Acusan a Duhalde de empiojar la elección del PJ con la venia de Cambiemos

Acusan a Duhalde de empiojar la elección del PJ con la venia de Cambiemos

Un sector del peronismo maneja esa teoría, en el marco de una disputa para suceder a Espinoza que, en principio, tiene fecha para el 17 de diciembre. "Va por la intervención", apuntan.

Un sector del peronismo acusa por lo bajo al ex presidente Eduardo Duhalde de estar haciendo todo lo posible para postergar la elección del PJ, con la venia de Cambiemos. Muchos aseguran que irá a fondo para pedir en la Justicia la intervención del partido, con lo cual los comicios pautados para el 17 de diciembre correrían riesgo. Está levantando el teléfono para convocar, aunque no está teniendo tanto éxito: este martes lo esperaba a Jesús Cataldo Cariglino, quien le canceló la reunión a último momento diciendo que estaba engripado.

En diciembre del año pasado, y en plena tarea de profundizar los lazos con sectores del peronismo tras un año de cosecha de intendentes de este sector, la gobernadora María Eugenia Vidal había sorprendido en un desembarco en José C. Paz para mostrarse con un grueso racimo de referentes del peronismo ortodoxo que venían dándole vastas señales de respaldo a su administración. En aquella ocasión la excusa fue la inauguración de dos hospitales de alta complejidad, pero la foto la mostró rodeada del ex presidente Eduardo Duhalde (patrocinador de ese grupo), el intendente local, Mario Ishii; el de Ezeiza, Alejandro Granados, y ex barones del conurbano como Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Humberto Zúccaro (Pilar) y Aldo Rico (San Miguel).

Duhalde -que en aquella jornada estuvo acompañado por su esposa, Chiche- repitió algo parecido a lo que le había dicho a Letra P días antes de esa reunión: “Yo naceré y moriré peronista, pero apoyaré a la gobernadora que pelea por su provincia, que reclama con fuerza los fondos del conurbano que posibilitaron esta autonomía. Hay una sola forma de resolver problemas: trabajando juntos, los argentinos y los bonaerenses, con el Gobierno que han elegido”.

Casi un año después, el nombre de Duhalde vuelve a sonar, ahora en el marco de la disputa por el PJ bonaerense que comanda el matancero Fernando Espinoza. Y vuelve a sonar también ligado de alguna forma a Cambiemos. Dirigentes peronistas del conurbano aseguran que lo que el ex presidente está intentando hacer es embarrar la cancha. "Duhalde está activo con el guiño de Cambiemos para empiojar esto y que no haya elecciones", le dijo a Letra P una fuente peronista, conocedora desde adentro de la disputa y presente en varias de las reuniones que se vienen sucediendo.

Duhalde va por la impugnación y quienes también buscarían lo mismo son los caciques Mario Ishii y Jesús Cariglino. De hecho estaba pautada una reunión entre el ex gobernador y el ex intendente de Malvinas Argentinas para este martes, pero a último momento no se pudo llevar a cabo: "Cariglino dijo que no podía ir porque está engripado", le confió a este medio una fuente cercana.

Consultados por este portal, distintos dirigentes peronistas admiten que hay un gran problema con los padrones. "Los intendentes no tienen el control del padrón y regularizar todo esto va a llevar un tiempo que excede al 17 de diciembre", dijo un peronista de la Tercera, en referencia a la fecha pautada para que se lleve adelante el acto. "Duhalde busca la intervención y hasta se imagina como interventor", agregó.

Con respecto a la danza de nombres, a Espinoza no lo ven con buenos ojos y por eso surgen otros apellidos: el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez -a muchos no les cierra esta idea porque apuntan que Cambiemos lo tiene bajo la lupa y que probablemente sea otro apuntado por la Justicia en un futuro no tan lejano-; candidatos de consenso sin mucho peso ni proyección a futuro, como podrían ser los jefes comunales Alberto Descalzo -Ituzaingo- o Fernando Gray -Esteban Echeverría-; y el mandatario del Partido de La Costa, Juan Pablo De Jesús, por el interior.

Coment� la nota