La política monetaria y el plan contra el hambre, ejes de la agenda de Alberto Fernández

La política monetaria y el plan contra el hambre, ejes de la agenda de Alberto Fernández

Después de una jornada inaugural con viaje al interior incluido y que se extendió hasta la medianoche, Alberto Fernández comenzó y transcurrió su segundo día en la Casa Rosada sin agenda pública.

 "El Presidente va a tener reuniones acá, firmar expedientes. Va a haber mucho movimiento", afirmaron cerca del primer mandatario, que pasó la noche del lunes en su departamento de Puerto Madero y llegó a Balcarce 50 minutos antes de las 10. "No tengo urgencia [por mudarme], voy de a poco, tengo mi ropa acá", soltó antes de salir del departamento a los periodistas que lo esperaban. Era el inicio de otra jornada extensa, con la economía y la política social como ejes principales.

Quien llegó temprano -cerca de las 8.30- fue el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. En su despacho del primer piso de la Casa de Gobierno, recibió al titular del Banco Central, Miguel Pesce. Si bien no trascendieron los temas tratados, el eventual rediseño de la política monetaria figura en la agenda del titular del Central y sucesor de Guido Sandleris. Pesce, radical de origen, fue vicepresidente de la entidad más de una década durante el kirchnerismo y conoce bien el funcionamiento del organismo. Buscará acelerar la designación del nuevo directorio para poder agilizar y viabilizar su tarea.

Luis Basterra, ministro de Agricultura, y Daniel Arroyo, su par de Desarrollo Social, también estuvieron en la Casa Rosada. Arroyo se vio un largo rato con Fernández, y según fuentes oficiales repasaron los últimos números del plan Argentina contra el Hambre. Luego regresó a la Casa Rosada para afinar detalles "de las próximas etapas del plan" con el jefe de Gabinete. Sería anunciado, también según altas fuentes oficiales, la semana que viene.

"Lanzaremos un plan de seguridad alimentaria, en un país donde somos productores de alimentos. Uno de cada dos niños y niñas es pobre. Sin pan la vida se padece. Sin pan, no hay democracia ni libertad, no hay presente ni futuro", dijo Fernández en el discurso ante la Asamblea Legislativa, luego de jurar como presidente, el martes.

Hiperactivo, y mientras Fernández se ocupaba de la economía, Cafiero recibió durante largo rato al ministro de Salud, Ginés González García, y ambos prepararon el anuncio oficial sobre el nuevo protocolo para la interrupción legal del embarazo (ILE), un nuevo capítulo en el debate nacional sobre el aborto que tuvo su pico máximo el año pasado, en el Congreso (ver aparte). Durante la campaña electoral, y ya como presidente electo, Fernández afirmó que impulsará la despenalización del aborto durante su mandato. En su charla en la Universidad de México, por ejemplo, pidió a los argentinos "que dejen de ser hipócritas y dejen de castigar el aborto", en una clara manifestación en favor de la despenalización de la mujer. La relación con los gobernadores, que será "central" para Fernández, tuvo en las últimas horas nuevos capítulos. Por la Casa Rosada pasaron anteayer el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, quien se reunió con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, y el puntano Alberto Rodríguez Saá, quien llegó al despacho de Cafiero. "Dialogaron sobre la desocupación en la provincia y el trabajo necesario para erradicar la pobreza y el hambre", afirmaron voceros de Cafiero sobre la reunión con el gobernador puntano, alineado con el gobierno del Frente de Todos.

"El Presidente va a trabajar con los 24 gobernadores, porque la prioridad es avanzar rápidamente sobre los sectores más postergados, resolviendo las asimetrías que se profundizaron en los últimos años", sostuvo Cafiero. ¿Habrá cambios en la distribución de la coparticipación federal? "Por ahora no se discutió", explicó una fuente oficial.

Ads by 

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, fue otro de los que pasaron durante la jornada por Balcarce 50, en un día de reuniones privadas en las que también se decidió el envío al Congreso del proyecto de emergencia económica. En su discurso ante el Congreso, Fernández adelantó que todos los titulares del salario social complementario podrán insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo. También anunció un plan para garantizar el primer empleo a través de becas orientadas por el Estado para que los jóvenes se capaciten y trabajen.

Entre tanta reunión formal, pasó por la Rosada José "Pepe" Albistur. "Voy a ver a un amigo", dijo sonriente el exsecretario de Medios. A la salida negó que fuera a volver a ocupar un cargo público.

Coment� la nota