Cambios en la Anses: no todo lo que dejó La Cámpora se hizo Pro, la UCR también ligó algo

Cambios en la Anses: no todo lo que dejó La Cámpora se hizo Pro, la UCR también ligó algo

A pesar de que los referentes PRO se impusieron en casi todas las localidades y se quedaron con las dependencias de Anses (antes de La Cámpora), son varios los intendentes de la UCR que consiguieron colar a gente de su riñón. O sea, no solo fue el macrismo el que ganó. También la UCR obtuvo lo suyo.

Por ejemplo, el alcalde de Ayacucho, Pablo Zubiaurre, logró que la jefatura sea para José Mario Rodríguez, ex secretario de Desarrollo Social. En tanto en Maipú (Matías Rappallini), el uno de la oficina fue para el médico Leopoldo Pettinari, a cargo hasta ahora de la gestión operativa del hospital municipal. 

Otro médico empujado por un alcalde radical (Mauricio Gómez) que es uno de Anses se dio en San Vicente: el especialista en ginecología José Benites. Por otra parte, en Lobos, el Ejecutivo que lidera Jorge Etcheverry pretendía que la oficina sea conducida por Myriam Lucavalli. Y así fue, nomás. La abogada y empleada de carrera se quedó con el mando de la dependencia. 

En Chacabuco, Luciano Andriola es copropietario de un estudio contable y ex gerente administrativo en sanatorio Junín. Contó con el aval del jefe comunal Víctor Aiola y se quedó con la UDAI local. En tanto, en San Cayetano, la pulseada la ganó el mandatario Miguel Gargaglione y el uno de Anses es el edil boina blanca Joel Isasmendi. 

Además, son varios los boina blanca que ser quedaron con la Anses en territorios gobernados por peronistas. En el distrito que conduce Gustavo Barrer, Villa Gesell, la Anses fue para la ex concejal por la UCR Claudia Cima, lugar que ocupaba el presidente del bloque de ediles del FpV, Sebastián Alvarez.

Por otra parte, , en Marcos Paz, tierra de Ricardo Curuchet, Julieta Rossi fue consejera escolar suplente por Cambiemos en las pasadas elecciones, en la lista que encabezó Javier Olivera. Reemplazó a Karina Manrique, quien fue removida de su cargo.

Y el nuevo titular de la Anses de Pila, nombrado a mediados de año, es Martín Olariaga, hombre de la Juventud Radical local que antes no había ocupado cargos públicos. Su nombre, Martín Olariaga. Reemplazó a Mariano Taddeo, hijo de un histórico del PJ local. 

Lupori por Lupori. Así se definió la cuestión en Tapalqué. El concejal por el FpV Javier Lupori tuvo que abandonar el cargo a principio de año. En su lugar, tal como se preveía, quedó la ex candidata a intendente por la UCR, Ana Lupori. 

En Alberti, la nueva jefa de Anses es Inés Marelli, quien formó parte de la lista de concejales que encabezó Teresa de Pietro (UCR). Luego pasó a trabajar junto a la macrista Silvina Vaccarezza. Reemplazó al empleado de carrera Roberto Vila.

A la histórica militante del PJ Nélida Cañuelo (Daireaux) le comunicaron que se tenía que ir y se jubiló. El puesto quedó en manos de Giselle Rivas, militante de Cambiemos con llegada al ex intendente Esteban Hernando.

En tanto, María Belén Barbafina es licenciada en Administración de empresas y está identificada con el radicalismo necochense, a punto tal que cumplió funciones en la gestión del ex intendente Daniel Molina. Ocupa el cargo que dejó el K Pablo Pina.

Después de varias idas y vueltas, el principal sillón de la oficina de General Paz quedó en manos de la concejal de Cambiemos, y abogada, Ana Ferrante. Antes había asumido Diego Montero, quien, llamativamente, presentó la renuncia al puesto.

UN PRO A LA FUERZA

A Diferencia de los radicales que pudieron imponerse también están los que se quedaron cobn las ganas. “Pertenezco al PRO desde que se fundó en Tandil”, dijo, sin vueltas, el abogado Claudio Salvi a la hora de la asunción. Esta es su primera vez en la gestión pública. 

Llega de la mano del concejal macrista Claudio Ersinger. El intendente Miguel Lunghi pretendía colocar a alguien de su riñón. 

En tanto, Anses Lezama quedó en poder del referente del PRO Rodolfo Iturri, gerente de una industria láctea con sede en Magdalena y que participa en varias entidades intermedias. Así perdió la pulseada el intendente Arnaldo Harispe (UCR), quien quería para el puesto a un hombre de su riñón, como Hernán Allen, Asesor Legal de la Comuna.

TRES LILITOS

El intendente Camilo Etchevarren, hombre de la CC, consiguió que la jefatura de Anses de Dolores quede en manos de Daniela Arrabit, quien renovó su banca en 2015. Supo ser secretaria de Desarrollo Social y hasta intendenta interina. La abogada Marianela Cellillo, quien estaba a cargo de la parte jurídica de la dependencia, había quedado como responsable interina tras la salida del ex candidato a jefe comunal y presidente del PJ local, Facundo Celasco. 

En San Fernando, en tanto, el abogado y ex concejal Ignacio Molina Posse es presidente de la CC-ARI, tiene buena relación con el subsecretario de Asuntos Municipales y ex candidato a intendente de ese distrito, Alex Campbell, y logró quedarse con la UDAI. El anterior jefe fue Matías Molle, kirchnerista que fue por la intendencia en 2015. Es el yerno del ex intendente Osvaldo Amieiro. 

Por último, en la UDAI 2 de Bahía Blanca, tras la salida del edil por 

el FpV Ezequiel Gimeno (hombre del diputado Feliu), quedó a cargo de la dependencia Mercedes Gabrielle, esposa del senador por CC-Cambiemos Andrés de Leo.

Coment� la nota