Cristina acusó al juez Lijo y a la Corte por filtración de escuchas

Cristina acusó al juez Lijo y a la Corte por filtración de escuchas

Apuntan contra el hijo de un intendente de PRO

Tras la difusión de las escuchas telefónicas entre el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli y la ex presidenta Cristina Kirchner, los protagonitas salieron a defenderse. La ex presidenta acusó al juez Ariel Lijo de “organizar las escuchas” y a Juan Rodríguez Ponte, funcionario de la Corte Suprema a cargo de la captación de comunicaciones y secretario del magistrado, de filtrarlas, en una referencia al audio de una conversación entre la ex presidenta y el ex jefe de inteligencia Oscar Parrilli divulgado el lunes.

La ex mandataria, a través de la red social Twitter, dijo también que Rodríguez Ponte, director de Captación de Comunicaciones del Poder Judicial -órgano que se encarga de realizar las captación de comunicaciones con fines judiciales- también es hijo del intendente de la localidad de General Lavalle, José Rodríguez Ponte, de la coalición oficialista Cambiemos. “El hijo de un intendente PRO. No es un título de una película”, sostuvo la ex presidenta, quien prosiguió; “Es Juan Rodríguez Ponte, designado por la Corte como director ejecutivo a cargo de las escuchas. Además, como todo hace juego con todo, es el secretario del juez Lijo, el mismo que organizó las escuchas”.

Para Parrilli lo ocurrido “es un mensaje

cuasi mafioso a toda la oposición”

“El juez, el fiscal y La Corte. #watergateautoctono. La responsabilidad en las escuchas difundidas que nadie dice de donde salieron: ¿A quién le quieren hacer creer que no tienen nada que ver con el espionaje político y divulgación de las escuchas?” se preguntó la ex jefa de Estado.

“Las escuchas no se ordenaron para investigar nada, se usó esa causa para hacer espionaje político”, sentenció Fernández de Kirchner.

En diálogo con la prensa, Parrilli dijo que la difusión de escuchas “es un mensaje cuasi mafioso a toda la oposición” e insistió con que tiene similitudes con el “Watergate” de los Estados Unidos.

Además, anunció que pedirá explicaciones por la difusión de los audios al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, porque el mecanismo de escuchas se encuentra bajo la órbita del Máximo Tribunal. Ayer mismo, en un escueto comunicado, el alto tribunal negó tener responsabilidad alguna en la difisión de dicha escucha.

“De esto es responsable el presidente Macri, el ministro (de Justicia, Germán) Garavano, el señor (Gustavo) Arribas (actual titular de la AFI) y algunos fiscales”, indicó Parrilli.Por su parte, Carlos Beraldi, abogado de Cristina Fernández señaló que el audio era “material de carácter reservado” y quien lo haya filtrado cometió un delito.

Beraldi dijo que entendía que el registro de la conversación entre Parrilli y Cristina escapaba a la investigación por supuesto encubrimiento para facilitar la fuga del acusado por el triple crimen de General Rodríguez, Ibar Pérez Corradi, y que, por lo tanto, debió ser “destruida”.

Por el contenido de esos audios, el fiscal Marijuan realizó una denuncia penal para que se investigue si la ex presidenta incurrió en el presunto delito de “abuso de autoridad”.

Coment� la nota