El Concejo Deliberante, camino a un contundente recambio político

El Concejo Deliberante, camino a un contundente recambio político

De los 12 concejales que terminan su mandato el 10 de diciembre, cinco no integran ninguna lista y muy pocos tienen chances de renovar su banca. La Agrupación Atlántica, espacio que responde al intendente Arroyo, sería el bloque más golpeado.

El resultado de las próximas elecciones permitirá renovar la mitad de las bancas del Concejo Deliberante. Doce de los 24 concejales concluirán su período el 10 de diciembre, pero el cierre de listas pateó el tablero político y pocos ediles quedaron con chances de renovar su mandato por otros cuatro años. El cuerpo cuenta hoy con dos precandidatos a intendente, cinco concejales no integran ninguna lista para seguir en su función y el bloque del intendente Carlos Arroyo, la Agrupación Atlántica, por la cantidad de bancas que pone en juego, sería el más golpeado de todos.

Pase lo que pase y gane quien gane, tanto en las PASO del 11 de agosto como en las generales del 27 de octubre, el resultado de los comicios generará importantes modificaciones en la conformación y la distribución del Concejo Deliberante.

Actualmente la Agrupación Atlántica cuenta con cinco concejales, de los cuales cuatro finalizan su mandato en diciembre: Guillermo Sáenz Saralegui, Guillermo Arroyo, Patricia Serventich y Marcelo Carrara.

Solo dos de ellos (Saralegui y Arroyo quedaron afuera de la lista del oficialismo local) aspiran a un nuevo mandato, pero los números y lo relegado que quedó el jefe comunal tras el cierre de listas (desplazado de Cambiemos y con una boleta corta) dificultan la posibilidad de mantener la cantidad de escaños.

Su principal aliado, la Unión Cívica Radical, tiene otras cinco bancas, aunque solo pondrá en juego dos. De ellos, la concejal Natalia Vezzi aspira a renovar su mandato pero dependerá del resultado de las PASO en Juntos por el Cambio, mientras que Mario Rodríguez quedó fuera de las listas y sin chances de renovar su concejalía.

Unidad Ciudadana, en tanto, es quien mejor parado llega a las elecciones, con seis concejales y solo dos que finalizan su período a fin de año. Solo una de las ediles del bloque, Marina Santoro, tiene la reelección prácticamente asegurada, mientras que Balut Tarifa Arenas terminará su mandato en diciembre, tras no ser tenido en cuenta para ninguna lista.

El bloque de Acción Marplatense conserva dos bancas y ambos integrantes, Claudia Rodríguez y Marcelo Fernández, terminarán su mandato en diciembre con pocas chances de un nuevo período. Ambos integran la boleta corta con la que el partido irá a las urnas, ocupan lugares bajos: el sexto y el undécimo, respectivamente.

Por su parte, Crear, otro aliado estratégico de Cambiemos, conserva a un solo concejal, Alejandro Carrancio, quien finaliza su período este año, integra la lista de Guillermo Montenegro (Juntos por el Cambio) y dependerá del resultado de la interna con Vilma Baragiola para saber si continuará en su banca por otros cuatro años.

El unibloque Sumar desaparecería del tablero legislativo. Santiago Bonifatti se lanzó como precandidato a intendente pero por Consenso Federal y, de ingresar algún concejal, sería propio de la fuerza que lidera Roberto Lavagna.

En tanto, la única fuerza que no pondrá en juegos bancas y solo aspirará a reforzar el bloque es 1País, con dos representantes en el Concejo Deliberante.

El escenario político del Cuerpo y de los 12 concejales que concluyen su mandato el próximo 10 de diciembre cobró mayor certidumbre con el cierre de listas, pero pocos resultaron favorecidos.

Sáenz Saralegui

El hombre que fundó la Agrupación Atlántica con Carlos Arroyo y que durante toda la gestión se desempeñó como presidente del Concejo Deliberante, terminará el 10 de diciembre su mandato como concejal.

Sin diálogo y enfrentado con Arroyo, Guillermo Sáenz Saralegui oficializó a principios de año su distanciamiento del oficialismo. “Hasta el 10 de diciembre estoy en Cambiemos”, dijo en marzo. Entonces, se mostró junto a Miguel Ángel Pichetto y cuando éste fue convocado por Mauricio Macri para integrar la fórmula presidencial, regresó al espacio, pero quedó afuera de las dos listas de Juntos por el Cambio.

Arroyo, Serventich y Carrara

De los cuatro concejales de la Agrupación Atlántica que terminan su período en diciembre, solo dos aspiran a renovar su mandato en un escenario complejo.

La ruptura de Cambiemos con el intendente municipal llevó a que el partido presentara una boleta corta en busca de la reelección, con Carlos Arroyo a la cabeza.

Si bien el hijo del jefe comunal, Guillermo Arroyo, dejó entrever en primera instancia que encabezaría la boleta que vuelve a llevar como precandidato a intendente a su padre, finalmente no fue así y es Hernán Tillous quien ocupa el primer lugar de los postulantes a concejales, el único con chances reales de poder ingresar al Concejo, aunque también Serventich, dependiendo de la cantidad de votos que obtenga el arroyismo, tiene oportunidad de retener su concejalía, mientras que el más complicado es Marcelo Carrara, quien quedó en tercer lugar de la boleta.

Vezzi y Carrancio

Natalia Vezzi (UCR) asumió en 2017 en reemplazo de Juan Aicega, cuando el dirigente del PRO fue electo diputado nacional. Su mandato culmina en diciembre. Hoy ocupa el cuarto lugar de la lista que encabeza Vilma Baragiola, pero dependerá del resultado de la interna con Guillermo Montenegro para definir su futuro y el del bloque.

Caso similar es el del concejal del unibloque Crear, Alejandro Carrancio. El cierre de listas lo ubicó en el tercer lugar de la lista de Montenegro y también dependerá de lo que resuelva la PASO de Juntos por el Cambio.

Rodríguez y Bonifatti

Ambos concejales, sin oportunidades de renovar sus bancas, fueron en busca del apoyo de Roberto Lavagna.

Santiago Bonifatti dejará de ser concejal en diciembre, pero obtuvo el respaldo de Consenso Federal para presentarse como precandidato a intendente.

Mario Rodríguez, sin embargo, no corrió la misma suerte. Tras mostrarse en estos años crítico de la gestión de Cambiemos, no fue tenido en cuenta por ninguna lista.

Santoro y Tarifa Arenas

La concejal de Unidad Ciudadana concluirá su mandato en diciembre, aunque tiene su reelección prácticamente asegurada. Marina Santoro se ubicó en el segundo lugar de la lista que encabeza Fernanda Raverta (Frente de Todos) y a pesar de la interna que el espacio disputará con la lista de Horacio Tettamanti, tiene fuertes chances de trabajar cuatro años más en el Concejo Deliberante.

En el escenario opuesto quedó Balut Tarifa Arenas, el otro concejal del bloque kirchnerista que finaliza su período el 10 de diciembre. El dirigente del espacio de Rodolfo “Manino” Iriart quedó sin lugar en el armado de listas. Su jefe político tampoco integra ninguna boleta, pero sí su esposa, Débora Indarte, que se ubica en el segundo lugar de la nómina de diputados provinciales del Frente de Todos.

Coment� la nota