María Eugenia Vidal lanzará un paquete de medidas económicas para tratar de revertir la elección en octubre

María Eugenia Vidal lanzará un paquete de medidas económicas para tratar de revertir la elección en octubre

La gobernadora bonaerense anunciará un aumento de los montos de planes sociales y créditos a las pymes. "Hay que atender a la gente que la está pasando mal", dijo

"Corregir errores y escuchar a la gente". Bajo estas dos premisas la gobernadora bonaerenseMaría Eugenia Vidal evaluó este lunes la dura derrota electoral que sufrió en las PASO contra Axel Kicillof y anunció que ya empezó a trabajar en una batería de medidas concretas para instrumentar de aquí a octubre con la idea de repuntar una elección que se presenta muy complicada.

Vidal ofreció una conferencia de prensa ayer al mediodía junto con el vicegobernador Daniel Salvador después de una reunión con su gabinete y destacó que "el resultado de las urnas fue un mensaje y ante ello hay que seguir escuchando, recorrer la provincia y reafirmar mi compromiso con los bonaerenses".

No quiso decir públicamente ni una palabra de las medidas que tomará aunque Infobae pudo saber que entre el paquete de medidas que anunciará la gobernadora bonaerense en los próximos días figura un aumento del monto de los programas sociales provinciales en función de la inflación y una nueva línea de créditos para ayudar a las pymes.

"Estamos preocupados por lo que está pasando y vamos a estar allí para atender a la gente. Necesitamos más que nunca contar con todas las herramientas para estar donde más lo necesitan", dijo Vidal como único indicio concreto de lo que serán las medidas para atender a aquellos sectores más castigados de la provincia de Buenos Aires que sufrieron con mayor fuerza el impacto de la crisis económica y que este domingo le dieron la espalda en las urnas a la gestión nacional de Mauricio Macri y la arrastraron a una fuerte derrota en la provincia.

Vidal no quiso echar culpas a nadie sobre su derrota. Al responder sobre el malestar que hay en su entorno por haber seguido la estrategia de Marcos Peña y no desdoblar los comicios bonaerenses, la mandataria provincial dijo tajante: "Nunca especulé y tampoco lo voy a hacer ahora con eso. Voy a seguir adelante porque las elecciones serán en octubre", dijo.

Con respecto a la reacción de los mercados ante la derrota del Gobierno Vidal dijo que la baja de la bolsa y el alza del dólar "tendrá un impacto" en la economía de la Argentina y acotó que "el mundo nos dio un mensaje y es que hoy debemos ser más responsables que nunca porque los argentinos no queremos volver al pasado y que la gobernabilidad es responsabilidad de todos".

Salvador y Vidal durante la conferencia de prensa que ofreció hoy para evaluar la derrota en las PASO (Nicolás Stulberg)

Hasta ahora Vidal dijo que habló poco con Macri de la derrota. Aunque sus allegados sostienen que anoche en el búnker de Juntos por el Cambio de Costa Salguero hubo un encuentro donde acordaron una estrategia común a seguir de cara a octubre y alinear el mensaje sobre la reacción de los mercados.

La evaluación de los números

Contundente, sin vueltas y aún con el rostro visiblemente amargado por el mal trago electoral de anoche, Vidal transmitió a su equipo de gobierno que será muy difícil ganar las elecciones en octubre y que ahora todo dependerá de las medidas económicas que tome su gobierno y el gobierno nacional.

"Más allá de los nombres o la estrategia electoral que se tomó, acá hay que entender que el mal resultado electoral del gobierno nacional nos llevó puestos a todos", reflexionó ante Infobae un ministro de Vidal que estuvo en la reunión del gabinete bonaerense al mediodía en las oficinas del gobierno de Vidal en la Avenida Libertador.

Para la gobernadora bonaerense no hay mucho más que hacer. El resultado parece ya irreversible de cara a octubre y ahora lo único que resta a su entender es que Macri tome medidas económicas urgentes para evitar un colapso de la economía y garantizar la gobernabilidad hasta fin de año. En última instancia, creen en el gobierno bonaerense, esas medidas podrían jugar en favor de un mejor resultado en octubre aunque no lo ven posible.

"Es irreversible". Estas dos palabras son las que más sonaron desde anoche en el entorno de Vidal. Con un resultado 17 puntos abajo de Axel Kicillof, en la gobernación bonaerense ni siquiera piensan que un milagro modifique esta derrota electoral.

La situación económica castigó duramente a Juntos por el Cambio y la mala gestión de Macri en materia de economía doméstica fue la que gravitó para que los bonaerenses le dieran la espalda a Vidal.

Vidal y Macri, el domingo a la noche en el búnker de Costa Salguero luego de admitir la derrota (Nicolas Stulberg)

Casos concretos: en la primera sección electoral, que es donde Vidal tenía mayores esperanzas de compensar la debacle de los votos del kirchnerismo, el resultado de Juntos por el Cambio fue catastrófico con un promedio de 20 a 25 puntos por abajo del Frente de Todos. Distritos como Escobar, Pilar o Tigre, donde Vidal confiaba en un voto de apoyo de la clase media el castigo hacia la situación económica fue categórico con resultados de 50% para Kicillof y 29% para Vidal.

Mucho peor aún fue en la tercera sección electoral, donde en municipios como La Matanza, Lomas de Zamora, Almirante Brown o Esteban Echeverría Kicillof arrasó con más de 30 puntos de diferencia sobre Vidal. Allí el voto duro de Cristina Kirchner operó altamente en favor de Kicillof.

"Todo eso es golpe al bolsillo de la clase media y baja, no queda otra explicación", se justificó un armador de campaña de la gobernadora bonaerense en la reunión que mantuvo Vidal con su equipo en las oficinas de Libertador este mediodía.

Desde lo estrictamente personal, Vidal no tiene ningún tipo de recriminación que hacer contra Macri y tampoco lo hará en público. Pero hacia adentro del equipo de la gobernadora bonaerense cuestionan duramente a Marcos Peña como "responsable absoluto" de la estrategia electoral de Juntos por el Cambio que impuso la idea de unificar las elecciones nacionales de la provincial y no quiso desdoblar como quería Vidal.

"Ahora ya es tarde para esas recriminaciones, pero lamentablemente los resultados de anoche nos dieron la razón en que había que desdoblar para desarticular a Cristina Kirchner y obligar a los intendentes a jugar antes", dijo a Infobae un ministro.

Otro funcionario de Vidal recordó que ya en febrero habían planteado la necesidad de armar colectoras, desdoblar o generar un efecto previo a las PASO generales que Peña y Macri no quisieron escuchar.

En la evaluación estuvo también el corte de boleta. Vidal sacó 300.000 votos más que Macri y ello lo atribuyen a un importante corte de boleta proveniente de sectores de Lavagna, Espert o Gómez Centurión.

Pero también hubo un efecto sorpresa con el que hasta la misma gente del kirchnerismo quedó impactada. Vidal recibía del búnker de Kicillof hasta las 17 horas de ayer resultados de no más de 5 puntos de diferencia y más tarde la ola tomó otra dimensión.

Coment� la nota