Suben 13% las jubilaciones mínimas y ajustan el gasto con menos alzas al resto

Con el FMI de visita, presentaron un aumento para la base que supera el 11,6% de la fórmula suspendida. Con una mejora decreciente, ahorrarían US$ 1500 millones al año.

El presidente Alberto Fernández anunció ayer un aumento para las jubilaciones mínimas, asignaciones familiares y AUH del 13%, por encima del 11,6% que habría correspondido por la fórmula de movilidad que fue suspendida por 180 días. Todos los haberes que superen la mínima recibirán una suma fija de $ 1.500 y un 2,3% de aumento.

Según Alejandro Vanoli, el titular de Anses, si se suma el bono de fin de año de $ 5.000 para las prestaciones, el aumento incluso llegó al 18%. Pero en la semana de la llegada de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que audita las cuentas y que evalúa si la deuda argentina es insostenible, el anuncio del Gobierno también marca un “ahorro” frente a lo que hubiese representado la movlidad que se estima en unos $ 100 mil millones de pesos para el año.

Si bien para la mayoría de las jubilaciones la suba es mayor, como se explicó en la ley de Solidaridad, el aumento que hubiese sido del 11,6% para todos los jubilados terminó en un esquema que genera subas de sólo el 5% para las jubilaciones más altas, por la suma fija y el 2,3% de aumento.

Según el economista de Econométrica, Ramiro Castiñeira, ese esquema representa una “quita”, del 57% en el caso del aumento para las jubilaciones más altas y del 37% para los haberes de alrededor de $ 28 mil.

“Hay un ahorro fiscal de casi $ 10.000 millones en 5 meses, pero que no alcanza a compensar el costo de $ 22.000 millones que implicó el bono de $ 5.000 pesos en enero a jubilación y pensiones no contributivas”, explicó la economista Melisa Sala, de la consultora LCG.

“En total hay un costo fiscal de $ 12.000 millones en estos 5 meses”, agregó. Eso representa un costo fiscal del 0,04% en relación al PBI. En ese marco, coincide con el dato de Vanoli, que en la conferencia del anuncio indicó que el efecto era “casi neutro”.

Así quedan las jubilaciones luego del aumento anunciado por el Gobierno

Según la consultora “se trata de la mayor prueba de prudencia fiscal que puertas afueras está mostrando esta gestión de cara a las negociaciones por la reestructuración de la deuda. Internamente se vende como un aporte solidario de los jubilados de mayores ingresos, que sólo es factible de implementar por un gobierno peronista sin pagar un costo de conflictividad social elevado”.

“La suspensión no fue para hacer ajuste sino en un marco de solidaridad”, dijo el titular de Anses. Y Alberto Fernández aprovechó para destacar la suba del 13%: “Me cansé de escuchar que habíamos congelados las jubilaciones”.

El porcentaje que cobra la mínima alcanza al 86,8% de los beneficios del sistema de seguridad social, o 13,6 millones de personas.

En línea con el argumento de Fernández, el centro de estudios CEPA sostiene que “el poder adquisitivo del haber mínimo, considerando la evolución del IPC-INDEC y el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) realizado mensualmente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), se retrajo 19,1%. Por cada $100 que cobraba un jubilado de la mínima en 2015, en 2019 cobró el equivalente a $80,90) en la comparación entre el promedio de 2015 y el promedio de 2019, es decir, unos $2.673 mensuales, a valores de diciembre de 2019”, ejemplifican (ver infografía).

Bajo esos datos, si se multiplica esa pérdida por doce meses, el monto anual alcanza los $32.075 para dicho período de comparación.

“Se observa un ahorro fiscal por la desindexación de las jubilaciones porque la fórmula actual ajusta con la inflación pasada”, explicó el economista de Eco Go, Juan Paolicchi. Se busca evitar que crezca el gasto previsional. “La incógnita está en torno a la judicialización porque el aumento ya estaba devengado. La desindexación trae problemas judiciales. Pero el objetivo es achatar la pirámide salarial y es el trade off que la política económica enfrenta”, remarcó Paolicchi.

Desde la izquierda, señalaron que se perjudicó a jubilados que todavía están por debajo de la canasta básica. Romina Del Plá, diputada del PO en el FIT, indicó que “el aumento a la jubilación mínima será de 13%, pasando de 14.068 a 15.891, menos de la mitad de la Canasta Básica Alimentaria, que hoy está en 38.960. Pero esto es sólo el comienzo. ¿Qué pasa con los que superan la mínima, que cobran entre 20 y 40 mil pesos, aún por debajo de la Canasta? Se les aumenta entre el 9,8% y el 6,05% respecto al 11,56% suspendido por la mal llamada ‘Ley de Solidaridad’”.

PAMI. Durante la presentación de las jubilaciones, el Gobierno también anunció un vademecum de PAMI con 170 medicamentos gratuitos, que se definirán en marzo porque todavía están negociando con los laboratorios.

“Son $ 30 mil millones de pesos de PAMI que se financian a través de fondos propios de PAMI y a través del impuesto país”, dijo la titular del organismo, Luana Volnovich. “El que cobraba la mínima le dedicaba 30% de sus ingresos a los medicamentos”, remarcaron durante el anuncio en Casa Rosada.

Comentá la nota