Jugada de Carrió y causa OIL desataron rebelión en la Afip

Los jefes del fisco, en alerta por la judicialización

La Agencia Federal de Ingresos Públicos (Afip) vive un estado de rebelión que amenaza con paralizar gran parte de las seccionales del ente recaudador, producto de la protesta que llevan adelante los agentes de carrera del fisco por la catarata de causas judiciales que amenazan el patrimonio de los empleados de la Afip. La Justicia ya dictó embargos de bienes y suspensión de haberes a más de treinta jefes de agencia y directores regionales del área metropolitana, quienes se quejaron por carta al administrador federal, Leandro Cuccioli. La causa de Oil Combustibles y el rol de el hombre de confianza de Lilita Carrio en la Afip, el ex subdirector de Operaciones Impositivas de Interior y ahora director de la Unidad de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, Jaime Mecikovsky, claves en la revuelta de los jefes del organismo.

La Agencia Federal de Ingresos Públicos (Afip) vive un estado de rebelión que amenaza con paralizar gran parte de las seccionales del ente recaudador, producto de la protesta que llevan adelante los agentes de carrera del fisco por la catarata de causas judiciales que amenazan el patrimonio de los empleados de la Afip. La Justicia ya dictó embargos de bienes y suspensión de haberes a más de treinta jefes de agencia y directores regionales del área metropolitana, quienes se quejaron por carta al administrador federal, Leandro Cuccioli. La causa de Oil Combustibles y el rol de el hombre de confianza de Lilita Carrio en la Afip, el ex subdirector de Operaciones Impositivas de Interior y ahora director de la Unidad de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, Jaime Mecikovsky, claves en la revuelta de los jefes del organismo.

En rigor, los damnificados culpan a la anterior gestión de Alberto Abad de avanzar en la Justicia penal a través de equipos externos de abogados para acelerar el expediente de Oil Combustibles por el que la Afip reclama una deuda de $8.000 millones. Lo cierto es que Cuccioli, actual recaudador, les aseguró de manera informal a los agentes, pero dentro del organismo la promesa es relativizada. De hecho, la carta fue motivada sobre la situación de los contadores Gustavo Esperón y Eduardo Nappa, cuyos procesamientos fueron dispuestos por el juez Julián Ercolini, quien procesó y ordenó la detención del empresario Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa, propietarios del ex Grupo Indalo.

Pese a los intentos de llevar tranquilidad de Cuccioli, la situación en la Afip es de alerta, ya que la semana pasada Nappa fue quitado de la dirección a su cargo y reemplazado y a Esperón también le sacaron la jefatura de la Agencia 9. El temor de muchos de los firmantes de la carta es ser procesados en expedientes judiciales por una nueva causa iniciada en la etapa de Ricardo Echegaray que apuntaba a investigar a Elisa Carrió. Hay tambien inquietud por otras causas que ahora están bajo la órbita de Mecikovsky

En tanto, desde el gremio de la Unión del Personal Superior (UPS- Afip) alertaron sobre una "desprotección federal", lo que podría incluir acciones judiciales contra la propia agencia por parte del gremio. En este sentido, en el sindicato de UPS-Afip reafirmaron lo expresado en la carta a Cuccioli en donde los agentes manifestaron su "elevada preocupación" por la causa Oil, que derivó en el procesamiento de personal "por haber cumplido con sus funciones y haber desarrollado su trabajo habitual". En la misiva, los agentes resaltaron que el eje de la cuestión fue intentar postular como ilegal el otorgamiento de un plan especial de facilidades de pago fundado en el artículo 32 de la ley 11683. "Todos hemos actuado de manera similar o igual a los funcionarios procesados" afirmaron, ofuscados, los jefes de la Afip.

Coment� la nota