Martinengo admitió que conocía a los espías: "Yo tomaba información"

Martinengo admitió que conocía a los espías:

La ex secretaria de Mauricio Macri realizó una extensa declaración ante la justicia. Contó que los agentes recorrían las villas e involucró a Campbell. Sus vínculos con Di Zeo para la campaña de La Matanza.

Susana Martinengo, la ex coordinadora de Documentación Presidencial del gobierno de Mauricio Macri detenida por su presunta participación en una red de espionaje ilegal, declaró ante la justicia federal y reconoció que realizaba tareas junto a los ex espías Leandro Araque y Jorge "Turco" Sáenz.

"Para mi ellos recorrían los barrios, yo supongo que hacían inteligencia en las villas, yo no me nutria de ellos. Yo se los presento a (el ex subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia) Alex Campbell para que lo ayuden con las cuestiones sociales. Yo no tomaba partes de inteligencia; yo tomaba la información", dijo al final de su declaración. 

Durante varios tramos dijo conocer al secretario privado de Macri Darío Nieto, pero negó haberle pasado algún dato aunque no negó que chateaba cada tanto sobre temas laborales. "Yo no recuerdo de haber pasado nada. Le pude dar algún comentario a Nieto por WhatsApp, pero no tengo presente haberle pasado nada", insistió la ex secretaria, todavía detenida.

Detuvieron a la ex secretaria de Macri y un ex director de contrainteligencia por el espionaje ilegal

La declaración comenzó el jueves a las 21.15 y concluyó hoy a las 2.26, y al poco tiempo admitió que veía con frecuencia a Araque y Sáenz, también detenidos por presunto espionaje ilegal.

Contó que al Turco lo conoció en 2008, cuando ella trabajaba en el Gobierno de la Ciudad, era el marido de una compañera y policía. Su vínculo con Macri se inició después de su paso por la secretaría de seguridad de San Martín en 2001 y su militancia en esa ciudad.

Martinengo era ama de casa, pero a partir de sufrir dos hechos delictivos se involucró en el foro de seguridad de su distrito y le ofrecieron ser secretaria, un cargo irrelevante porque todavía no existían las policías locales. Sólo había que tratar con los vecinos y coordinar tareas comunitarias con la policía. 

Pero le sirvió para acerarse a Aldo Rico, por entonces referente político en San Miguel. En 2006, a partir de un candidato local Jorge Alves, se reunió con Macri y volvió a verlo al año siguiente con un grupo vinculado a Boca Juniors y ya en campaña para la Ciudad mantuvo reuniones con Gabriela Michetti. 

Cuando el PRO gana en 2007 la Ciudad solicita ir a Ceremonial, pero se queda en un despacho del Jefe de Gobierno y luego se muda la sede de Parque Patricios, donde intentó ayudar en las recorridas de Macri en la Provincia a través de Alejandro Maijena, por entonces jefe de Gabinete de Marcos Peña.

En 2015 intentó ser directora pero consiguió ser coordinadora de documentación "sin cargo en el organigrama, pero era feliz ya que era un honor llegar a la casa rosada". Su jefa era Soledad Furnó, que era la Directora de Documentación Presidencial; y seguían en el escalafón Hernán Bieluz, Secretario de Asuntos Presidenciales; y luego el Secretario General Fernando De Andreis.  Furnó tenía roces habituales con Nieto. 

Al abogado Facundo Melo, otro ex agente detenido, dijo haberlo visto en "dos oportunidades en la casa de Gobierno", donde los espías "pasaban a tomar un café, ya que creía que estaban en la esquina. Araque también venía a comer y hablaban de temas personales". En una ocasión le ofrecieron al Saez un lugar en la Cámara de Comercio de San Martín y eligió a Melo "que era abogado y conocía mejor estos temas".

"Me enteraba millones de cosas y los escuchaba a todos y decía ´lo paso´ pero no lo pasaba porque no era mi tarea; pero también yo pensaba que todo lo que hacían era legal", respondió cuando le preguntaron por conversaciones que mantuvo con los espías a los que ella consideraba amigos.

Aseguró haber visto tres veces a Campbell, "una que se le quemaban las papas, el hizo una reunión de empresarios y me llama su secretaria que se le habían caído todos los invitados importantes", describió sobre el ex funcionario de Vidal y actual diputado provincial.

Si bien insistió en que nunca manejó inteligencia, si dijo que Macri "siempre estaba al tanto de lo que pasaba en documentación y le pasaba los informes (al parecer, de gestión) a Bielus o a Nieto", pero los desvinculó de la AFI.

Describió un curioso contacto cuando recibieron al jefe de la barra brava de Boca, Rafael Di Zeo, para colaborar con la campaña del ex ministro de Educación Alejandro Finocchiaro en La Matanza.  Se acercó a un local sin saber que podía ser una oficina de la AFI "porque ellos eran mis amigos" y apareció Di Zeo "porque tenía mucha gente en La Matanza". 

Comentá la nota