Siguen las bajas en el Frente Renovador, en medio de la puja por el armado de la lista

Siguen las bajas en el Frente Renovador, en medio de la puja por el armado de la lista

El Frente Renovador está que arde. Luego de que se judicializara la disputa entre José Arteaga y los demás contrincantes electorales que reclaman cupos en la lista, las bajas comenzaron a ser masivas y el poder de acaparamiento de Cambiemos y el PJ-FpV, sólo debilita aún más al “massismo” platense.

Tanto Pablo Bruera como Julio Garro se han visto “beneficiados” los últimos días por las bajas que se han venido generando en el Frente Renovador, luego de que en las Primarias se impusiera el concejal y candidato a intendente, José Ramón Arteaga.

Es que la discusión por el armado final de la lista generó enojos y pujas internas, que terminaron con varios referentes saliendo a realizar acuerdos por afuera de la estructura del “massismo”.

Así es como Javier Pacharotti, fue el primero en dar el portazo, y alejarse junto a su sector del espacio que conduce Sergio Massa, emigrando hacia las filas del armado local de Daniel Scioli.

A la salida de “Pacha” se le sumó la del dirigente Claudio Gallo, referente de Juan Manuel de la Sota en La Plata, quien definió luego de las PASO jugar abiertamente para el peronismo platense y encolumnarse detrás de Pablo Bruera.

Por su parte, el referente de Villa Elvira, Marcelo Moriconi, quien trabajó para la candidatura a intendente de Oscar Vaudagna emitió un duro comunicado para anunciar su salida del espacio: “Decidimos declinar nuestra participación política por sentirnos maltratados desde la conducción pero no renunciamos a la lucha por Villa Elvira”, dijeron.

Pero la gran crítica la dio el ex candidato a intendente, Carlos Melzi, que fue uno de los fundadores del Frente Renovador y aprovechó la visita del candidato a presidente Sergio Massa para endilgarle en la cara que los estaban dejando injustamente afuera de la lista que competirá en octubre.

Como parte del reclamo, la Corriente que lidera Melzi emitió un duro comunicado para “escrachar” a Massa y repudiar “la falta de comunicación de la conducción para con los dirigentes y militantes de esta Sección Electoral”.

Si bien dijo que espera tener una respuesta favorable a su presentación, políticamente todos la leyeron como un mensaje subliminal de alejamiento de las filas del Frente Renovador, en caso de que la respuesta no sea afirmativa.

Mientras, otros nombres de las listas que compitieron en la interna del “massismo” han iniciado conversaciones con Julio Garro, el candidato a intendente de Mauricio Macri en La Plata, quien comenzarán a tejer una “pata” peronista, con anclaje territorial, acompañado de varios referentes barriales y sindicales.

LA PUJA EN LA JUSTICIA

A la par de toda esta puja de nombres que van y vienen de diversos espacios, la lista con la que competirá el Frente Renovador sigue siendo incierta, hasta tanto y en cuanto, la justicia no se expida sobre el planteo elevado por Marcelo Leguizamón, quien denunció que no se respetó la carta orgánica del Frente UNA para el reparto de las candidaturas a cuerpos colegiados.

Es que según el reglamento de esa fuerza política, para poder participar en el reparto de bancas de concejales municipales y consejeros escolares deben obtenerse al menos 30 por ciento de los votos válidos emitidos.

Según los resultados definitivos de la elección en La Plata, la fuerza UNA obtuvo 68.158 votos y la lista que encabezó como candidato a intendente José Arteaga se impuso con 20.364 votos con lo que no llegó al 30 por ciento que son 20.447 votos.

Al no llegar ninguna lista a ese porcentaje, la carta orgánica establece que se aplica supletoriamente la Ley Electoral de la provincia de Buenos Aires que, para ese tipo de casos, baja a la mitad el porcentaje del piso que deben obtener las diferentes líneas internas.

En la presentación, se sostiene que el 15 por ciento son 10.224 votos, con lo cual ingresan al reparto las listas de Leguizamón que obtuvo 17.115 votos y la de Carlos Melzi que sacó 14.185.

Con esos resultados, la lista definitiva de candidatos a concejales para acompañar a Arteaga debía integrarse bajo el reparto del sistema D’hont, el mismo que se utiliza para diputados nacionales, cuestión a la que se negó la junta electoral del Frente Renovador y presentó la nómina completa del candidato a intendente que se impuso en la interna.

Coment� la nota