Manzur busca arrebatarle la capital a Cambiemos con el presidente de Atlético Tucumán

Manzur busca arrebatarle la capital a Cambiemos con el presidente de Atlético Tucumán

En la capital hablan de una pelea ajustada entre el intendente Alfaro y el peronista Leito.

La elección de este domingo en Tucumán, teñida por el duelo entre el gobernador Juan Manzur y su antecesor José Alperovich, tendrá también una batalla importante en la capital provincial, donde Germán Alfaro buscará su reelección pero sabe que la irrupción de Mario Leito puede complicar sus planes.

Alfaro es un peronista clásico que se alió a Cambiemos cuatro años atrás, pero esta campaña la enfocó en temas locales sin dejar rastros de pertenencia al espacio de Mauricio Macri. Usó el sello de Vamos Tucumán, al igual que la radical Silvia Elías de Pérez, a quien él impulsó para la gobernación.

En diálogo con LPO, fuentes de la oposición en la capital coinciden en que Alfaro le "peronizó" la campaña a Elías de Pérez y le permitió a la senadora radical crecer varios puntos. Sin embargo, el vaso medio vacío de los armadores del dirigente es que ella lo tira para abajo. Además, el factor Ricardo Bussi se interpuso en la cancha y le resta votos al espacio.

El duelo de Manzur y Alperovich tiñe la elección en Tucumán

Lo cierto es que Alfaro participó de la ruptura de Amaya con Alperovich en 2015 y ganó esa elección por un margen de 25 mil votos, aunque ahora en Tucumán circula la versión de que esta será su última elección por afuera del PJ. De hecho, también se habla de un arreglo con Alperovich para repartir la boleta cortada con él.  

El intendente Germán Alfaro

En la vereda de enfrente, Manzur eligió a un candidato taquillero. Leito puede ostentar su buena gestión al frente del Atlético Tucumán, donde pidió licencia para dedicarse de lleno a la campaña. En el club tendió sus primeros puentes con el espacio de José Alperovich, que incluso dicen que era quien manejaba las cuentas a través de Miguel Acevedo, que se quedó en el gabinete del actual gobernador.

Desde la campaña de Leito se entusiasman con ser una de las sorpresas de la noche del domingo. En el equipo del candidato peronista hablan con entusiasmo de una reunión de Alfaro con sus funcionarios hace un mes, en la que les pidió que "dejen todo" en la campaña que estarían perdiendo. Después, el intendente grabó spots en los que aparece enfurecido contra Manzur.

En el búnker del gobernador también miran con atención lo que suceda en la Capital, donde se concentra más del 35% de los votantes del padrón de la provincia. Con 444.354 empadronados habilitados para votar, puede ser decisivo lo que pase para elegir al próximo gobernador.

Coment� la nota