Ayer, Compromiso Federal se alzó con la victoria en los cinco departamentos de la provincia donde se eligieron senadores provinciales y en los cuatro en los que se eligieron diputados.

Ayer, Compromiso Federal se alzó con la victoria en los cinco departamentos de la provincia donde se eligieron senadores provinciales y en los cuatro en los que se eligieron diputados.

En el primer chico por el cargo de gobernador, el precandidato giojista le sacó una amplia ventaja a los demás competidores en las urnas.

En un proceso plagado de demoras, el recuento de votos de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) continuaba esta madrugada y estaba lejos de finalizar. Sin embargo, una medición de boca de urna y los datos provisorios nacionales revelan que el giojismo logró consolidar ayer el poder que reina en San Juan desde 2003. Sergio Uñac le pasó por encima a su rival interno, resultó por lejos el precandidato a gobernador más votado y quedó perfilado como el gran favorito para suceder a José Luis Gioja. El presidencial Daniel Scioli también sacó una cómoda ventaja localmente, aunque a nivel país la diferencia sobre Mauricio Macri es mucho más ajustada. 

La provincia no le escapó al fenómeno nacional y como se temía, la gran cantidad de boletas en el cuarto oscuro y la mutiplicidad de combinaciones que se podían realizar hicieron que todo se demorara más de la cuenta. A la gente le llevó más tiempo que de costumbre sufragar, el recuento en las escuelas fue sumamente lerdo y los datos comenzaron a llegar a las autoridades electorales apenas unos minutos antes de las 22 (Ver página 4). 

Según el boca de urna que realizó el Instituto de Opinión Pública y Políticas Sociales (IOPPS), el precandidato a gobernador del giojismo obtuvo un un 58 por ciento de respaldo y le sacó nada menos que 35 puntos a Roberto Basualdo, que se alzó con el 23 por ciento. En tercer lugar quedó el joven macrista Martín Turcumán, con el 8 por ciento.

Escrutadas 131 de las 1.606 mesas que se dispusieron en San Juan, los datos oficiales de la Justicia Electoral Federal indicaban en las primeras horas de hoy que Uñac obtenía el 55 por ciento y que el senador estaba en el 22,9. El macrista cosechaba un 8,8, y mucho más atrás lo seguía Alfredo Avelín Nollens, con algo menos del 2 por ciento. En tanto que los demás aspirantes se mantenían muy lejos y peleando por alcanzar el mínimo de votos que exige el sistema de PASO para clasificar a la general.

En la interna del oficialismo, como se esperaba, Uñac no pasó sobresaltos en su pulseada con Ruperto Godoy. Los números oficiales ubicaban al último en tercer lugar en la tabla general, pero en el mano a mano con el pocitano estaba abajo 84,9 a 15 por ciento y casi sin posibilidades de evitar quedar eliminado de la contienda electoral de este año. 

La victoria del actual Vicegobernador fue aplastante, al punto que las fuerzas de la oposición reconocieron en base a sus propios datos que se impuso en todos los departamentos. Incluso en los tres donde los aspirantes a intendente del giojismo no estuvieron al tope de las posiciones. Las cifras desnudan que en esos distritos se registró un importante porcentaje de corte de boleta, es decir que una porción de electores votó al pocitano pero no a sus postulantes al sillón comunal.

El contexto global de los departamentos también demuestra la preferencia por el Frente para la Victoria. Con internas o no, el boca de urna dio primeros a la gran mayoría de los precandidatos giojistas y el conteo parcial lo confirmaba, en algunos casos con una holgada diferencia que permite ilusionarse con retener el puesto de jefe comunal (Ver desde página 5). Incluyendo Capital, denominada la madre de las batallas, en donde la interna del PJ derivó en un triunfo de Franco Aranda sobre Dante Elizondo.

El apoyo mayoritario al oficialismo tuvo su réplica en la categoría de diputado nacional. Gioja, que desistió de ir por un nuevo mandato al frente del Ejecutivo, no tuvo competencia interna y según el escrutinio provisorio, con más del 64 por ciento se convertía en la figura más votada ayer y es casi que es un hecho que se quedará con una banca nacional. Más aún, si ese guarismo se mantiene hasta puede soñar con que su lista logre los tres escaños que se ponen en juego en octubre. 

Así las cosas, la fortaleza del giojismo sigue intacta y se afianza en San Juan. Y aunque el propio Uñac y los principales referentes del PJ no quieren dar por sentenciada la cosa, es indudable que parte desde una posición preferencial para la batalla que definirá quién heredará el 10 de diciembre la banda y el bastón de Gobernador. Ninguna fuerza desconoce que, según reza la experiencia del sistema de internas, muchos de los que apuestan a ganador en las primarias repiten el comportamiento en la general.

En el basualdismo no estuvieron ajenos a la euforia del triunfo, gracias al resultado que obtenían dos de sus alfiles departamentales. Fabián Martín le sacaba una buena ventaja a Ana María López y amenaza con destronarla dentro de dos meses. En tanto que Marcelo Orrego confirmaba su dominio en tierras santaluceñas. 

En la batalla presidencial, de acuerdo al sondeo del IOPPS, Scioli recaudó un 57 por ciento de respaldo de los sanjuaninos y Sergio Massa quedó segundo con 17 por ciento. Pero la diferencia a favor del bonaerense a nivel país fue de sólo 8 puntos ante Mauricio Macri y cualquier cosa puede pasar en la general.

Coment� la nota