El possismo pondrá en juego la mayoría parlamentaria en 2017

El possismo pondrá en juego la mayoría parlamentaria en 2017

La bancada oficial resigna cinco concejales propios y un aliado. El intendente necesita garantizarse seis concejales entre propios y prestados para diciembre próximo. En el actual tablero electoral el cálculo parece difícil.

Falta mucho para las elecciones, pero el possismo en San Isidro ya piensa estrategias electorales que le puedan garantizar que en la renovación de concejales se mantenga la mayoría oficialista en el recinto.

El presidente Carlos Castellano tuvo que desempatar dos veces durante el año porque la paridad de 12 contra 12 se mantiene firme en la diferencia entre oficialistas y opositores.

En acuerdo con Sergio Massa, el intendente Gustavo Posse presentó lista en el 2013 y pudo ingresar 5 concejales propios. Pero aquel año también consiguió su banca el actual titular del radicalismo Carlos Juncos, desde la lista del FAP. Es decir que este año el possismo pone en juego a la mitad de su bancada.

La apuesta mínima es mantener el número para que persista el empate en la puja de fuerzas y que el presidente pueda definir las votaciones en favor del oficialismo. Pero el possismo comparte alianza con el PRO en Cambiemos. ¿Habrá interna como en el 2015, entre una lista pura del intendente y otra leal al macrismo desde el armado de Guillermo Montenegro y Marcos Peña? ¿O se podrá llegar a un consenso?

De cualquier forma, concejales del PRO puro ingresarán al cuerpo en diciembre de 2017. La experiencia muestra que los “amarillos” que hoy ocupan bancas (Rosalía Fucello y Rodrigo Seguin) han acompañado las votaciones del possismo pero siempre con reparos. En el oficialismo confían que futuros ediles del PRO mantendrán la misma línea, pero la salud del acuerdo siempre está en juego cada vez que aparece una nueva elección.

El escenario pone en alerta al possismo en San Isidro. En una lista donde se repartirán escaños entre las distintas fuerzas, ya no habrá leales de toda hora en la bancada. Pero este cálculo aparece suponiendo que la lista de Cambiemos pueda ingresar seis ediles. La especulación actual parece estar lejana a ese escenario. ¿Qué pasará entonces con la actual mayoría possista en el distrito?

Los concejales que terminan su mandato son Andrés Rolón, Jorge Álvarez, Pablo Fontanet, Juana Posse, y Claudia Nuñez. Además del mencionado Juncos, que en cuatro años nunca votó en contra y es un hombre del radicalismo que apoyó a Posse.

En esa lista no todos podrían buscar la reelección. Juana Posse ya ayudó al intendente hace cuatro años y es poco probable que vuelva a poner el cuerpo. Rolón y Fontanet suelen ser espadas inquebrantables. ¿Qué hará el joven Jorge Álvarez, hoy acompañando por la provincia a Facundo Manes?

El año recién empieza. Pero la lucha por ocupar lugares y las cuentas para garantizar la mayoría empezaron hace rato. 

Coment� la nota