Volvió Cristina Kirchner y evitará terciar en la interna del Frente de Todos

Volvió Cristina Kirchner y evitará terciar en la interna del Frente de Todos

La vicepresidenta llegó el miércoles a la madrugada de Cuba. No opinará de los últimos cortocircuitos en la coalición de gobierno ni de pujas ministeriales. Está más enfocada en los temas "macro", como la deuda externa.

La azafata de Copa Airlines del vuelo CM 279 tomó el micrófono por el que se suele explicar las medidas de seguridad previo al despegue, en este caso del aeropuerto de Panamá. "Y queremos anunciar que está con nosotros la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner". Hubo aplausos y algunos se llamaron a silencio. Es la primera vez que en un vuelo avisaron que viajaba la ex mandataria, atención que ni Alberto Fernández recibió en sus recientes viajes presidenciales, por obvias cuestiones de seguridad.

"Debe haber sido una compañera", exculparon cerca de la ex Presidenta a la auxiliar de vuelo. Como se habrán enterado el resto de los pasajeros, Cristina Kirchner arribó ayer a las 0,43 de la madrugada en una terminal de Ezeiza casi vacía. Volvió de su noveno viaje a Cuba, donde a la visita a su hija Florencia que se encuentra realizando un tratamiento médico, con la publicación de la primera foto juntas en la isla, esta vez le sumó una actividad oficial: presentó "Sinceramente" en la Feria del Libro en La Habana.

En medio de su viaje, con el regreso de Alberto Fernández de Europa, la política doméstica del Frente de Todos generó dos chispazos internos: el debate semántico por los "presos políticos" y la puja en Seguridad de Sabina Frederic-Sergio Berni ¿Estaba al tanto Cristina Kirchner de la inesperada interna ? Seguramente. Porque si ella misma no leía los diarios online, como mínimo le transmitía las noticias el director general de Comunicación del Senado, Hernán Reibel Maier, que esta vez viajó a Cuba para registrar la presentación del libro.

Cristina Kirchner no habló (o tuiteó) de ninguno de ambos temas. Tampoco lo hará, prometen en el Instituto Patria. Continuando con la misma lógica pre-asunción del todismo al poder, insisten que la ex Presidenta realizará acotaciones calculadas en la administración albertista. "Ella está en los temas macro, como la reestructuración de la deuda, no en las pequeñas cuestiones cotidianas como puede ser una pelea de dos ministros de jurisdicciones distintas", agregan.

En el cruce de llamadas entre Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof, no obstante, resulta difícil imaginar a una Cristina Kirchner ausente.

Misma actitud, juran, mantuvo con la polémica por los "presos políticos". "Puede haber diferencias de conceptos, con Alberto hablando de 'detenciones arbitrarias', pero en el fondo estamos de acuerdo: el uso del poder político de la Justicia", resumen. No hay reclamos sectoriales del todismo, afirman, sino "individuales".

Con la lógica de la mirada "macro", Cristina Kirchner está más interesada en la aún por revelar reforma judicial, más que en esta pelea dialéctica.

Desde Cuba, con un Alberto Fernández que evita detallar la negociación por la deuda, la Vice reclamó una quita al capital del FMI. " Lo que (el ministro de Economía Martín) Guzmán dijo en el Congreso va en línea con lo que planteó Cristina", sostenían ayer en el Patria.

Sin agenda oficial, se espera que la Vicepresidenta vuelva a reunirse con el Presidente tras dos semanas sin verse.

Comentá la nota