Distintos dirigentes se anotan en la carrera hacia la intendencia de Junín

Distintos dirigentes se anotan en la carrera hacia la intendencia de Junín

En el Frente Renovador el jefe comunal Mario Meoni mantiene la duda sobre sus aspiraciones; el Frente para la Victoria se muestra disperso, a la espera de lo que ocurra en el plano nacional; y el Pro de Pablo Petrecca se muestra como el rival a vencer para el oficialismo comunal.

A trece meses de la elección general del año que viene, en Junín ya comienzan a anotarse en la línea de largada los principales referentes políticos, ya sea explícita o implícitamente, ya que aún no es momento de hablar de “política”, sino de “gestión”, coinciden los estrategas de los distintos espacios. 

Meoni mantiene la incógnita

En el campamento del intendente de Junín, Mario Meoni (Frente Renovador), aún no hay nada resuelto. Si bien no han surgido o no se vislumbran –por el momento- figuras de renovación en el oficialismo comunal, y todo parece indicar que el jefe comunal irá por una nueva reelección, tampoco se descarta una candidatura provincial o nacional. 

Es que más allá de la necesidad del líder del sector, Sergio Massa, de “garantizar” un triunfo en las urnas en un distrito clave de la cuarta sección electoral como Junín, la imagen de Meoni comenzó a cobrar, sostienen sus allegados, relevancia provincial. En esta lógica, cerca del ex cobista se entusiasman con la fórmula Darío Giustozzi (diputado nacional, ex intendente de Almirante Brown) postulante a gobernador bonaerense, Meoni, candidato a vice. La fórmula tendría el atractivo de un peronista del conurbano, sumado a un radical del interior provincial. 

Sin embargo, en caso de ir Meoni como candidato nuevamente al edificio de calle Rivadavia, cobraría inusual preponderancia el primer lugar en la boleta de concejales ¿Por qué? Ante un posible triunfo de Massa, el funcionario juninense podría pasar a ocupar un cargo provincial o nacional, quedando al frente de la jefatura comunal –si el meonismo se impone en la contienda electoral- el primer concejal. 

Por eso, dos viejos rivales de la interna meonista: el titular de Grupo Servicios Junín, Damián Itoiz, y el secretario General de la Municipalidad, Javier Gabrielli, ya han dicho, el primero en declaraciones a Democracia y el segundo frente a sus colaboradores más cercanos, que tienen aspiraciones y capacidades para pelear la intendencia.

Hoy, en tanto, está prevista la llegada de Giustozzi a Junín, donde daría una conferencia de prensa y presentaría varias de sus propuestas. 

Con la idea de "movilizar" al electorado, es casi seguro que el concejal peronista de Concertación Plural, Marcelo García, presente una lista propia para el año que viene, en la interna massista local. 

Por otra parte, una serie de hechos vienen marcando una suerte de acercamiento entre Mario Meoni y el sciolismo, aunque cerca del intendente lo desmienten. 

En esta línea, a los últimos acuerdos políticos con el bloque del Frente para la Victoria en el Concejo Deliberante, se sumó la reciente visita a Junín del ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, para la firma del convenio por la Policía Local y la inauguración del Comando de Prevención Comunitaria (CPC), donde ambos se elogiaron mutuamente, en un gesto de distensión y coqueteo entre el Municipio y la gobernación bonaerense. Así, hay quienes ven estos episodios una hábil jugada del intendente Meoni: por un lado no le cerraría la puerta a Daniel Scioli (que por ahora lidera las encuestas) y le metería presión a Massa. Cabe recordar que en la última elección Meoni se pasó del radicalismo al massismo horas antes del cierre de listas, en una movida osada, que le hizo ganar la elección. 

El Pro, en ascenso

Un contrincante hasta hace un tiempo impensado para el meonismo, pero que no para de crecer, es el Pro que lidera el edil Pablo Petrecca. De hecho, un sondeo web de este diario, publicado el domingo último, lo dio ganador en intención de voto, aunque en el conteo por partidos políticos, se impuso el Frente Renovador, seguido por el Frente para la Victoria y el Pro en tercer lugar. 

En buena medida, más allá del corte de boleta, la suerte de Meoni y de Petrecca corre atada a la de sus referentes nacionales (Massa y Mauricio Macri) y a los votos que traccionen finalmente cada uno de ellos. 

La falta de estructura del Pro, sumado a que aún no se visualizan postulantes fuertes en el Frente Amplio UNEN, podría derivar en un acuerdo electoral entre el macrismo y UNEN, aunque, coinciden en uno y otro espacio, por ahora esa posibilidad aparece lejana y supeditada, con todo, a lo que ocurra en el ámbito nacional. “Podría haber un acuerdo local. De hecho en muchos temas coincidimos, tenemos proyectos parecidos presentados en el Concejo Deliberante”, sugirió un dirigente de la Coalición Cívica local. 

El kirchnerismo, disperso

El kirchnerismo, dividido básicamente en dos sectores: el que conduce el diputado nacional y referente de Smata, Oscar Romero, y el que se referencia en la diputada bonaerense Rocío Giaccone (La Cámpora) y el concejal Gustavo Traverso (Kolina), espera dirimir sus diferencias en las primarias y a partir de allí trabajar en pos de la unidad. 

Arriba Giaccone y Traverso se alinearon con el gobernador Daniel Scioli y el espacio de Romero apoya una eventual candidatura bonaerense de Diego Bossio (titular de la Anses), con el aval de Julián Domínguez y Florencio Randazzo, conocidos caciques de la Región. 

Pero en el FpV nadie duda que si hay una posibilidad de ganar la elección, ésta está condicionada a lo que pase en los próximos meses con el rumbo económico del país.   

Traverso declaró recientemente que tiene ganas de volver a ser candidato a intendente, Giaccone aún no se expidió, y quien sorprendió esta semana fue el concejal Santiago Aguiar, que responde a Romero: “Me gustaría enfrentar a Meoni y ganarle”, deslizó.

En una sola cosa coinciden los kirchneristas: no quieren volver a tener siete listas en pugna en las primarias, como ocurrió en 2011. 

Coment� la nota