Coronavirus en la Argentina: el Gobierno define con la ciudad y la provincia cómo será la "nueva fase" a partir del lunes

Coronavirus en la Argentina: el Gobierno define con la ciudad y la provincia cómo será la

El Gobierno discute los términos de la continuidad de la cuarentena con Kicillof y Rodríguez Larreta

En una batalla contrareloj para intentar detener la creciente ola de contagios por coronavirus , y en vísperas de una reunión clave en Olivos , en la tarde-noche del jueves, el presidente Alberto Fernández y los gobiernos porteño y bonaerense definen por estas horas los términos de la "nueva fase" del aislamiento en la zona metropolitana , que comenzará el lunes próximo. Las opciones, informan desde los tres gobiernos, están aún "abiertas", aunque se descuenta que habrá "malas noticias para la gente" en las próximas horas.

Hasta ahora, y más allá del acuerdo general en "endurecer la cuarentena" de las tres administraciones, es el gobernador bonaerense Axel Kicillof quien espera retornar "a fase 1" de cuarentena estricta, promoviendo el cierre de industrias y comercios ya abiertos en las últimas flexibilizaciones, y dejando solo en funcionamiento los comercios esenciales, como alimenticios y farmacias, además de una fuerte restricción en el transporte público interurbano. Con este mensaje, y a caballo de los más de 1300 casos de contagios reportados el martes en su distrito, Kicillof se reunió por la tarde y de manera virtual con intendentes de la primera y tercera sección electoral. "Cancelar el transporte público durante 15 días es una de las opciones que se están barajando y discutiendo", dijo ayer el ministro de Desarrollo bonaerense, Andrés Larroque , y blanqueó de ese modo la idea de Kicillof en relación al transporte.

Del otro lado de la general Paz y el Riachuelo, cerca de Horacio Rodríguez Larreta pretenden, no solo aplazar la decisión una semana -como anticipó LA NACION ayer- sino sostener algunos "avances", como las salidas recreativas para niños, las autorizaciones para correr en horario nocturno. "Tenemos que restringir mucho la movilidad. Pero entendiendo las recomendaciones de los pediatras y los médicos sería recomendable mantener las salidas saludables de los chicos. Y sería bueno si podemos mantener algunos de los comercios de cercanía también", afirmaron desde el edificio gubernamental de Parque Patricios. Desde el gobierno porteño aseguran que la propuesta que se presentará finalmente como continuidad del aslamiento "será una construcción conjunta", y se amparan en el promedio de 750 casos diarios que se vienen reportando en los últimos días.

Entre porteños y bonaerenses, desde el ministerio de Salud hablan de una "nueva fase", con un "nombre nuevo", que no sería tan estricta como la 1 y sería más cercana a la fase 2, denominada de aislamiento administrativo, que contempla algunas autorizaciones adicionales a las originales, una movilidad de hasta el 25 por ciento del total (hoy es del 50 por ciento en el AMBA, como parte de la fase 3), y un tiempo de duplicación de casos de entre 5 a 15 días. "Aún no estamos ni cerca de ese número", descartan en el Ministerio de Salud.

Transporte : hay consenso en que restringirá la circulación entre jurisdicciones. Desde la provincia proponen suspender la mayoría de los servicios de transporte público.Bancos : un retorno a la fase 1 llevaría consigo su cierre por 15 días.Comercios e industrias : las propuestas más restrictivas proponen dejar únicamente los comercios de alimentos y farmacias, y volver a cerrar los que fueron autorizados posteriormente.Salidas recreativas : la ciudad propone sostenerlas, aunque sea de forma restringida, tanto para niños como para trote a contra turno.

El gran interrogante parece ser, a estas horas, la forma de comunicar las nuevas restricciones para conseguir adhesión de la ciudadanía, luego de 100 días de cuarentena. Desde una intendencia peronista y otra de Cambiemos, ambas en el conurbano bonaerense , coincidieron en la limitación objetiva a la hora de "aplicar la fuerza pública" para la "cuarentena estricta" de 15 días que propone Kicillof, y que funcionarios como su ministro de Seguridad, Sergio Berni , quieren hacer "más estricta" aún, incluso con la suspensión del transporte público.

"No podemos meter presa a la gente que no quiere cumplir, o al dueño de una bicicletería que tiene abierto", estimó el jefe comunal opositor. "Somos autoridad de aplicación del decreto que termine saliendo, lo tendremos que cumplir", se resignó un intendente oficialista ante la perspectiva de nuevos cierres de industrias y comercios. En lo que hace al transporte, el jefe de gabinete Santiago Cafiero y su par porteño Felipe Miguel avanzaron ayer en el análisis de un sistema alternativo y eficiente para la concesión de permisos de circulación.

Las incógnitas quedarán saldadas, según coinciden las fuentes, en la reunión cumbre entre Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof en Olivos, aunque el decreto podría finalmente ver la luz el viernes o el sábado, antes del fin de la prórroga por tres semanas establecida el 7 de junio.

Comentá la nota