Radiografía de un gabinete amplio para que tengan lugar todos los aliados

Radiografía de un gabinete amplio para que tengan lugar todos los aliados

Creó siete secretarias para abrir espacios a todas las fuerzas que lo acompañaron en la campaña. Se fue uno solo de los funcionarios de alto rango del equipo que lo acompañó hasta el 10 de diciembre y hubo siete que siguen en funciones pero áreas diferentes.

La apertura y ampliación de gabinete fue el camino al que apeló el intendente Julio Garro para terminar de cerrar los acuerdos políticos que le permitieron garantizar su reelección. Para ello fue necesario llevar a 21 la cantidad de secretarías, las reparticiones de mayor jerarquía dentro del organigrama. También sumó seis funcionarios nuevos y dio mayor participación a referente del PRO, el PJ y a sectores que estuvieron vinculados con la Coalición Cívica y conservó los mismos espacios que tenía la UCR.

El diseño fue complejo e incluyó incorporaciones y sorpresas de último momento como la de Miguel Forte, el secretario general del Sindicato de Camioneros que está a cargo de la flamante Secretaría de Transporte y había participado de la interna del Frente de Todos. 

PUBLICIDAD

EL GABINETE EN NÚMEROS

*Hasta el día antes de la jura, el nuevo equipo contaba con 14 secretarías lo que implica que hubo un crecimiento del 50% de la estructura jerárquica más alta. La conclusión es que 13 de esos secretarios siguen con un cargo del mismo nivel más allá de que algunos se mudaron de área. La única deserción fue la de Gustavo Silva, quien abandonó el gobierno al dejar la Secretaría de Cultura.

*Las siete secretarías que se crearon o activaron son la Secretaría General, la de Transporte, la Legal y Técnica, la de Planeamiento, la de Promoción de Calidad de Vida, la de Relaciones Políticas e Institucionales y la de Proyectos Especiales que hasta ahora era Subsecretaría bajo el ala de Coordinación  Municipal.

*Nuevo secretarios conservaron su lugar original: Oscar Negrelli en la Coordinación Municipal, Luis Barbier en Obras Públicas, Darío Ganduglia en Seguridad y Justicia, Roberto Di Grazia en Convivencia Urbana, Carolina Piparo en Genero y Asistencia a la Víctima, Rogelio Blesa en Producción, Horacio Prada en Economía, Federico Ortiz en Modernización y Matías Menestrina en Comunicación.

*Tres secretarios fueron objeto de enroquesMarcelo Leguizamón pasó de Espacios Públicos a Gobierno, Raúl Cadáa de Desarrollo Social a la nueva Secretaría General, y Germán Niedfeld de Salud a Promoción de Calidad de Vida, otra de las flamantes secretarías.

*Hubo cinco ascensos de subsecretarios que se convirtieron en secretarios: Ramiro Vallejos en Legal y Técnica, María Botta en Planeamiento, Mauro Palummo en Proyectos Especiales , Martiniano Ferrer Picado, que paso de la subsecretaría de Vinculación y Gestión a ser secretario de Cultura y Educación, y Enrique Rifourcat que pasó del SAME a la Secretaría de salud.

*Otros cuatro llegan como incorporaciones: Forte en Transporte, Fabián Lugli en Relaciones Politicas e Institucionales, Julieta Quintero que pidió licencia a la banca de concejal para hacerse cargo de Desarrollo Comunitario (el área que en manos de Cadáa se llamaba Desarrollo Social) y José "Pepe" Etchart se hace cargo de Espacios Públicos.

LA POLÍTICA

La lupa sobre el componente político del gabinete permite especular con que más allá de la apertura, el intendente se preocupó en resguardar una relación de fuerza que favorece al PRO como sector dominante dentro Cambiemos en La Plata. Referentes de ese espacio pasaron de tener 5 a 8 secretaría. Los sectores vinculados con el peronismo también crecieron de cuatro a seis. Los relacionados antes y en la actualidad con la Coalición Cívica presentaron también un crecimiento de una a tres secretearías, mientras la UCR es el único sector cuya presencia no creció dado que conservas tres áreas a cargo.

Entre los ligados al intendente a través de distintas líneas del PRO están los garristas puros como Ganduglia y Vallejos;  Roberto Di Grazia; Enrique Rifourcat; Julieta Quintero (única representante de la Juventud PRO); Horacio Prada (que llegó de la mano del senador Juan Pablo Allan); Carolina Piparo (vinculada desde 2017 por pedido de María Eugenia Vidal) y Mauro Palummo (referente de Patricia Bullrich en La Plata).

Más variado el componente peronista. Aparecen Leguizamón y Barbier como los históricos en equilibrio. Ambos conservaron nivel de secretaría y tienen a su vez a alguien allegado en otra área. El nuevo secretario de gobierno tiene ligazón con Federico Ortiz de Modernización, y el de Obras Públicas suma otra secretaría con el ascenso de María Botta en Planeamiento. Los otros dos peronistas son las flamantes incorporaciones, Lugli y Forte, quien en épocas de concejales supieron convivir en un bloque de dos.

Negrelli, ex Coalición Cívica, sumó a Ferrer Picado en Cultura y Educación. En tanto que vinculado a Mor Roig, otro ex "lilito", se incorporó Etchart como responsable del área de mayor presupuesto, la Secretaría de Espacios Públicos.

La UCR, el sector al que más le costó cerrar un acuerdo con el intendente, quedó empatada en relación a la representación con la que contaba antes. Siguen siendo secretarios Blesa (el único que no mudó de área), Cadáa (ahora Secretario General) y Niedfeld (que dejó Salud para hacers cargo de un área al que denominaron "Promoción de la calidad de vida).

LÍNEAS MEDIAS Y PRESUPUESTO

Una vez definida la estructura de más jerarquía el intendente empezó a analizar área por área el organigrama de las segundas líneas. La cuestión demandará algunas semanas y tal vez termine de concretarse en enero. El crecimiento de la estructura obligará a meter mano y, según trascendió, habrá varios cambios.

Una pregunta y un ejemplo grafican lo anterior: ¿Cuáles serán las competencias de cada una de las áreas nuevas? La respuesta la terminará de dar el intendente en reuniones con cada responsable. El ejemplo más evidente es el de la Secretaría General, un área que está vacía desde que Mor Roig, el último responsable, asumiera como concejal. Se baraja que reparticiones como la República de los Niños, el Bioparque o el Coliseo Podestá pasen a estar bajo su órbita. 

Así las cosas, la organización de la gestión del nuevo período de gobierno demandará más tiempo de lo pensado originalmente. Se suma al diseño del organigrama la redefinición de la asignación de fondos ya que el proyecto de Presupuesto elevado al Concejo está pensado con la estructura anterior de sólo 14 secretarías.

Fuentes comunales indicaron a 0221.com.ar que los cambios serán después de la aprobación en el deliberativo. "Habrá una adecuación presupuestaria quitando partidas a algunas áreas para asignárselas a las nuevas". 

Comentá la nota