Nuevo gobierno: Nielsen asumirá el control de YPF para potenciar Vaca Muerta y renegociar deuda

Nuevo gobierno: Nielsen asumirá el control de YPF para potenciar Vaca Muerta y renegociar deuda

El presidente electo Alberto Fernández confirmó a Guillermo Nielsen como presidente de YPF y al misionero Sergio Lanziani como el próximo secretario de Energía. 

Nielsen arribará a la empresa en representación de las acciones clase A, del Estado nacional, y el objetivo es que luego el resto de los accionistas en representación de los gobiernos provinciales avalen su candidatura como titular de la principal productora de crudo del país.

Su nombre había sido motivo de especulaciones de todo tipo en los dos últimos meses: desde un cargo importante en la cartera económica a un rol preponderante en el área energética.

Fuentes vinculadas a la industria en Neuquén indicaron que el elegido del gobierno entrante para el cargo es el economista, que fue uno de los primeros referentes del equipo económico de Alberto Fernández en hablar de Vaca Muerta al promediar el año, cuando sustuvo que había que poner al shale argentino en un pie de igualdad con los estímulos impositivos y fiscales de Estados Unidos.

“Buscamos poner en igualdad a Vaca Muerta con Permian y Marcellus”, había dicho Nielsen en su paso por el Precoloquio Idea Vaca Muerta desarrollado en Neuquén, en una de sus primeras intervenciones públicas al referirse a los planes necesarios para estimular la producción de no convencionales en el país.

Fue desde entonces que se comenzó a hablar Nielsen, cuyo arribo a YPF fue adelantado hoy por el diario Clarín, como el impulsor de una ley que ofreciera el marco normativo desde el que seguir impulsando el desarrollo de gas y petróleo en Neuquén.

En los últimos meses, también, formó parte del grupo de allegados al entorno del presidente electo Alberto Fernández que mantuvieron encuentros con referentes del gobierno neuquino, en medio de las preocupaciones del gobierno provincial para poder mantener los actuales niveles de producción.

Esos encuentros también tuvieron como protagonistas a dirigentes del campo sindical, como Guillermo Pereyra, el titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, quien quiso conocer de primera mano la visión de Nielsen para el sector petrolero en caso de que llegara a ocupar un cargo trascendente en el sector energético.

Las fuentes consultadas sostuvieron que el camino que ahora seguirá es el siguiente: en primer lugar, resta saber cómo quedará integrado el nuevo directorio, en el que el Estado argentino tiene el 51% del paquete accionario de la mayor productora del país.

Una vez en el cargo de director, debe ser ratificando por la asamblea de accionistas, que elige el nuevo presidente del directorio la compañía. Hoy el cargo está ocupado por Miguel Gutiérrez, quien sucedió a Miguel Galuccio en ese puesto.

No necesariamente el cargo de presidente de YPF será definido durante la asunción del nuevo gobierno nacional. Los nuevos plazos para erigir una nueva conducción podrían, llegado el caso, llegar de una asamblea extraordinaria.

YPF en Vaca Muerta

En buena medida, la compañía es la responsable del crecimiento del desarrollo no convencional en el país. Loma Campana (donde es socia con Chevron) marcó un antes y después en la industria petrolera, dejando por sentado todo el potencial de la formación Vaca Muerta.

Su desarrollo en El orejano, en sociedad con Dow Chemichal, también fue determinante para comprobar el potencial del shale gas como esa otra gran opción para producir, que luego otras empresas comprobarían en sus propias áreas.

La compañía afronta frentes complejos en los meses que vienen. Tuvo el impacto del decreto de necesidad y urgencia 566 del gobierno de Mauricio Macri, que frenó el precio interno del barril de crudo para que las naftas no suban, con lo cual vio afectada su principal fuente de financiamiento.

Con todo, terminará invirtiendo este año en torno a los 2000 millones de dólares en el segmento de perforación.

Coment� la nota