El grupo de trabajo con autoridades políticas y judiciales de Jujuy

El grupo de trabajo con autoridades políticas y judiciales de Jujuy

La delegación, que llegó anoche a Jujuy y permanecerá hasta mañana, está encabezada por los relatores especiales Elina Steinerte (de Letonia), y Sètondji Adjovi (de la República de Benín), acompañados por un pequeño grupo de asesores y traductores.

El Grupo de Trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la Detención Arbitraria se entrevistó hoy con integrantes del gobierno de Jujuy y autoridades judiciales de la provincia, en el marco de la visita de diez días que realiza al país para interiorizarse sobre la situación de las personas detenidas, y en el contexto del pedido de liberar a la dirigente social Milagro Sala, que ese mismo grupo realizó en octubre pasado.

Esta mañana, el Grupo de Trabajo fue recibido en Casa de Gobierno por el gobernador Gerardo Morales, el fiscal de Estado Mariano Miranda, el fiscal Anticorrupción Joaquín Millón Quintana, y varios ministros.

“Fue una reunión muy positiva. Estamos muy contentos de que estén en Jujuy y puedan hablar con toda la sociedad jujeña”, sostuvo Morales a la prensa luego del encuentro.

Según Morales, “se cumplió el objetivo” de la invitación al grupo de trabajo para que tome “contacto con las distintas realidades”, porque, según el gobernador, tenían “una opinión parcial” de la realidad provincial.

Luego de su reunión con autoridades provinciales, la delegación visitó el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, donde se entrevistó con 7 de sus 9 integrantes, entre ellos la presidenta del cuerpo, Clara Falcone de Langhe.

En último término visitaron el Ministerio Público de la Acusación, donde los recibió el fiscal general Sergio Lello Sánchez junto a varios fiscales.

Por la tarde, según publicó la agencia oficial de noticias Télam, los expertos se entrevistaban con algunos denunciantes de Sala (quienes aseguran que la investigación y ellos mismos correrían peligro si la dirigente fuera liberada) y con integrantes de la agrupación Tupac Amaru -que lidera la dirigente detenida- quienes denuncian que es una presa política.

La visita de esta delegación a Jujuy se produce luego de que, en octubre del año pasado, el Grupo de Trabajo solicitara la liberación de Sala, detenida desde el 16 de enero del año pasado, quien afronta diversos procesos judiciales, con dos condenas dictadas en su contra por la justicia en el último año.

En 2016, el organismo había afirmado que su detención era “arbitraria”, al considerar que “no existen elementos legales para justificar su prisión preventiva” ni tampoco “riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación que justifiquen su privación de libertad”.

En una primera etapa, la líder de Tupac Amaru estuvo detenida imputada por “instigación a cometer ilícitos y tumultos”, pero luego la Justicia jujeña dispuso su prisión preventiva en la causa por “fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión” a raíz del supuesto desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales.

Actualmente, Sala está alojada en el penal de Mujeres del barrio Alto Comedero, y una de las especulaciones es que el grupo vaya mañana hasta ese lugar a comprobar sus condiciones de detención.

La delegación de la ONU evitó a la prensa, rechazó efectuar declaraciones y se manejó por puertas laterales para evitar incluso las fotografías.

En ese hermetismo el grupo procura que nadie sepa de antemano los pasos que dará, pero Miranda (el fiscal de Estado) indicó a Télam que fueron provistos de credenciales que les permiten ingresar libremente y cuando lo dispongan a “cualquier centro carcelario o comisaría de la provincia”, para dialogar con los detenidos y comprobar sus condiciones de detención, objetivo fundamental de su visita.

“Les mostramos que en Jujuy hay estado de derecho, les explicamos la reforma integral de la Justicia que iniciamos en 2015, que la elección de jueces ahora es por concurso, y que nos abocamos a recuperar la paz social y construir ciudadanía”, dijo Miranda a esta agencia sobre el contenido de la reunión.

Según lo que pudo reconstruir Télam con los funcionarios provinciales y judiciales involucrados, el Grupo de Trabajo se mostró interesado en conocer las condiciones de los detenidos, especialmente aquellos que requieren asistencia médica o psicológica, también indagó sobre cómo veían los funcionarios el rol de Naciones Unidas en el mundo y en nuestro país y se llevó nueva documentación para analizar.

La visita a Jujuy -que concluirá mañana- será sólo un capítulo del trabajo realizado por la delegación, que además visitará Chubut y ya mantuvo múltiples reuniones en Buenos Aires.

Una de las primeras reuniones fue con el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj, con quien dialogaron sobre la creación de los mecanismos de prevención de la tortura, la situación en cárceles, prisión preventiva y los procesos de reforma judicial trabajados a través del Programa Justicia 2020.

El Grupo además se entrevistó ayer en Buenos Aires con el ex jefe del Ejército César Milani, encarcelado por crímenes de lesa humanidad, y con el empresario Lázaro Báez, preso en la causa de lavado de activos, quienes expresaron que entregarían documentación sobre sus respectivas causas a la delegación a fin de que estudiara sus casos.

Los abogados de Sala también se reunieron con la delegación esta semana, y calificaron al encuentro como muy positivo.

Según expresó Elizabeth Gómez Alcorta, una de las abogadas de Sala, los expertos internacionales aseguraron que visitan la Argentina “por invitación del gobierno”, y que “no es el objetivo de la visita el caso Milagro Sala” en particular, sino “realizar un diagnóstico general sobre la situación de las detenciones en el país”.

Coment� la nota