Con escaso marco de público, fue reinaugurado en el Cristo el cartel de siniestralidad de la Ruta 3

En sus discursos, los responsables de la convocatoria admitieron que esperaban otro acompañamiento para apuntalar el pedido de construcción de la autovía. El referente de los Autoconvocados se dirigió en persona al Intendente y le recordó por sus “promesas incumplidas”.

No fue lo numeroso que se esperaba, el marco de público para la concentración realizada ayer en torno del Cristo Redentor, a fin de reinaugurar el cartel de siniestralidad vial de la Ruta 3 e insistir con el pedido de construcción de la autovía para el tramo que va de San Miguel del Monte hasta el distrito de Azul.

Los escasos concurrentes fueron, básicamente, los responsables de la organización –Fundación CEDA-; de las entidades colaboradoras: Estrellas Amarillas y Vecinos Autoconvocados; representantes de los cuarteles de bomberos voluntarios de Rauch, Olavarría, Tapalqué y Las Flores; el diputado nacional Omar Duclós y los concejales Juan Sáenz y Claudio Molina del Frente Amplio UNEN. En cambio, no acudió ningún representante del Ejecutivo municipal, ni tampoco ediles del resto de las bancadas que componen el Legislativo local. En especial, Juan Crocco, principal referente de los Autonconvocados, lanzó sus críticas al Intendente Municipal por no haber concurrido a la concentración, que se llevó a cabo bajo temperaturas veraniegas.

 Una bendición y algo más

El Padre Kelly, más allá de la bendición del cartel de siniestralidad reinaugurado, tuvo palabras con alto compromiso respecto de la reclamada construcción de la autovía.

“Sabemos que aquellos que partieron se encuentran en tu presencia. A tu bondad de Padre nos encomendamos, especialmente a todos los fallecidos en accidentes de tránsito en la Ruta 3. Te pedimos que los accidentes ocurridos en la ruta 3 y que hoy recordamos no sean en vano. Te lo pedimos porque nos duele en el alma cada víctima que se suma a la ya numerosa. Que no tengamos que cambiar más el cartel para sumar más víctimas de la siniestralidad”, dijo el sacerdote. “Ayúdanos a comprometernos firmemente en el respeto de la vida y en el cumplimiento de las normas de tránsito y a tener caminos seguros, cuidados, señalizados y mantenidos. Te pedimos especialmente que podamos contar pronto con la deseada autovía que nos comunique de una manera segura con la Capital Federal y todas las localidades que se encuentran en el camino. Y que bendigas esta nueva actualización del cartel y que el agua bendita nos recuerde el bautismo donde Cristo nos salvó con su muerte y resurrección”, añadió.

Seguidamente, una de las personas que ofició de presentadora recordó la importancia que mantiene vigente el petitorio iniciado en 2011, por el cual se llevan recolectadas más de 50.000 firmas. También pidió mantener vivo el recuerdo de la confección inicial del cartel, en 2012, donde se remarcaron los kilómetros donde se producen el grueso de los siniestros, así como la cantidad de víctimas que estos hechos dejaron.

No es cuestión de números

Marcelo Lobrundo, en representación de la Fundación “Estrellas Amarillas”, advirtió que “la siniestralidad vial se lleva más víctimas que la delincuencia”. “Por la inseguridad fallece entre 1 y 2 personas cada 24 horas y, en siniestros viales, cada 24 mueren 30 personas en un promedio de 35 años a la fecha”, amplió.

Lobrundo afirmó que “falta precaución y concientización” de parte de algunos de los que utilizan las rutas, tras lo cual lamentó que “a las autoridades no les interesa construir una autovía o autopista”. Finalmente dijo, respecto del marco de público que tuvo la concentración, que “tendría que haber un poco más de gente acá de la que hay”.

Juan Crocco, representante de los Autoconvocados por la Autovía, también lamentó el escaso acompañamiento que la manifestación tuvo de parte de la sociedad azuleña en su conjunto, y cargó especialmente las tintas en la ausencia del doctor José Inza.

“Vemos de este gobierno nacional la desidia que tiene en lo que respecta a la seguridad vial. Desde que se creó el fondo de Fútbol para Todos a la fecha, se incrementó en un 110%. A eso se destinan 1.800 millones de pesos y es eso lo que tiene el costo del tramo de la autovía de Monte a Las Flores. Es lamentable que en la balanza se ponga lo que es un deporte, con lo que implica la seguridad de las personas que viajan por la ruta. Ojalá algún día consigamos la autovía, pero lamentablemente a los que ya no están no los podremos recuperar”, indicó Crocco.

El vecino inició el reparto de críticas con la operatividad que tiene la instalación de un puesto fijo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, frente a la sede de la Escuela Nº 27. “Por ahí se crean paliativos como un corredor seguro que, bien organizado, hubiera sido un buen instrumento para el mientras tanto se construya la autovía. Una vez más los políticos utilizan los anuncios para hacer las campañas sin importar que esto tenga porque vemos que el corredor seguro cubre el tramo de Las Flores-Olavarría, donde sabido es que desde Azul a Olavarría tiene un tramo de autopista hecha. La única infracción de tránsito que se puede cometer allí es el exceso de velocidad. Uno se pregunta si eso tiene un fin recaudatorio porque sabido es que el 80% de los accidentes ocurre en el país por choques frontales y, haciendo fotomultas por exceso de velocidad, no podemos solucionar el choque frontal”, definió Crocco, en un tiro por elevación a las gestiones que, para la instalación del citado puesto, tuvo el diputado provincial Mario Caputo.

Planteó una supuesta disputa “de poder” a partir del gesto que tiene haber instalado el puesto de la ANSV a escasos metros del Destacamento de Seguridad Vial (ex Caminera). “Llama poderosamente la atención porque sabido es que la mayor cantidad de accidentes entre Azul y Las Flores ocurre entre los kilómetros 282 y 270 de la Ruta 3. Hubiera estado bueno que este puesto se colocara en ese lugar y no se ve que en la ruta se hagan los controles de alcoholemia, ni operativos ‘sorpresa’ como se anunciaron. Uno cree que todo esto va agarrado de la política y no de la necesidad de la gente”, opinó.

 La gorra de José

“Quiero dedicarle un párrafo aparte al intendente municipal, el cual una vez más faltó a la cita. Sabemos que nunca participó de este tipo de eventos, que es un reclamo o un pedido genuino donde está involucrada toda la sociedad. La lógica indicaba que en este tipo de eventos, debía ser el primero en llegar a la cita; pero, lamentablemente, una vez más faltó”, dijo el referente de los Autoconvocados. “Tenemos para decirle –agregó- que hace unos dos años y medio, cuando empezamos con las primeras movilizaciones nos atendió en su despacho, le acercamos un pedido con 8 o 10 puntos que creíamos convenientes con el mientras tanto. Cuando salimos de la reunión teníamos la certeza que ese petitorio iba a quedar guardado en un cajón bajo siete llaves y no nos equivocamos”.

En su alocución, Crocco reclamó por distintas “promesas” que el jefe comunal habría hecho con el fin de reordenar el tránsito de la ciudad y en los accesos, con la construcción de lomos de burro, reductores o colectoras para evitar siniestros viales.

“En las últimas apariciones públicas lo pudimos ver llevando una gorrita negra en símbolo de cábala de lo que, se anunciaba, esta vez sí se iba a construir. Con el mayor de los respetos, señor Intendente: colóquese su gorrita negra, golpee todas las puertas que sean necesarias para que esta autovía deje de ser una utopía y se convierta en realidad”, finalizó.

 OTRO HOMENAJE, EL MISMO RECLAMO

A su turno, el presidente de la Fundación CEDA hizo un repaso a las condiciones por las que se transita en la carretera nacional, y del riesgo que conlleva para quienes usan la vía. “Transportamos por esta Ruta Nacional 3 la mayor carga de piedra/cemento/cereales/ganado y la más alta tecnología electrónica que se produce en el Sur. Los principales suministros pesados petroleros. En un ancho de 8 metros de banquina a banquina. Un camión y/o un colectivo que tiene 3 metros de ancho dejan un espacio libre de poco más de 50 centímetros libre de cada lado, siendo su sobrepaso por demás azaroso, habiendo crecido el tránsito más del 300% sobre esta cinta asfáltica de  de 80 años de uso”, expresó Ramón Noseda.

“También sabemos que el Estado recibe 4 mil millones de U$ por impuestos a los combustibles, equivalentes a 2 mil kilómetros de Autopistas por año. Toda esta inacción del Estado por décadas, ha hecho perder la razonabilidad de políticos y funcionarios dando por resultados esta mezcla de tristeza y bronca ante la desidia y la negligencia, que dan por resultados esto en un tramo de 254 kilómetros Monte-Azul. Durante el período enero del 2006 a octubre del 2014, se produjeron 163 Accidentes (87 % de ellos frontales) con 300 heridos y 106 fallecidos”, agregó.

El profesional recordó que, desde el 2010, la Fundación Ceda peticiona ante las autoridades nacionales, provinciales y municipales en el programa “Mejoremos la convivencia de los ciudadanos de Azul/Rutas Seguras y Confiables”. “En el marco de esa propuesta se realizó un PETITORIO CIUDADANO que logró la firma de, al día de hoy, de más de 50 mil firmas de ciudadanos de los Partidos de Azul-Olavarría-Las Flores–Rauch–Tandil, tras una esperanza, siendo un ejemplo del sentir ciudadano de ‘PETICIONAR ANTE LAS AUTORIDADES’, como lo indica nuestra Constitución Nacional”, señaló.

En el petitorio en cuestión, se solicitan tres acciones inmediatas: Construcción de una Autopista en la Ruta Nacional 3 tramo: Monte-Azul, de 254 kilómetros de extensión; mejoramiento acorde con las necesidades de intenso transito de la RP Nº 51 (tramo Azul –Saladillo) como alternativa de uso de emergencia de la 3, con adecuación de la RP Nº 81 (Las Flores-Saladillo); y tratamiento de la Ley PROMITT (referida al tratamiento integral de la problemática del transporte terrestre en Argentina) “demorada injustificadamente en la Cámara de Diputados de la Nación, aún con estado parlamentario, que prevé la contracción de 13.000  kilómetros de la Red Troncal Nacional, uniendo 23 provincias, estando en este momento en la Comisión de Obras Publicas”, acotó.

Noseda recalcó que el requerimiento fue entregado a la Presidente de la Nación Cristina Fernández en octubre de 2011 en Las Flores; al Gobernador de Buenos Aires en noviembre de 2011 en Azul; a los diputados nacionales azuleños Gloria Bidegain, Omar Duclós y Adrián Pérez; a los dirigentes José Ignacio de Mendiguren, Alberto Aseff, Martín Redrado, Guillermo Britos, Horacio Salaberry (CARBAP), Franco Cominotto, Mariano Grau, Gladys González, Sergio Massa y Facundo Moyano.

“Pido encarecidamente que los políticos no olviden sus ‘promesas de campaña’ y a la sociedad que evalúe permanentemente su accionar, para verificar su cumplimiento. Después de haber transcurrido un año 2013-14 sin hacer nada, hoy tenemos 25 nuevos accidentes, 39 heridos más y 10 muertos. La política no sirve, si no escucha los reclamos justificados de la sociedad. Hoy deberán tomar acciones para subsanar décadas de olvido, corrupción y negligencia del sistema vial argentino. Esta ruta 3, tramo Monte –Azul, colapsada por el tiempo es el mejor ejemplo: en 8 años 163 accidentes entre autos y camiones con 300 Heridos y 106 Fallecidos. Dios nuestro Señor, ilumine a la clase política argentina ha tomar al mas corto plazo la decisión adecuada”, concluyó.

Coment� la nota