El último rugido de La Leona fue sin Macri y con vidalismo explícito

El último rugido de La Leona fue sin Macri y con vidalismo explícito

La gobernadora reemplazó el escenario 360 por una pasarella en un estadio con tres pantallas gigantes, movilización de intendentes y un animador. Participó Larreta, su aliado a futuro.

En un escenario tradicional, con pasarela, rodeada de sus intendentes y candidatos, con la mirada atenta del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y un entorno de seguidores movilizados en micros, la gobernadora María Eugenia Vidal cerró este jueves en Vicente López su campaña por la reelección.

Así como sucedió durante esta segunda etapa proselitista hacia las generales del próximo domingo, Vidal eligió hablar de ella, de la provincia, y tomar distancia del presidente Mauricio Macri, quien en paralelo cerraba su campaña en Córdoba.

“Este camino recién empieza, de acá no me mueve nadie”, afirmó la gobernadora cuando tomó la palabra, luego de la presentación del intendente local, Jorge Macri, y los discursos del ministro de Seguridad y candidato a diputado nacional, Cristian Ritondo, y el vicegobernador Daniel Salvador.

En un escenario tradicional, con pasarela, rodeada de sus intendentes y candidatos, con la mirada atenta del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y un entorno de seguidores movilizados en micros, la gobernadora María Eugenia Vidal cerró este jueves en Vicente López su campaña por la reelección.

Así como sucedió durante esta segunda etapa proselitista hacia las generales del próximo domingo, Vidal eligió hablar de ella, de la provincia, y tomar distancia del presidente Mauricio Macri, quien en paralelo cerraba su campaña en Córdoba.

“Este camino recién empieza, de acá no me mueve nadie”, afirmó la gobernadora cuando tomó la palabra, luego de la presentación del intendente local, Jorge Macri, y los discursos del ministro de Seguridad y candidato a diputado nacional, Cristian Ritondo, y el vicegobernador Daniel Salvador.

 Hecho el “homenaje” al Presidente, Vidal se abocó a su rutina proselitista, esa que elaboró una semana después de las PASO, tras un repliegue público, que la muestra menos gobernadora y más “María Eugenia”.

Jorge Macri, anfitrión en el evento, afirmó: “Algunos de nosotros vamos a ganar, otros a perder, pero todos estamos llamados a continuar”, en alusión a la construcción política del PRO luego de la elección del próximo domingo.

Consciente de su buena performance electoral, Macri se movió cómodo en el escenario y hasta se permitió ironizar con el clima, que mostró un sol a pleno. “El de hoy no es solo un día peronista, es un día de todos los argentinos”, dijo.

 En tanto, Ritondo se mostró más enfocado en la oposición y se encargó de retomar el discurso de la pesada herencia kirchnerista. “¿Ustedes creen que van a volver? ¿Para qué quieren volver? ¿Para que vuelva la impunidad, para reconocer a (Nicolás) Maduro como presidente democrático (de Venezuela), para decir que en Argentina no hay probreza?”, arengó el ministro candidato.

Salvador sobrevoló los "logros" de la gestión y aseguró que con Vidal “vamos a recuperar los valores reales de la democracia, porque no puede haber futuro sobre la base de la mentira y el relato”.

Respecto a presencias nacionales, se observó la figura del ministro de Educación, Alejandro Finocchiario, quien estuvo en su doble rol de candidato a intendente de La Matanza, y a la titular de Desarrollo Social, Carolina Stanley, que se ubicó junto a su marido, el jefe de Gobierno bonaerense, Federico Salvai.

Coment� la nota