería comenzar a verse antes de fin de año para calma la impaciencia de la gente por los cortes de luz, los tarifazos y la alta inflación interanual de entre el 30 y el 40%.

Díaz Pérez tiene, o parece tener otro problema, según admitieron tres fuentes a PDsur y es su mujer la diputada provincial Karina Nazabal. El ex intendente hizo un acuerdo con Fernando Espinoza y logró colocar a Nazabal en el PJ nacional, pero el acuerdo cayó muy mal en el peronismo de Lanús: “Muchos están molestos”, coincidieron estas tres fuentes consultadas.

Julián Álvarez

El ex secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, líder de La Cámpora en Lanús, es para los peronistas tradicionales del distrito el mariscal de la derrota, el hombre que entregó el poder a la derecha más rancia, el autor de la primera derrota de peronismo en el Municipio y son demasiados títulos malos como para que este hombre tenga alguna chance de seguir al frente del PJ.

Su estructura es mínima. Su tropa se limita a lo que pudo construir con el poder temporario que tuvo y que se diluye en medio de la rosca que se viene. No tiene cada con que sentarse a negociar un lugar preponderante en Lanús.

Abocado a defender a Cristina Fernández, habiendo incluso perdido la posibilidad de ser auditor general de la Nación, Álvarez es además acusado por el gobierno de Cambiemos de ser “un desestabilizador” a raíz de varios escraches hacia el Ejecutivo y acusado de los incidentes en la puerta del Concejo Deliberante cuando el intendente Grindetti vistió el recinto por el tema de los Panamá Papers. Hoy su límite es un puesto fuera de Lanús, según asegura la estructura tradicional pejotista.

Edgardo Depetris

De acuerdo a lo señalado por las fuentes consultadas para este análisis de PDSur, la primera idea de las estructuras y los nombres antes señalados, sería ir a un PJ con un cuerpo colegiado ante la falta de un líder natural que conduzca, convoque y tenga poder de consenso en todas las partes y sectores del peronismo local.

Esto se lograría por mayoría de votos en una asamblea del partido, para que nadie tenga por el momento la relevancia de querer ponerse por encima de otro. Pero lo cierto es que ante la falta de un conductor, o mejor dicho, de un nombre que no esté desgastado dentro y fuera de las estructuras, no faltan quienes ponen el ojo en un lanusense diputado nacional del Frente para la Victoria: Edgardo Depetris.

Hoy Depetris está fuertemente referenciado en el núcleo duro del cristinismo, con un discurso que defiende a ultranza la gestión de los últimos 12 años, y que mantiene relación con todos los líderes de La Cámpora.

Sin lugar a dudas, de acuerdo a cómo se vayan dando los acontecimientos, el perfil de este funcionario tendrá que ir adaptándose a las nuevas realidades, como serán incluso la elección del PJ bonaerense.

Algunos dirigentes le reconocer una presencia nacional, y al haberse testeado, hasta el momento como una chance para recuperar el Ejecutivo en 2019, “cayó bien”, aseguran, pero tiene que meterse de lleno en la interna local y caminar los barrios y sentarse a dialogar con todos los sectores.

NoelíaQuindimil

Política del Sur supo que la concejala NoelíaQuindimil parará en breve al ejecutivo de Néstor Grindetti, aunque por el momento no se sabe qué lugar tendrá. Habrá que ver desde donde se para esta dirigente si quiere ser una nueva líder del PJ de Lanús. Una fuente muy confiable, confesó a este medio que el ex juez de Faltas, Norberto Luciani, fue quien habría convencido a Grindetti para que incorpore a la dirigente con miras al PJ.

Fuentes del peronismo amarillo de Lanús esperan que el PRO ponga a disposición de la edila “los fierros” necesarios para poder construir tropa que no tiene. Grindetti querría tener un PJ liderado por una aliada que le frene el frente de batalla en 2019, pero todo dependerá de dos cosas.

Primero hay que ver qué lugar le dan a Quindimil (a pesar de su apellido con fuerte ADN justicialista). No es lo mismo la Secretaría de Desarrollo Social, que un puesto administrativo en una secretaría técnica de finanzas.

Por otra parte, desde el PJ tradicional ponen muy en duda, que “desde el PRO”, la dirigente pueda convocar al peronismo para terminar pintarlo de amarillo, porque todos lo principales referentes que movilizan tropa quieren recuperar la Municipalidad para el PJ y no para Cambiemos.

Insaurralde, Randazzo y Scioli

Se viene además la elección del presidente del PJ de la Provincia de Buenos Aires. Desde Lanús, parecen estar poniéndole las fichas al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde (MI). De acuerdo a lo chequeado por este medio, MI tiene muchas chances de conseguir los consensos para serlo.

Aseguran además, que a Fernando Espinoza (actual titular del PJ provincial) “le está costando mucho sumar voluntades” y no tiene estructura armada fuera de La Matanza.

De acuerdo a lo analizado por los peronistas de Lanús, Insaurralde estaría en condiciones de sumar los sectores más “modernosos” del peronismo, como son los intendentes del Pacto de Padua y hasta sectores de La Cámpora.

Scioli por su parte, busca armar su estructura para ser diputado nacional en 2017 o senador nacional, y quienes trabajan en el armado de la tropa son la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez y su ex jefe de Gabinete Alberto Pérez.

Y por último hay que pensar en la reciente aparición de Florencio Randazzo. Hasta el momento y sin haberse lanzado a la pelea, el hombre de Chivilcoy está midiendo por detrás de Sergio Massa según una encuesta de Rouvier, publicada por Política del Sur la semana pasada.

Aseguran en Lanús que el ex ministro de Transporte “conserva buena imagen” y en lo local, “podría sumar voluntades una vez que empiece a caminar la provincia”.

Coment� la nota