El massismo presentó su "Código Justo": propone bajar la edad de imputabilidad a 14 años

El massismo presentó su

Con chicanas al Gobierno, diputados del Frente Renovador dieron a conocer su proyecto. "Este es el Código donde las penas se cumplen", aseguraron.

En busca de disputarle a Cambiemos la agenda de Seguridad en un año electoral, el Frente Renovador presentó este lunes su proyecto de reforma del Código Penal que dio a llamar "Código Justo". La iniciativa plantea, entre otras cosas, bajar la edad de imputabilidad a los 14 años, uno menos que los 15 que planteó el Gobierno, y eliminar la libertad condicional. La jefa del bloque massista, Graciela Camaño, y el especialista en Seguridad del equipo del FR Ramiro Gutiérrez, fueron los encargados de la presentación que tuvo lugar en la sala Delia Parodi del Palacio Legislativo. En el acto no faltaron chicanas al macrismo, que desde comienzo de año se esfuerza en correr el eje de la campaña de los temas económicos y centrarlos en cuestiones de Seguridad. Camaño fue la primera en tomar el micrófono y en línea con este discurso prometió "trabajar intensamente para que los ciudadanos tengan un código penal que los proteja" y que esencialmente "contemple a la víctima" y no que "haga apología de la defensa del victimario". Seguridad: el Gobierno apura un paquete de medidas que se colará en la campaña La legisladora aseguró que no le "extraña" que el Gobierno de Cambiemos "no haya traído el proyecto" al Congreso, al recordar que dos de los integrantes de la alianza, Federico Pinedo y Ricardo Gil Lavedra, habían participado de la redacción del Código penal que el kirchnerismo impulsó hacia el final del mandato de Cristina Fernández de Kirchner, a través de una comisión presidida por el entonces juez de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni. Sobre el Régimen Penal Juvenil, Camaño instó al Gobierno a llevar adelante la discusión del proyecto a la brevedad y expresó: "Estamos atrasados 100 años en la materia". Gutiérrez, por su parte, estuvo a cargo de dar algunas pistas de lo que será el proyecto de reforma que le encargó su jefe político Sergio Massa. "Este es el código donde las penas se cumplen. Diez años de condena son 10 años de cárcel, no cuatro, ni tres ni dos. Eliminamos la libertad condicional. Defendemos de verdad a las víctimas. Nosotros cambiamos el paradigma", destacó, y detalló que se establece un "durísimo sistema de reincidencia para terminar con el borramiento del prontuario". En tanto, resaltó que para el Frente Renovador, la edad "razonable" para fijar la imputabilidad de las personas que cometen delitos son los 14 años, y no los 15 que definió el Gobierno. "Señores violadores y psicópatas, sepan que en la ley de Código Penal del Frente Renovador están en problemas", recalcó en declaraciones reproducidas por Noticias Argentinas. La presentación del massismo tuvo lugar días antes de que Cambiemos presente su demorada reforma del Código Penal, elaborada por la Comisión que lideró el juez de Casación Penal Mariano Borinsky. Se espera que el presidente Mauricio Macri lo envíe al Congreso el próximo 1 de marzo durante su último discurso de apertura de sesiones. Junto con la reforma del Código, el macrismo anticipó que presionará al Parlamento para que avance en una serie de proyectos que tienen como objetivo barrer la agenda económica debajo de la alfombra e imponer la seguridad como tema principal de la campaña. A la mayoría de los argentinos les preocupa más la economía que la inseguridad Tal como expuso PERFIL, el combo del gobierno incluye un régimen penal juvenil que baje la edad de la imputabilidad a 15 años; acelerar la expulsión de extranjeros, incluso antes de que tengan una condena firme; ampliar el uso de datos genéticos a la investigación de todos los delitos, y no solo de los sexuales; sancionar una ley contra los barras; y actualizar las normas que organizan a cada fuerza de seguridad. El reglamento que flexibilizó el uso de armas de fuego entre los agentes federales, puesto en práctica por el ministerio de Bullrich, fue un anticipo del último punto. Economía vs. Seguridad. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos para correr el eje, la principal preocupación de los argentinos continúa siendo la economía. Así se desprende de un estudio de las consultoras Berensztein y D´Alessio-Irol publicado en los últimos días del mes de enero que asegura que 8 de cada 10 argentinos señala a la economía como el principal problema a resolver por el gobierno nacional antes que la seguridad, "incluso para ambos lados de la grieta", indica. El mismo informe agrega que si bien la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich ha negado que las medidas de endurecimiento anunciadas y el discurso punitivista formen parte de una estrategia electoral, en la misma medición, "el 64% de los argentinos lo descree, y sólo un 28% opina que el gobierno nacional lleva adelante un plan sistemático y coherente para combatir la inseguridad, aunque el porcentaje se incrementa al 49% entre los partidarios de la coalición gobernante". 

Coment� la nota