Industriales afina interna para evitar continuidad de Méndez

El Grupo Industriales afina sus relaciones internas con el objetivo de lograr el consenso que evite la continuidad de Héctor Méndez al frente de la Unión Industrial Argentina. Ese es el objetivo que se pusieron varios dirigentes del espacio que en abril tiene reservada la Presidencia de la central fabril en el acuerdo de alternancia que rige entre los empresarios manufactureros.

Al encuentro, que será la antesala de la reunión de Junta Directiva de UIA del martes de la semana próxima, asistirán representantes de todas las entidades enroladas en ese agrupamiento interno. En principio, existe un entendimiento previo para evitar choques de intereses “irreconciliables” para lograr un acuerdo que evite la permanencia de Méndez en la jefatura industrial.

Fuentes de Industriales confiaron a BAE Negocios que existe “la decisión de conciliar acuerdos para hacer cumplir en tiempo y forma el acuerdo de alternancia”. “No hay razones para que Méndez continúe en la Presidencia porque seguramente nos vamos a poner de acuerdo a pesar de aquellos que habían insinuado con dejar pasar el tiempo electoral para realizar el recambio”, le dijo a este diario un empresario fabril.

Sucede que las fuertes tensiones que se habían disparado por el conflictivo acuerdo entre los gobiernos de la Argentina y China habían dejado al borde de la ruptura a la UIA y especialmente al Grupo Industriales, en donde se cruzaron públicamente y en privado los vicepresidentes Luis Betnaza -Techint- y Juan Carlos Lascurain -Adimra-, y el secretario, José Ignacio De Mendiguren.

De ese trío, Betnaza y Mendiguren se anotaron entre los candidatos a la Presidencia de la poderosa central fabril. Además, están alistados: el representante de Arcor en la UIA, Adrián Kauffman; el referente de bonaerense de UIPBA, Osvaldo Rial; e incluso se menciona al santafesino Guillermo Moretti.

El Gobierno sigue con especial atención la jugada de los industriales porque la relación con la casa que reúne a las fábricas más poderosas del país fue zigzagueante, con puntos de desencuentros con Méndez. Desde la Casa Rosada buscaban que una figura más cercana a las políticas oficialistas en materia de industria para concluir la gestión de Cristina Kirchner sin conflictos con los empresarios.

“Hoy tenemos varios candidatos así que no será necesario pedirle a Méndez que continúe en el cargo. A mediados de abril, o a lo sumo en los primeros días de mayo, tendremos al nuevo presidente. Es verdad que algunos pensaron en evitar la situación electoral y estirar el mandato actual pero hay que hacerse cargo de todas las situaciones”, enfatizó uno de los referentes de Industriales.

Los vínculos políticos de Mendiguren -diputado del Frente Renovador- y Rial -funcionario de Daniel Scioli- ponen puntos suspensivos a un posible veto ante el escenario electoral. Aunque las tensas relaciones del Gobierno con las grandes empresas -Techint y Arcor- pondría también en veremos a Betnaza y Kauffman. El último ejemplo fue el desaire que sufrió José Urtubey.

Coment� la nota