Las 7 claves de la elección en Jujuy con la que el Gobierno busca frenar las derrotas en las provincias

Las 7 claves de la elección en Jujuy con la que el Gobierno busca frenar las derrotas en las provincias

La construcción del gobernador, las colectoras, la relación con Macri y la intención de voto de Alberto F y CFK.

1. Oxígeno para el Gobierno

NEWSLETTERS CLARÍNLo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutosDE LUNES A VIERNES POR LA MAÑANA.

A contramano de lo que viene ocurriendo, el oficialismo se prepara para anotar este domingo en Jujuy su primera victoria provincial luego de ocho derrotas, entre PASO y generales en 9 provincias. La excepción fue el triunfo en las legislativas provinciales de Corrientes, que gobierna el radical Gustavo Valdés.

El gobernador Gerardo Morales lidera todos los sondeos por un margen de más de 20 puntos. Su cara y su nombre se reproducen en la periferia de la capital y de la provincia que cuenta con un padrón que supera el medio millón de electores.

En el Gobierno recibirán la victoria como oxígeno. Servirá para equilibrar este superdomingo de elecciones en los que el oficialismo nacional acumulará más derrotas. "Es importante tener algunas victorias mechadas", reconoce un ministro de peso. De todos modos, aclaran que ningún dirigente de peso viajará el domingo para no nacionalizar los comicios.

En el PRO afirman que no cambiarán el discurso con el que vienen explicando la sucesión de derrotas. “Vamos a ganar y va a confirmar lo que decimos de otras elecciones provinciales”, dicen los laderos de Marcos Peña.

En la Casa Rosada diferencian los comicios nacionales de los provinciales. “La gente decide por cuestiones locales”, aseguran aunque esa tesis no explica el retroceso de Cambiemos en varios centros urbanos donde antes se imponía también a nivel local. Tampoco explica la recepción del Jefe de Estado al gobernador correntino Gustavo Valdés, 48 horas después de los comicios.

2. Colectoras

Todo indica que el mandatario provincial revalidará el triunfo que en 2015 logró cuando colgó su boleta a la de 4 candidatos presidenciales (y viceversa): Mauricio Macri, Sergio Massa, Margarita Stolbizer y Adolfo Rodríguez Saá. Es un detalle que por estas horas bien podría envidiar María Eugenia Vidal.

Para ayudar a la gobernadora, Morales defendió ante el Presidente -en enero, en Villa La Angostura- el desdoblamiento de la elección bonaerense, que el PRO desechó. Creía que una victoria de Vidal el principal distrito electoral del país le hubiese dado al Gobierno un envión lapidario. Durante un tiempo estaba dispuesto a unificar sus comicios con los presidenciales. Finalmente lo descartó. El decreto para frenar colectoras que pidió Vidal (y que ahora quieren bajar golpeaba las chances de Morales y apuntalaba a su principal perseguidor Julio Ferreyra.

Dentro de la provincia, sin embargo, las colectoras siguen gozando de buena salud, en la parte inferior de las boletas.

En Olivos. Macri y Morales lograron recomponer su relación.

3 Alberto F y Cristina lideran las encuestas

Otro motivo insoslayable para que Morales desdoblara la elección es la poca intención de voto que tiene Macri en la Provincia. La oposición en sus muchas variantes suma aproximadamente el 60%. Según un encuesta de la consultora WE-sobre 800 casos con un sistema de consulta domiciliario- el 29% de los encuestados contestaba que votaría a la fórmula de Alberto Fernández y la ex presidenta si las elecciones fueran mañana. Seguían Sergio Massa (18%), Macri (15%) y el salteño Juan Manuel Urtubey (13%). De cara a un balotaje presidencial, los números se equiparan; pero en Jujuy como en Buenos Aires no hay balotaje para gobernador. De todos modos, según el mismo sondeo de la consultora que dirige Benjamín Gebhard no todos los votantes de Morales -que lidera ese sondeo con el 47,5% y por más de 20 puntos, el 30% prefieren a Macri; el 16% a Massa, el 15% a Alberto Fernández y a Cristina y el 11% pide por Urtubey.

4 Una alianza mucho más amplia

Morales, que en la convención radical de 2015, pretendía armar un frente más amplio que Cambiemos para enfrentar al kirchnerismo, ratificó su alianza con sectores del peronismo como el que encabeza el vicegobernador Carlos Haquim.

Los socios de la UCR en Cambiemos son actores de reparto en esta elección. El macrismo solo aspira a sumar una diputada provincial, Flavia Castro, y al tercer concejal de la capital, Carlos Carrillo. ¿La Coalición Cívica? Bien, gracias. “Vamos a acompañar”, dicen los lilitos a pesar de que ningún dirigente nacional viajará.

5. Macri y Morales, de la tensión al entendimiento

El vínculo entre el Presidente y el gobernador empezó muy mal. En 2014, se reunieron en un hotel jujeño para explorar un acuerdo. Aquella cumbre había terminado muy mal, con reproches mutuos y una mención a los contratos de obra de Franco Macri. “Me quiso tocar a Alfonsín”, se quejaba Morales por esos días ante el disgusto del “celestino” Emilio Monzó. Macri le reprochaba que hubiera criticado públicamente a Gabriela Michetti. El entonces senador tampoco avaló la estrategia de la campaña de 2015. Que nadie vaya a creer que ganamos por Durán Barba”, decía semanas antes de que el entonces jefe de Gobierno ganara el balotaje para cuyo acto de cierre le “cedió” la imponente escalinata de Humahuaca. “Vos sos jodido”, le dijo Morales a Macri entonces y se lo siguió repitiendo aun como Presidente.

Sin embargo, el vínculo giró 180 grados. Jujuy es una de las provincias que más veces visitó el Presidente durante su mandato: 8, en total. En lo que va de 2019 solo estuvo en una oportunidad. También, fue uno de los distritos más beneficiados por los Adelantos del Tesoro Nacional. La explicación oficial siempre fue la delicada situación económica que heredó el radical. “Mauricio es un jujeño más”, festejó Morales al Presidente en una de sus visitas.

El gobernador se convirtió en un dique de contención con los sectores más duros del radicalismo contra la Casa Rosada.

El gobernador lidera los sondeos con comodidad. Según la consultora WE tiene una intención de voto de 47,5%. Muy por encima de Julio Ferreyra, el excéntrico ex director del registro civil (20,3%); del senador Guillermo Snopek (15,2%), flamante cuñado y uno de los adversarios más duros del gobernador. La cifra de indecisos oscila entre el 10 y el 16%, según los sondeos.  El piso para acceder a las diputaciones provinciales es del 5%. 

Un sondeo de esta semana de Julio Aurelio le da al gobernador una ventaja menor pero también decisiva hasta el momento. Encabeza Morales con el 42,3%; le siguen Ferreyra (27.4%), Snopek (11,9%) y Vilca (6,8%). Los encuestadores suponen que votos de Snopek podrían migrar a Ferreyra, un movimiento que en el entorno del senador imaginan a la inversa. En un momento llegó a empatar a Morales en algunos sondeos, pero -afirman- perdió lugar al sellar su acuerdo con el Frente Justicialista al sumar a la fórmula al intendente de El Carmen, Adrián Mendieta, un kirchnerista duro y cuando Morales activó la campaña y desdobló los comicios. El kirchnerismo, además, tiene otras dos variantes: el Frente Patriótico Entre Todos que encabeza Alejandra Cejas y el Frente Unidad Ciudadana, de Paula Álvarez Carrera, que se referencia en la organización de Milagro Sala, la Tupac Amaru.

7. La sombra de Milagro Sala

La líder de la Tupac cumple prisión domiciliaria y todavía divide a una parte de la sociedad jujeña. Este jueves, a 72 horas de la elección quedó firme su condena en la causa "Luca Arias", en la que fue condenada a cuatro años de prisión por “lesiones graves calificadas por el concurso premeditado de dos o más personas”. Según sondeos de la consultora WE, el 85% está de acuerdo con la detención de Sala. "La idea de futuro con la que Morales hace campaña está basada en la paz social fundamentada en haber terminado con Milagro", explican. 

Coment� la nota