El Banco Central estimó la fuga de capitales durante la gestión Macri en US$ 86.000 millones

El Banco Central estimó la fuga de capitales durante la gestión Macri en US$ 86.000 millones

Ese dato aparece en un informe elaborado por la entidad a pedido del presidente Alberto Fernández, resto al proceso de endeudamiento y fuga de capitales sufrido por el país en los últimos años.

La formación de activos en el exterior (FAE) de los residentes, llamada comunmente ´fuga de capitales’, “se triplicó” durante el gobierno de Mauricio Macri y alcanzó un monto superior a US$ 86.000 millones, según un informe difundido este jueves por el Banco Central, que la entidad monetaria elaboró a pedido del Poder Ejecutivo Nacional.

Respecto a ese documento atípico, dado que el BCRA es un ente autárquico del Estado Nacional, en la institución monetaria alegaron que se trataba de "un informe pedido por el presidente Alberto Fernández sobre el proceso de endeudamiento y fuga de capitales".

En el informe, la institución aseguró que “el conjunto de políticas económicas que se aplicaron desde diciembre de 2015 facilitaron la fuga de capitales por más de USD 86.000 millones y crearon las condiciones para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobreendeudamiento externo”.

La entidad conducida por Miguel Pesce evaluó que el incremento de la formación de activos en el exterior de los residentes fue el resultado “de un profundo cambio de paradigma” impuesto por la política cambiaria, monetaria y de endeudamiento tendientes a una desregulación de los mercados que impulsó el gobierno de Mauricio Macri”.

“A finales de 2015 se puso en marcha un profundo cambio de paradigma en el enfoque de la política cambiaria, monetaria y de endeudamiento tendientes a una desregulación de los mercados. Al igual que en anteriores experiencias de extrema liberalización, las medidas resultaron el punto de partida de una grave crisis que afectó a la economía argentina”, señaló el estudio. 

La fuga de capitales en 2019 fue la segunda más grande de la historia

En ese marco, afirmó que esa crisis “se tradujo en menor crecimiento e inversión, mayor desempleo y un deterioro en la distribución del ingreso”. “Aún durante la primera fase de auge e ingreso de capitales, la formación de activos externos de los residentes alcanzó los USD 41.100 millones. En la etapa de aceleración de salida de capitales, a partir de mayo de 2018, la FAE alcanzó los USD 45.100 millones”, detalló.

En cuanto esa primera etapa de ingreso de capitales que duró hasta comienzos de 2018, estimó que “de cada 10 dólares que ingresaron, 8 tenían su origen en colocación de deuda y capitales especulativos”. El documento remarcó que la formación de activos en el exterior presenta en el período "una notable concentración en unos pocos actores económicos”.

“Un reducido grupo de 100 agentes realizó compras netas por USD 24.679 millones. Por su parte, la formación de activos externos de los 10 principales compradores explica USD 7.945 millones”, puntualiza el informe del BCRA.

Según especificó el trabajo del Central, el total de personas físicas que compraron divisas en este período fue de 6.693.065 y la cantidad de personas jurídicas alcanzó la cifra de 85.279.

Esa concentración también se observa, según el informe del BCRA, cuando se diferencia entre personas humanas y personas jurídicas: apenas el 1% de las empresas que resultaron compradoras netas adquirió USD 41.124 millones en concepto de formación de activos externos y, en el caso de las personas humanas, tan sólo el 1% de los compradores acumuló USD 16.200 en compras netas durante el período.

“Tras una severa crisis cambiaria, la aplicación del control de cambios a fines de octubre de 2019 resultó una herramienta efectiva para mitigar la “fuga de capitales” en un contexto de extrema volatilidad macroeconómica”, concluyó.

Comentá la nota