Una ley de Vidal sobresalta a toda la oposición y también a la UCR oficialista

Una ley de Vidal sobresalta a toda la oposición y también a la UCR oficialista

Una versión que circulaba en medio de sectores vinculados al gobierno de la provincia y había pasado a ser también comidilla de algunos opositores bien informados durante el fin de semana, se constituyó ayer en la primicia del “Diario de la Ciudad” con el impactante título “Vidal impulsaría una amplia reforma jubilatoria en la provincia“.

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

Serán decenas de miles los marplatenses que a esta altura ya habrán recurrido a LA CAPITAL porque lo que pretende la gobernadora los afectará directamente. Habrá que leer para seguir el hilo, en los próximos días seguramente se abundará en datos. De todas maneras lo que fue anticipo está plenamente confirmado a partir del “off the record” previo, salido de labios de alarmados integrantes del gobierno, sobre todo radicales que desde hace varios días tenían en su poder el texto borrador y con la advertencia de que “se lo tratará inmediatamente”.

Ni faltó algún integrante del gobierno que del rescoldo mortecino de su radicalismo, sacó fuego para anatematizar: “Este tiene tantos desatinos como el presentado por el gobierno nacional” y por favor el lector no pretenda que esta página se salga del marco caballeresco para mencionar de quién se trata. De todos modos el peronista Manino Iriart, en la noche jubilosa del River de nuevo campeón en la “Copa Argentina”, dejó un gusto amargo en el escribidor susurrándole en un breve descuido de los demás que se venía esta sumisión provinciana ante el poder nacional. Pero también destacaba que se iban a producir tal vez no rechazos definitivos, pero sí números y airados corcoveos para que al menos, algunos aspectos de esa eventual ley sean modificados.

Otro avisado legislador palpitaba que de cualquier manera la polvareda del encontronazo en las cámaras y en los ámbitos políticos provinciales van a enturbiar las óptimas relaciones actuales entre los partidos y con mucho peor talante reaccionarán los sindicatos, puesto que hay poderosas formaciones gremiales como las de los docentes, municipales, ATE, Guardavidas, etc. que no se quedarían quietas. Uno concluyó en que la única caja que no será afectada será la de la policía, a lo que un chusco pegó sin anestesia: “Ah claro, precisan de una policía contenta para sacarla a la calle con el palo y algo más”.

Y no faltó quien llegara al extremo del utilitarismo calculando -no hay mal que por bien no venga- que “esto va a dar por tierra con prematuros romances políticos, cuyos prolegómenos se advertían en la Legislatura entre legisladores sueltos o minibloques, que se advertían muy proclives al aporte de apoyo o cercanía institucional a favor de ideas del gobierno”.

Asperezas no vinculantes

Casualmente, porque las situaciones planteadas nada tienen que ver con el escenario provincial y se limitan al escenario del Concejo Deliberante. Allí se han advertido también algunos resquemores entre sectores del oficialismo de Cambiemos. La situación más clara la protagonizó por un lado el concejal Nicolás Maiorano al promover la devolución del presupuesto porque carecía de la “ordenanza complementaria”, razón suficiente sin dudas, pero algunos creen ver la intención de no dejar avanzar en la posibilidad de que se pretenda subrepticiamente filtrar algunas resoluciones.

La elección de que “Nico” propiciara la decisión del Concejo podría estar vinculada con el fin del mandato y la libertad de acción del edil que estaría volviendo a desempeñarse en las cercanías del ministro del Interior Rogelio Frigerio. Ante este caso hay algún radical muy cuidadoso que advierte timorato: “Guarda, que el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, tiene teléfono directo con Mariú”. Lástima que nadie atinó a preguntarle si también habría sido consultada con la gobernadora la decisión de atentar contra la promoción de una temporada de turismo más barata, aumentando y volviendo al malhadado impuesto al teatro y la de atentar contra la posibilidad del tradicional torneo veraniego de fútbol, aumentando el canon desmedidamente. Aunque en este caso se registraría una temporada en la que la empresa concesionaria pagó la irrisoria cifra de 60 mil pesos, que fue justo lo recaudado por ella a través de la comisión cobrada a la venta de choripanes en el estadio.

Volviendo a las asperezas, se dice que Vilma Baragiola no saldrá a gritonear que va a ser la candidata a intendente, pero tampoco se quedará callada siempre, cuando arrecien los bastoneros que, simulando investigaciones periodísticas, se reiteren en el descubrimiento de nombres de presuntos precandidatos caídos del cielo al sillón de Luro e Yrigoyen. Quiere decir esto que Vilma está muy segura y, como lo puntualizó LA CAPITAL, el único que le ganó en cosecha de votos fue nada menos que Elio Aprile, con más de 180 mil papeletas, sumando ella mil y pico menos.

Otra que parece venirse es una cruzada de Eduardo Abud por el cargo de un confeso impotente para luchar contra la adversidad, Pablo Ignoto, delegado municipal en el Puerto. Claro, Ignoto llegó a ese cargo por el inmenso mérito de ser pollo del Momo Venegas, a quien, recuérdese en la Rural, Macri créase o no lo reivindicó como uno de los mejores gremialistas argentinos, y ojo, Arroyo también militó y fue apoyado por el desaparecido necochense.

Legisladores marplatenses

Esta vez una legión de legisladores marplatenses asistirá, representará y atenderá a sus coetáneos. Fernanda Raverta y Juan Aicega como diputados nacionales. En la legislatura bonaerense están los diputados Juan Manuel Cheppi, Alejandra Martínez, Manino Iriart, Guillermo Castello y Maxi Abad. Senadores serán dos y de mucha raigambre por actividad y compromiso comunitario, Franco Bagnato y Lucas Fiorini, aunque éste corra con ventaja porque ya fue concejal.

La procedencia diversa facilitará, sin dudas, que se vuelva a lo que solía ser costumbre, la atención en la ciudad, para evitarle onerosos traslados a la gente que los votó y a los que no también. Martínez y Fiorini presentaron desde el primer momento datos significativos, por ejemplo, Martínez se presentó como parte del minibloque “Convicción Peronista” que integra con Patricia Cubría, esposa del veterano dirigente Pérsico, ex Movimiento Evita hoy integrante del “randazzismo”.

Por su parte Fiorini comenzó bien instalado en el edificio central del Senado y no en el anexo, al lado de las oficinas del titular del bloque, se lo vio muy activo y dispuesto desde Crear “a constituirse en la” pata peronista de Cambiemos. Ayer cuando se despidió del Concejo Deliberante mostró a algunos amigos un proyecto de ley que desde el bloque le dieron para que lo estudie, porque podría ser el informante y defensor del mismo en la cámara. Desbordaba de entusiasmo.

Pocas veces se vio un elenco tan calificado con el plus de su militancia política, lo que los hace conocedores de la gente y de sus necesidades. Ojalá allí esté su mirada y atención central y eso es lo principal y no el rosqueo político. ¡Tanto hacen falta políticos que jueguen a reivindicar el rol de la política!

Votan los perucas

Un acelerado tiempo preelectoral que estuvo signado por el internismo, que llegó al amague y anuncios off the record de impedir leguleyamente la participación de uno de los sectores mientras se declamaba la unidad “pero sin el otro” como se demostró el 22 de agosto. Se llegó finalmente a la presentación de las listas 2 y 4. Pero todo en medio de un frío glacial entre el pueblo peronista. No se vio un cartel ni en papel ni en las pintadas de paredes y muros. La 2, que representa al PJ y FPV, aparentemente tenía más equipos en las calles y visitando afiliado por afiliado, tarea que se facilitaba por su inserción en el peronismo más tradicional y veterano. La 4, en el fin de semana, organizó una comida, se dice, de alrededor de 500 personas en un salón céntrico.

Contrariamente a lo que se podría esperar, el candidato a presidente de la 2, el no gremialista de Luz y Fuerza Eduardo Cóppola, picó en punta con documento público repudiando la persecusión judicial contra la ex presidenta Cristina. Luego se supo de un encuentro entre Daniel Rodríguez y Pablo Vacante para elaborar una declaración de las dos listas a favor de la ex presidenta. No obstante llegado el día se sorprende que “La Cámpora”, patrocinadora de la 4, no se haya manifestado significativamente en ese sentido, tal vez en concordancia con la escasa relevancia de la campaña. No obstante algunos manifiestan que podrían llegar a votar cinco mil afiliados en lugar o lugares aún no estipulados. De todos modos si así fuera hay que recordar que se habla de unos 35 mil afiliados.

El enojo de Manino

Manino Iriart se esmeró en informar acerca de sus gestiones ante la Cámara de Diputados para incrementar en unos 150 millones de pesos el presupuesto para obras en Mar del Plata. Se trataba de la ampliación de la calzada de la avenida Mario Bravo, de otros trabajos en barrios alejados, iluminación led y otros. Tanto se esforzó y gestionó que consiguió el voto aprobatorio. Al intendente Arroyo le habría molestado no figurar en esa gestión que nadie conoce que la haya realizado y es así que 15 días después del logro del diputado peronista se procuró una foto con funcionarios provinciales y salió a los medios a decir que había conseguido lo mismo que Iriart certificó haberlo logrado él. Ahora sí está en una misión imposible: una entrevista con Arroyo para quejarse de la actitud descomedida y fuera de lugar del intendente.

Coment� la nota