Presión oficialista sobre Scioli por sus bienes

Presión oficialista sobre Scioli por sus bienes

Mariotto impulsa una ley de ética en el Senado bonaerense y lo mismo hará La Cámpora

Luego del reclamo de Cristina Kirchner para que los presidenciables den a conocer su patrimonio, un mensaje velado algobernador Daniel Scioli, el kirchnerismo bonaerense buscará agilizar la sanción de una ley de ética pública por doble vía: elvicegobernador Gabriel Mariotto lo hará en el Senado y la diputada Rocío Giaccone, de La Cámpora, en la Cámara baja.

Así lo confirmaron a LA NACION desde ambos sectores, que quedaron en una posición incómoda tras el reclamo presidencial, aunque por motivos muy distintos.

Mariotto fue quien impulsó en 2013 un proyecto de ley de ética pública. El texto había sido elaborado en 2011 por el ex senador del GEN Ricardo Vázquez, pero recién consiguió votos kirchneristas dos años después, luego de una primera advertencia de la Presidenta sobre el secreto del patrimonio de Scioli, cuando LA NACION intentó averiguar sus ahorros en dólares.

Con la media sanción del Senado, el proyecto ingresó a Diputados el 14 de agosto de 2013. Recayó en la Comisión de Reforma Política -que preside Giaccone-, de la que nunca salió: 15 meses después, en diciembre de 2014, perdió estado parlamentario. Cuando se reveló esa situación, Mariotto prometió que en marzo de este año iba a volver a impulsar el proyecto.

Cerca del vicegobernador ratificaron ayer esa voluntad, sin olvidarse de un detalle: "Vamos a pedirle a Scioli que haga suyo el proyecto y lo anuncie en la apertura de sesiones legislativas". El dato muestra el reposicionamiento del vicegobernador, que pasó de fungir como juez moral del sciolismo a promover su postulación. "El candidato es Daniel y en el Frente para la Victoria tienen que entenderlo", dijo Mariotto anteayer, frente a Scioli y su gabinete. Sin embargo, ayer difundió una carta con un tono más ambiguo.

La camporista Giaccone quedó en el eje de la tormenta cuando se cayó el proyecto de ley de ética pública, tras quince meses en los que no avanzó dentro de la Comisión de Reforma Política. Extraoficialmente, la justificación fue que el proyecto de Vázquez iba más allá de lo que exigía la ley nacional.

Ayer, en diálogo con LA NACION, Giaccone dio otra explicación: "El proyecto del Senado, al igual que los decretos que rigen actualmente, le exigen al periodista que solicita una declaración jurada que acredite un interés legítimo para poder acceder a la información".

Con ese argumento, que el interés de la prensa no constituye un "interés legitimo acreditado", la provincia negó tres pedidos de LA NACION para conocer la evolución patrimonial de Scioli desde que se convirtió en gobernador, hace 8 años. Basó esa negativa en decretos de la dictadura militar.

"Tenemos ocho proyectos, uno propio y uno más completo, del diputado [massista] Ricardo Lissalde, con los que esperamos obtener dictamen en la primera semana de marzo. Queremos avanzar, pero en serio", completó Giaccone. "Todo es una gran mentira, lo que no quieren es sacar la ley", dijo Vázquez a LA NACION. "Lo del interés legítimo lo tuve que incluir para que aceptaran el proyecto", reveló.En rigor, la ley de ética pública genera rechazos en la política bonaerense, ya que también deberían dar cuenta de su evolución patrimonial intendentes y legisladores con décadas en el poder. Una nueva ley, con todo, no es imprescindible: Scioli podría modificar los decretos vigentes.

Coment� la nota