Fusión de Producción y Trabajo generará nulo ahorro presupuestario

Fusión de Producción y Trabajo generará nulo ahorro presupuestario

Aunque tres áreas pasarán a tener un sólo mando hasta ahora está previsto que no habrá remociones de funcionarios ni rebajas de cargos jerárquicos.

La fusión entre los ministerios de Producción y Trabajo será, en esencia, cosmética. Presentada como una iniciativa tendiente a reducir costos y estructuras burocráticas como parte de una acción mayor del Gobierno nacional inmersa en el ajuste de todas las variables del gasto la absorción de esas reparticiones, que quedarán junto a Agroindustria bajo el ala de Dante Sica, actual titular de la cartera fabril, tendrá casi nula repercusión presupuestaria, confirmaron los funcionarios involucrados. 

Es que el rediseño, por ahora en planificación y lejos de su concreción administrativa, fue elaborado en Olivos con la intención deliberada de no modificar el organigrama por lo menos en el caso de Trabajo con la sola excepción del cargo que detentará Jorge Triaca. Hasta anoche se especulaba con la posibilidad de crearle un puesto intermedio entre ministro y secretario de Estado de modo tal de no generar un corrimiento obligado a partir de sus segundas líneas. Entre las alternativas en estudio figuraba la de "ministro adjunto". 

La conclusión es que ningún funcionario de alto rango de la cartera laboral (y, presumiblemente, de Agroindustria también) perderá su cargo o remuneración. El único ahorro previsto se dará en áreas administrativas comunes a cualquier repartición pública que podrán quedar centralizadas como la asesoría jurídica o la oficina de personal. Además, las tres carteras continuarán en edificios separados: Producción, con sus dos sedes en avenida Julio A. Roca 651 y en el piso 11 del Palacio de Hacienda; Trabajo, en Alem 650 y en Callao 114, y Agroindustria en Paseo Colón 922. 

Cerca de Sica aclararon anoche que, de todos modos, el mecanismo final de la absorción, tanto administrativa como legal, quedará resuelto en los próximos días. Ayer el funcionario había recibido a su todavía par de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, en tanto que el domingo dialogó en la quinta de Olivos con Triaca. 

En el caso del jefe de Trabajo su equipo anoche permanecía confirmado por entero. Tanto el secretario de Trabajo y virtual viceministro, Horacio Pitrau, como los encargados de Empleo, el ex Techint Miguel Ponte; de Coordinación, Esteban Eseverri, y de Promoción, Graciela Guzmán, en tanto que sólo una de las secretarías, la de Seguridad Social, saldrá de esa repartición junto a la Anses para pasar a la órbita de Desarrollo Social, a cargo de Carolina Stanley. 

De hecho, Trabajo había sido el único ministerio que en marzo pasado, cuando Mauricio Macri firmó el decreto 174 de racionalización de la administración pública, duplicó en lugar de reducir sus áreas subordinadas y llevó a seis el número de secretarías por debajo de Triaca. Y, en lugar de recortar su presupuesto, sumó 16 millones de pesos a las partidas anuales para contratación de personal, como informó entonces este diario. 

Se trata de la cartera con mayor volumen y presencia territorial en todo el país a través de agencias de empleo y trabajo, así como inspectores en las provincias que reportan a Buenos Aires. También es la que contaba hasta ahora con mayor continuidad desde su creación con ese rango en 1948 por el entonces presidente, Juan Perón. Mientras que Producción, que funcionaba bajo esa denominación desde 2002 por iniciativa de Eduardo Duhalde, apenas cambió su equipo con el reemplazo de Francisco Cabrera por Sica, en junio pasado. Agroindustria, en tanto, era una cartera más joven con su fundación en octubre de 2009 con la denominación de Ministerio de Agricultura por parte de Cristina de Kirchner en plena crisis con las entidades rurales unidas en la denominada "Mesa de Enlace".

Coment� la nota