El Gobierno diseña un plan para evitar un aumento de los casos en villas bonaerenses

El Gobierno diseña un plan para evitar un aumento de los casos en villas bonaerenses

La Ciudad ya registra más de 750 positivos solo en barrios vulnerables. En Nación buscan evitar una situación similar en la Provincia. Hoy y mañana habrá reunión con intendentes y organizaciones sociales.

El registro de casos de coronavirus en los barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires pasó en tres semanas de uno a 759 positivos, según los datos oficiales brindados hoy. En Casa Rosada siguen atentos la situación y ya coordinan medidas para evitar un escenario similar en los asentamientos del conurbano.

Esta mañana se conoció que la Ciudad sumó 74 nuevos positivos entre las comunidades populares. De esa cifra, 60 pertenecen al Barrio 31, que se mantiene como el más comprometido por el virus. En tanto, se sumaron 12 en la 1-11-14 (el segundo más complicado), y por primera vez la Zavaleta registró 3 contagiados. También se confirmó que el barrio Rodrigo Buenos sumó un caso. El dato positivo: 103 pacientes fueron dados de alta lo que significa mayor población vulnerable inmunizada y disponibilidad del sistema de salud.

"El foco de contagio esta y existe. Estamos detectando casos, hay que seguir buscando contagiados para evitar la propagación", admiten fuentes porteñas. La semana que viene habrá testeos en la 21-24 donde solo hay 9 contagiados. Cuanto menor es la cifra en un barrio hay más posibilidades de detectar los contactos estrechos, testearlos y aislarlos en caso de ser positivos.

Aunque el Gobierno ya participa desde el Ministerio de Salud con la implementación del programa DetectAR, que se basa en la búsqueda activa de casos sospechosos en los barrios vulnerables porteños y bonaerenses, esta tarde el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, encabezaron una reunión con funcionarios nacionales y de la administración de Axel Kicillof para coordinar una estrategia común para toda el área metropolitana. 

Hasta el Ministerio de Desarrollo Social llegaron la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el ministro de Salud, Ginés González García, entre otros. Tras más de una hora de reunión se acordó que mañana habrá un nuevo encuentro con funcionarios bonaerenses y los intendentes del primer cordón además de los Moreno, Merlo y Almirante Brown. El viernes será el turno de una nueva tanda de mandatarios municipales y de los representantes de las organizaciones sociales

 El Gobierno busca mediante la expansión del plan DetectAR en el conurbano identificar a las personas con mayor vulnerabilidad sanitaria y social e implementar acciones de cuidado en función del riesgo de contagio. Además, establecer una red de apoyo que brinde además insumos de higiene personal y domiciliaria y alimentos. Para ello necesita coordinar con las fuerzas de seguridad, los actores sociales de cada comunidad que conocen el territorio y el personal sanitario.

Mientras, la Provincia puso en marcha un sistema informático de monitoreo en tiempo real de la evolución de los casos en las villas. Se trata de un panel de control en el que están mapeados los 2000 barrios populares en los que viven 423.000 familias. Cuando se detectan focos se activa el sistema de alertas con los municipios y se trabaja puerta a puerta para frenar la expansión del virus.

Comentá la nota