Felipe Solá le puso un límite a la unidad: "No tengo el peronómetro pero sí el corruptómetro"

Felipe Solá le puso un límite a la unidad:

El diputado massista marcó diferencias con la cumbre anti Macri en San Luis. "Hay personajes que hacen daño", afirmó.

Felipe Solá fue uno de los presentes en el encuentro del PJ bonaerense en Hurlingham, pero marcó sus diferencias con la cumbre anti Macri en San Luis que contó con la asistencia de Amado Boudou, junto a otros referentes del kirchnerismo, y le puso un límite a la unidad del justicialismo con la mirada puesta en 2019.

"Yo no tengo peronómetro, si tengo corruptómetro, pienso que hay personajes que hacen daño y otros que no hacen daño político", afirmó en diálogo con radio Mitre.

Algunas de las presencias que al diputado massista lo llevaron a bajarse de San Luis fue la de Aníbal Fernández, Axel Kicillof, Agustín Rossi, Gabriel Mariotto, Martín Sabbatella, entre otros.

"Hay personajes que han sido bochornosos en el autoritarismo, en la forma de interpretar su verticalismo y convertirse en alcahuetes, en olvidarse de de pensar por ellos mismos y que sólo recibían órdenes, ese es mi límite. Entonces ¿por qué no estuve en San Luis? Precisamente por eso", explicó.

Mirá tambiénEl PJ bonaerense le abre las puertas al massismo

Sin embargo, el diputado del Frente Renovador, quien fue nombrado primer congresal nacional de la Provincia, no dudó en destacar la presencia de Hugo Moyano.

"Moyano tiene un valor político y sindical y acusaciones, las dos cosas simultáneamente. Yo estaba y me banqué que esté Moyano, no soy moyanista, no tengo problema en ir a un lugar o no porque va a estar Moyano", afirmó en diálogo con radio Mitre.

El PJ de la Provincia le abrió las puertas al massismo a la cumbre donde Fernando Espinoza debutó como presidente del Congreso del PJ Bonaerense.

Mirá tambiénTras copar la cumbre anti Macri en San Luis, Moyano fue con sus hijos al Congreso del PJ Bonaerense

En la previa al Congreso, los organizadores invitaron a Sergio Massa y le ofrecieron ser autoridad partidaria. El líder del Frente Renovador no aceptó pero envió a representantes, además de una extensa carta en la que habló de la “unidad de ideas”, la necesidad de “reconstruir la confianza al interior del movimiento” y de “actuar sin egoísmos ni vanidades”.

Solá, Facundo Moyano y la secretaría del Congreso, otro cargo importante dentro del organismo, que quedó a cargo de otro massista, el intendente de Tigre, Julio Zamora, fueron los gestos de acercamiento rumbo a una unidad peronista.

Aunque esta mañana, Solá dejó en claro que con las figuras emblemáticas del kirchnerismo la unidad está lejos de concretarse.

Coment� la nota