La oposición retuvo San Juan y Misiones pero Macri logró un triunfo en Corrientes

La oposición retuvo San Juan y Misiones pero Macri logró un triunfo en Corrientes

Sergio Uñac consiguió su reelección por amplio margen. En Misiones el actual vice gobernador, Oscar Herrera Ahuad, será primer mandatario. La Casa Rosada pudo exhibir un triunfo en las legislativas de Corrientes.

Las celebraciones en el primer domingo del recargado junio, decisivo para el año electoral, resultaron previsibles y quedaron para el peronismo, una fuerza provincial y el radicalismo. Otra vez se impusieron los oficialismos, una tendencia en las provincias hasta el momento. Sergio Uñac consiguió su reelección por amplio margen en San Juan, el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad será primer mandatario en Misiones y la Casa Rosada pudo exhibir un triunfo en las legislativas de Corrientes.

Con su victoria casi descontada de antemano, Uñac aprovechó para mover(se) a nivel nacional: había impulsado a Roberto Lavagna y este domingo elogió la fórmula Fernández-Fernández y el discurso de Sergio Massa para explorar la “unidad” del peronismo. Con un armado con los diversos pedazos del PJ adentro, incluido el kirchnerismo, Uñac había sacado en las primarias de marzo 55,7% y 20 puntos de diferencia sobre Marcelo Orrego, el rival avalado por el Gobierno aunque no usó la marca Cambiemos ni recibió apoyo con presencias de funcionarios. Al cierre de esta edición la distancia era algo menor. En su discurso el vencedor se ponía “a disposición”para empujar acuerdos a nivel nacional.

Con mayor amplitud todavía se impuso en Misiones el Frente Renovador de la Concordia. El espacio provincial conducido por Carlos Rovira tendrá su quinto mandato con Herrera Ahuad, que superaba el 70% y dejaba muy atrás a Humberto Schiavoni, el primer macrista puro en competir este año en una general por la gobernación. El Presidente grabó un mensaje de apoyo y Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, compartió un acto con el senador nacional y titular del PRO en las afueras de Posadas.

“Tenemos una muy buena relación y han acompañado con sus senadores y diputados muchísimos proyectos en el Congreso”, decían al caer la tarde en el Gobierno sobre el Frente Renovador de la Concordia, con una posición similar a los resultados de Neuquén y Río Negro, aunque en esos casos la satisfacción del macrismo había sido mayor porque candidatos kirchneristas llegaban con expectativas.

Acaso por la ansiedad de un festejo, apenas terminados los comicios en Corrientes el gobernador Gustavo Valdés salió a adjudicarse el triunfo. El macrismo había encadenado derrotas en siete provincias y descontaba otras dos este domingo, las de San Juan y Misiones. En el intento de quitarle dramatismo en Balcarce 50 buscaron acotar los resultados a cuestiones locales. Aquel entusiasmo por sumar gobernaciones instalado en la Casa Rosada luego de las legislativas en 2017 se diluyó por la crisis cambiaria del año pasado e incluso se sucedieron retrocesos en grandes ciudades como Córdoba y Santa Fe.

La primera elección en un distrito en poder de Cambiemos implicó romper el invicto en el año para Mauricio Macri. El resultado también fue contundente: cerca de 60% de Encuentro por Corrientes sobre menos de 20% del Frente para la Victoria.

Otro argumento del Gobierno que se repitió para relativizar los resultados fue la comparación con 2015: aquel año en San Juan había sacado 12% y en Misiones 13%. El próximo domingo el peronismo se encamina a celebrar en Entre Ríos, Tucumán y Chubut. Cambiemos tendrá la chance de contraponer con Jujuy y las primarias en Mendoza. Será tres días antes del límite para inscribir las alianzas a nivel nacional y para el 16 quedará Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego, los últimos rounds provinciales antes de la presentación de listas.

Coment� la nota