La estrella polar y el beso de Arroyo, el reto de Macri, el G-20 y algo de fútbol

La estrella polar y el beso de Arroyo, el reto de Macri, el G-20 y algo de fútbol

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

¿Qué sucedió en la reunión que el intendente Carlos Arroyo y sus más estrechos colaboradores mantuvieron el lunes con la mayoría de los diputados y senadores provinciales de Mar del Plata para analizar el presupuesto provincial y las partidas para esta ciudad? ¿Lo que consignó el comunicado de prensa reflejó lo que se vivió en el despacho principal? Interrogantes que surgen a partir de los testimonios de quienes fueron protagonistas de ese encuentro. “El intendente Carlos Fernando Arroyo recibió en su despacho a senadores y diputados provinciales con asiento en la ciudad. Entre los temas que se dialogaron, se destacó el tratamiento del presupuesto provincial”, señala el parte oficial.

.-.-.-

“Les agradezco que hayan venido porque esto significa que están preocupados y ocupados”, les manifestó el intendente. “Las clases más débiles son las que más necesitan de nuestra ayuda. Por eso, les pido, a ustedes que son personas de bien y que llevan la Bandera Argentina como yo, que trabajemos en conjunto. Hoy es un día para ponernos de acuerdo para que mejoremos la calidad de vida de los vecinos”, agregó Arroyo. En la reunión, estuvieron presentes los senadores provinciales Franco Bagnato y Lucas Fiorini; los diputados provinciales Rodolfo Iriart, Alejandra Martínez, Juan Manuel Cheppi y Emiliano Giri (actual director de OSSE), quien asumió en la Cámara de Diputados en reemplazo de Maximiliano Abad por unos días. También estuvieron el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente; el director general de la Dirección de Parque Automotor y Vigilancia, Hernán Tillous; el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle; el subsecretario de Transporte y Tránsito, Claudio Cambareri; los concejales Marcelo Carrara y Guillermo Arroyo.

Culminada la reunión, los celulares de muchos de los legisladores comenzaron a sonar. “La idea era usarnos a nosotros, los de la oposición, para pedir lo que ellos no pueden o no quieren hacer”, saltó uno de los diputados tras leer el twitter oficial de la Municipalidad. En tanto, Rodolfo “Manino” Iriart, legislador opositor, admitió estar “confundido”. Y lo explicó. “Tuvimos una reunión con el intendente Arroyo para que solicitemos más fondos para Mar del Plata, pero pocos minutos después emiten un comunicado de prensa oficial diciendo que en la reunión pidió que acompañemos el presupuesto provincial así como está. Se me hace realmente difícil poder entender al intendente y ayudarlo si la síntesis que hacen de la reunión es esa gacetilla de prensa. Creo que así, de esta manera, el intendente va en contra de Mar del Plata e incluso de él mismo”, expresó fastidioso.

.-.-.-.-.-.-

En la reunión se analizaron temas relacionados con el presupuesto, siendo la preocupación principal el de los subsidios al transporte. Mar del Plata dejaría de recibir cerca de 800 millones de pesos. También sucedería algo similar con la tarifa social de EDEA. En el oficialismo existían algunas diferencias. El tono sobre la necesidad de reclamar más fondos no era el mismo, por ejemplo entre el hijo del intendente Arroyo y el secretario de Economía, Hernán Mourelle. “Mar del Plata recibiría sólo algo más de 259 millones de pesos, por detrás de lo que reciben ciudades más chicas. A La Plata le van a dar 2.259 millones y a Mar del Plata 259, igual que a Magdalena”, refirió uno de los presentes. Emiliano Giri intentaba poner paños fríos. “Nos la van a dar por afuera, con distintas obras. Hay un compromiso verbal”, dijo. “Si te van a dar obras que te las incluyan en el presupuesto”, le recomendaron en la misma mesa.

En determinado momento pidió la palabra el intendente, quien se encontraba flanqueado por el senador Franco Bagnato y el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente. “Acá no hay oposición y oficialismo. Acá somos todos argentinos. Como Belgrano, como San Martín y como Evita”, disparó. En otro momento, visiblemente emocionado, se puso de pie y besó, con lágrimas en los ojos, la bandera que se encontraba detrás suyo. Se produjo entonces un largo silencio en el despacho principal de la comuna.

“Si solicitamos todos juntos, estoy convencido que podemos obtener más para Mar del Plata. Les pido que convirtamos esto en una oportunidad para que todos nosotros y los vecinos que representamos podamos estar mejor”, sentenció más tarde el “confundido” Iriart. Desde La Plata se siguen muy de cerca las reacciones ante el presupuesto y claro está, se esperan críticas de la oposición pero no del oficialismo. “No aprobar el presupuesto sería un obstáculo político y una pésima decisión”, señalaba a LA CAPITAL el jefe del bloque de diputados de Cambiemos, Maximiliano Abad. “Se necesita responsabilidad y compromiso con los bonaerenses por encima de alguna ventaja o especulación política”, se plantó Abad, quien no participó de la reunión por encontrarse convaleciente de una operación.

.-.-.-.-.-.

“Voy a pedirle al Presidente todo lo que pueda”, dijo enérgico el intendente Carlos Arroyo el pasado jueves, horas antes del encuentro que Mauricio Macri mantendría con jefes comunales. En realidad, Arroyo no tuvo oportunidad de realizar sus pedidos ya que terminó siendo una reunión multitudinaria de Macri, parte de su gabinete y más de mil intendentes de todo el país. Por el contrario, el intendente se trajo algunas advertencias…

En el Centro de Convenciones de Buenos Aires, Macri reclamó a los intendentes que “no gasten más de lo que tienen” al tiempo que censuró el cobro de impuestos distorsivos, advirtiendo que “cada tasita” hace a las empresas menos competitivas. Una definición que se opone a la idea de la gestión de Arroyo de cobrar tasas sobre las exportaciones, como se estipula en el proyecto de presupuesto elevado al Concejo por el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle -será interpelado el martes 4 por ese cuerpo deliberativo en un hecho inédito en los últimos 15 años en este distrito-, quien ni bien arribó de su periplo europeo volvió a las negociaciones salariales -fracasó un nuevo intento- con los municipales.

.-.-.-.-.-.-.

La postura del Presidente conspira contra el nuevo intento de la gestión del intendente Carlos Arroyo de financiar sus gastos exigiendo que las empresas exportadoras paguen la Tasa de Seguridad e Higiene no sólo por las ventas que realicen en el mercado interno, sino también, por la comercialización de sus bienes y servicios en el exterior. “Cada tasa, cada tasita, cada sello que se suman, son empresas menos competitivas y que generan menos trabajo en los municipios”, sostuvo Macri. En realidad, la intención del gobierno local de exigir que las exportaciones comiencen a tributar Seguridad e Higiene no es nueva. La idea ya fue planteada a fines del año pasado por el secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle. En su momento, el proyecto generó tantas críticas y amenazas de llevar el conflicto a la Justicia que el Ejecutivo se vio obligado a desecharlo.

Ahora, Mourelle volvió a la carga con la misma iniciativa. Lo hizo al elevar el proyecto de la ordenanza fiscal del ejercicio 2019 ante el Concejo Deliberante. En esta ocasión, las empresas y las cámaras afectadas prefirieron no reaccionar con la misma vehemencia con la que lo hicieron el año pasado. Con línea directa con algunos despachos nacionales y provinciales, a lo que acuden ante la falta de vínculo con el municipio, algunos intuían que tal como ocurrió, desde las más altas esferas surgirían algunas definiciones para tratar de poner “las cosas en su lugar”. “Es una lástima que los funcionarios locales insistan con esto. Es inconstitucional e ilegal que un municipio pretenda cobrar tasas por las operaciones de comercio exterior. Es decepcionante que desde el sector privado tengamos que dedicar tiempo para explicarles a los funcionarios, una y otra vez, qué es lo que pueden y lo que no pueden hacer”, lamentó el dirigente de una cámara de la industria pesquera.

.-.-.-.-.-.-.-

El intendente insiste en que las cuentas municipales se están saneando, anunciando que en el ejercicio 2019 habrá superávit. Por eso, sorprendió que General Pueyrredon siga esquivando la evaluación de Nación. “Les pido a todos que se anoten, en especial a los de Cambiemos que no lo hicieron”, insistió el Presidente. Para participar de manera voluntaria en esta evaluación por parte del Gobierno nacional, están habilitados los jefes comunales de ciudades con más de 20 mil habitantes. “Es bueno que se anoten todos porque genera una buena competencia”, añadió el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. En el encuentro además fueron distinguidos 15 intendentes, por sus buenos resultados. Por la quinta sección electoral, los aplausos se los llevó el intendente de Pinamar, Martín Yeza.

.-.-.-.-.-.

Arroyo, en tanto, no coincide con aquellos que señalan que las tasas municipales y de Obras Sanitarias son muy altas (se estima que el incremento para el año próximo será del 50 por ciento), y de hecho hizo pública una experiencia que tuvo con una contribuyente que precisamente lo interpeló por lo que debía pagar. “La invité a mi despacho y con una persona de OSSE la mandé a recorrer distintas obras que estamos haciendo. Estoy seguro de que cuando termine de ver todo va a pensar que es un regalo lo que paga”, se mostró convencido el intendente, quien sostuvo que “yo no hago política, hago realismo (sic)”.

No obstante, algunos contribuyentes memoriosos recuerdan que la noche en que ganó las elecciones, el doctor Arroyo prometió que una de sus primeras medidas sería bajar las tasas para ampliar la base de cobrabilidad. En 2018 las tasas tuvieron el incremento más alto de la historia, y en 2019 se estima que se incrementarán un 50 por ciento más. Aquella noche el jefe comunal, entusiasmado, además prometió que construiría una guardería infantil por mes. Por ahora, la estadística marca 0 de 36 (tres años de gestión) y los pronósticos reflejarían un 0 de 48 al culminar el mandato. En materia de promesas también aún resuena aquello de una ciudad ”más limpia, más segura y más ordenada”. No comments, diría con su vozarrón el “Coco” Basile…

.-.-.-.-.

De todos modos, el hombre se tiene fe. “La gente me para por la calle, me dice que no afloje. Me piden no los vaya a dejar, que siga adelante”, comentó Arroyo en una entrevista radial. “Estoy seguro que voy a ganar otra vez las elecciones. Vidal y Macri van a apoyarme”, dijo, e insistió en que le falta otra gestión para “completar un montón de cosas”. Inmediatamente explicó cuáles serían las tres grandes líneas para otro período. “Vacunar a toda la población, el asfalto e iluminar la ciudad a giorno”, reveló. Luego, ante otra consulta dijo que “llegado el caso acompañaré a mis funcionarios al cielo, no al cementerio”. Y añadió: “Yo miro para arriba no para abajo. Solamente los chanchos miran para abajo. Los hombres de verdad miramos a las estrellas. Me guío por la estrella polar porque me lleva al norte”, filosofó.

En la ciudad, como en todo el país, no se habló de otra cosa que no fuera la superfinal de la Libertadores entre River y Boca que terminó siendo un papelón internacional con dos suspensiones. Todo parece indicar que los incidentes “nacieron” por un pase de facturas de la barra brava de River, según lo admitió el mismo jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Nadie tendrá la ingenuidad de creer que esto no está relacionado al episodio del día anterior, donde a través de una investigación se hizo un allanamiento y se encontraron 10 millones de pesos y 300 entradas en manos de la barrabrava de River, ahí está el problema, 300 personas que iban a la cancha y el sábado no pudieron entrar y fueron los principales protagonistas de los desmanes alrededor de la cancha, que incluyeron las pedradas al ómnibus de los jugadores de Boca”, remarcó.

Y en Mar del Plata se encendieron luces de alerta. También en el Ministerio de Seguridad de la provincia. Es que este miércoles, en el Mundialista, River y Gimnasia y Esgrima de La Plata jugarán la semifinal de la Copa Argentina. “Se va a trabajar en la prevención especialmente en la ruta. No queremos sorpresas”, dijo una fuente platense. “La interna en River está más que caliente tras haber quedado los líderes de la barra brava fuera del Monumental. Y todo está tan tenso que el operativo de seguridad va a tener que ser perfecto, más teniendo en cuenta que el partido va a terminar a las 23”, se indicó.

A propósito de fútbol, en las próximas horas los organizadores del fútbol de verano se reunirán con las autoridades municipales para diagramar los partidos que pueden llegar a jugarse en esta temporada. Prácticamente descartada la realización de un superclásico entre Boca y River, la preocupación de los organizadores ya no pasa por el canon, como sucedió el verano pasado. Hay mucha inquietud -incluso hay funcionarios bonaerenses “notificados” de la situación- sobre la infraestructura del Mundialista. Tras lo sucedido en el natatorio municipal con el desprendimiento de cañerías, y luego de comprobarse el estado de abandono del Parque de Deportes y los problemas de infraestructura del Polideportivo, las miradas apuntan al José María Minella, y en especial a las torres de iluminación que se encontrarían en una situación más que precaria. “El Mundialista no ha tenido mantenimiento. El verano pasado prometieron trabajos que nunca se realizaron”, reconoció un funcionario de carrera del Emder.

Coment� la nota