"El peronismo local no encuentra representación institucional en la conducción camporista"

Juan Zabaleta, Eduardo "Bali" Bucca y Santiago López Osornio en las oficinas del Grupo Esmeralda Los intendentes del Grupo Esmeralda están extendiendo su armado provincial, sumando municipios no gobernados por el peronismo en los que buscan potenciar dirigentes con proyección. El grupo se encuentra liderado por Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Pablo de Jesús (La Costa) y Eduardo Bucca (Bolívar).

En este marco, el dirigente peronista chascomunense Santiago López Osornio fue recibido en la sede del Grupo Esmeralda en Capital Federal donde mantuvo una serie de reuniones con intendentes integrantes de este espacio político. "Conversamos con Juanchi (Zabaleta) y Bali (Bucca) sobre lo que está ocurriendo en Argentina, estamos asistiendo a una degradación del poder adquisitivo del salario, aumento de tarifas, intento de baja de jubilaciones, reducción de prestaciones para nuestros abuelos, destrucción de la industria nacional, crecimiento del desempleo, conflicto docente. Esas son las cosas que nos preocupan", expresó López Osornio. Consultado en referencia al peronismo de nuestra ciudad, López Osornio manifestó que "como peronistas tenemos que acompañar la lucha de los trabajadores, los jubilados, las pymes, y todos aquellos que están siendo perjudicados por este modelo económico", agregando que "en lo local gran parte del arco peronista, en su diversidad, no encuentra representación institucional en la conducción camporista actual que encabeza Gabriel Macchi en el concejo y el Diputado Rosi". En referencia a la orgánica del PJ local manifestó que Chascomús necesita un Partido Justicialista en marcha, amplio y plural, que nos contenga a todos y no solo a una facción. Capaz de dar un debate serio respecto a las políticas locales de forma constructiva y con aspiraciones concretas de volver a ser gobierno. En 2015 López Osornio junto a otros dirigentes locales habían decidido participar de las PASO, y según expresa, "ello no fue del agrado de La Campora, dueña de la lapicera por ese entonces, y acostumbrada a prácticas poco democráticas. Ejemplo de ello fue el destrato sufrido por el presidente del PJ local quien debió competir con ´boleta corta´ en desigualdad de condiciones". Hoy el escenario asegura, se presenta distinto y López Osornio adhiere al discurso de renovación que se impulsa desde el grupo Esmeralda aunque aclara que "el concepto no está atado tanto a la edad de los actores sino a las prácticas políticas. Queda claro que hay un pedido de renovación desde dentro del peronismo, y los intendentes nucleados en el Esmeralda son el reflejo de una nueva generación de dirigentes; éste el peronismo que viene".

Coment� la nota